miércoles, 1 de mayo de 2013

DIPLOCAT, presenta su campaña contra la “Marca España”


El consejero de la Presidencia y portavoz de la Generalidad, Francesc Homs, acompañado por Roger Albinyana (izquierda) y por Albert Royo, el pasado 14 de febrero, durante la presentación de este último como responsable de la ‘diplomacia’ de la Generalidad (foto: gencat.cat).

Diplocat es un consorcio controlado por Generalitat de Cataluña del que también forman parte los ayuntamientos de las cuatro provincias catalanas, las diputaciones provinciales, y diversas asociaciones y entidades públicas y privadas, tales como la Asociación Catalana de Municipios, la Federación de Municipios de Cataluña, universidades, escuelas de negocios (ESADE, IESE, EADA y BGSE), patronales, y cámaras de comercio, entre otras. que tiene por objetivo ‘desarrollar una estrategia de diplomacia pública y contribuir al conocimiento y reconocimiento exterior’ de Cataluña. 

Esta organización es controlada por Francesc Homs consejero de exterior y portavoz de la Generalitat Catalana. Diplocat  que está especialmente centrado en hacer llegar sus mensajes a ‘la sociedad civil internacional y, concretamente, la opinión pública internacional‘.que está especialmente centrado en hacer llegar sus mensajes a ‘la sociedad civil internacional y, concretamente, la opinión pública internacional‘.

Ha presentado el argumentario destinado a todas las “embajadas” catalanas por todo el mundo, (un total de 44) basándose en basándose en seis ejes fundamentales: ‘El modelo español de descentralización ha fracasado’; ‘La solidaridad ha sido sustituida por la injusticia’; ‘España ha decidido no convertirse en una sociedad multicultural’; ‘La Constitución española ya no pertenece a todos’; ‘Cataluña ha propuesto soluciones, pero España no quiere debatirlas’; y ‘El movimiento de autodeterminación’. Con ello la Generalidad trata de trasladar al mundo una imagen de España caótica, injusta, intolerante y recentralizadora

Un argumentario de Diplocat -organismo encargado de influir en la opinión pública internacional- pretende difundir el proyecto secesionista de Mas basándose en seis ejes fundamentales:


  • ‘El modelo español de descentralización ha fracasado’; 
  • ‘La solidaridad ha sido sustituida por la injusticia’; 
  • ‘España ha decidido no convertirse en una sociedad multicultural’; 
  • ‘La Constitución española ya no pertenece a todos’; 
  • ‘Cataluña ha propuesto soluciones, pero España no quiere debatirlas’; 
  • ‘El movimiento de autodeterminación’. 

Describe a España como un país caótico, intolerante, uniformizador y recentralizador que rechaza el multiculturalismo y que maltrata económicamente a Cataluña. Así define la Generalidad a España en un argumentario que el Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (más conocido como DIPLOCAT) ha hecho llegar los últimos días a las entidades con las que colabora, para que lo difundan por todo el mundo.

Dirigido por Albert Royo, Diplocat es un organismo dependiente de la Consejería de la Presidencia de la Generalidad que tiene por objetivo ‘desarrollar una estrategia de diplomacia pública y contribuir al conocimiento y reconocimiento exterior’ de Cataluña, y que está especialmente centrado en hacer llegar sus mensajes a ‘la sociedad civil internacional y, concretamente, la opinión pública internacional‘. Todo ello controlado por la Generalidad.

El consejero de la Presidencia y portavoz de la Generalidad, Francesc Homs (CiU), ha apuntado recientemente que la misión de Diplocat es “construir una diplomacia catalana del siglo XXI para reforzar la presencia de Cataluña en el mundo”.

Internacionalizar el proyecto secesionista de Artur Mas

A lo largo de seis páginas, el documento trata de explicar ‘por qué los catalanes quieren celebrar un referendo sobre su futuro’, algo que se enmarca en lo que califica como ‘proceso de autodeterminación en Cataluña’. De momento, está disponible en inglés, francés y alemán.

El relato trazado en el informe no puede ser más desolador, como recogen los títulos de los seis puntos en los que se divide el documento: ‘El modelo español de descentralización ha fracasado’; ‘La solidaridad ha sido sustituida por la injusticia’; ‘España ha decidido no convertirse en una sociedad multicultural’; ‘La Constitución española ya no pertenece a todos’; ‘Cataluña ha propuesto soluciones, pero España no quiere debatirlas’; y ‘El movimiento de autodeterminación’.

‘Retener a Cataluña en contra de la voluntad de su gente’

El documento empieza apuntando que el movimiento independentista catalán “lleva en su ‘corazón’ un ‘espíritu de optimismo, tolerancia y modernización’. Un movimiento que habría surgido debido a que ‘España está siendo recentralizada y el multiculturalismo ha sido rechazado”, tras años de un proceso de descentralización que ‘siempre ha sido poco entusiasta, caótico e inefectivo’. Y añade:
‘Esto ha producido un gran cambio en la opinión pública en Cataluña. Mucha gente ya no reconoce a España como el país tolerante e inclusivo que esperaban que sería construido después de Franco. Quieren celebrar un referendo para poder elegir su futuro libre, pacífica y democráticamente’.
Según Diplocat, ‘la opinión pública en [el resto de] España parece apoyar launiformidad y la centralización‘. Además, la exigencia de los partidos nacionalistas de celebrar un referendo secesionista ‘significa que España debe elegir entre mantener su nuevos valores democráticos y retener a Cataluña en contra de la voluntad de su gente’.

Déficit fiscal y Disposición Adicional Tercera
El argumentario señala que el proceso de descentralización realizado en España a lo largo de los últimos 35 años estaba ‘destinado a hacer frente a la situación de ciertos territorios, especialmente Cataluña y el País Vasco’, pero considera que finalmente ha sido ‘caótico’ e ‘impracticable’, y ha estado lleno de ‘invasiones’ competenciales, ‘ineficiencias’ y ‘reticencias’ por parte del Gobierno. Unas ineficiencias que ‘están siendo utilizadas por el Gobierno para justificar la recentralización’.

También critica una excesiva ‘solidaridad’ interterritorial: ‘El problema es que Cataluña paga tanto a las regiones más pobres de España que su propio sistema educativo y de bienestar, además de las carreteras y los ferrocarriles, son significativamente peores que los de las regiones a las que ayuda’. Y considera que las políticas de infraestructuras ‘han sido dictadas por intereses políticos, más que por prioridades económicas’.

Carga contra el ‘déficit fiscal’ de Cataluña, que sitúa en el 8,7% del PIB ‘cada año’, sin indicar que únicamente se trata del resultado de uno de los cuatro métodos mas habituales para calcularlo, concretamente, el más favorable a los intereses de los nacionalistas.

Y asegura que el Estatuto de 2006 ‘garantiza un nivel mínimo de inversión del Estado en Cataluña’, en referencia a la Disposición Adicional Tercera, lo que ‘ha sido ignorado por los sucesivos gobiernos’, a pesar de que no es cierto, puesto que el Tribunal Constitucional desactivó dicha disposición.

¿Educación solo en español?

‘Muchos políticos españoles, de partidos de izquierda y derecha, consideran que las diferencias entre Cataluña y el resto de España no son una parte de una rica herencia cultural, sino una amenaza a la unidad nacional‘, continúa el documento.

Y pone como ejemplo los ‘comentarios incendiarios sobre Cataluña que se han convertido en habituales entre los políticos españoles’, tales como las palabras del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, cuando habló de "españolizar las escuelas catalanas" 

En este sentido, Diplocat señala que ‘frecuentemente el uso del catalán se ve como un ataque a la españolidad’ y que ‘la prensa y los políticos españoles falsean sistemáticamente la realidad, presentando el sistema educativo catalán como segregador y antiespañol’.

Más sorprendente, si cabe, es la afirmación del argumentario en el sentido de que la prensa y los políticos ‘están utilizando la Constitución y los tribunales para crear un derecho [de los niños] a ser educados solo en español’. Especialmente, cuando en realidad todas las peticiones de los padres implicados y todas las sentencias en este ámbito hablan de educación bilingüe (en castellano y catalán) pero nunca en una sola lengua. 

‘Reemplazar una decisión democrática’ desde los tribunales

El informe denuncia una supuesta ‘muy restrictiva visión de la descentralización y del multiculturalismo’ y el uso de la Constitución ‘para imponer restricciones‘ a los catalanes, ‘contra quienes regularmente es utilizada’. Por ejemplo, cuando no se permite hacer un referendo secesionista.

‘Los tribunales españoles creen que solo hay una interpretación correcta de la Constitución y que están mucho más preparados para reemplazar una decisión democrática’, continúa el informe de Diplocat, en referencia a la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 sobre el Estatuto.

Según el argumentario, que atribuye todas estas explicaciones a una ‘perspectiva catalana’, el Gobierno autonómico siembre ha intentado ‘conseguir acuerdos’ y ‘proponer soluciones para mejorar la calidad de la descentralización’, lo que se demostraría con el Estatuto vigente. Del proceso de redacción del Estatuto destaca que ‘se organizaron boicots contra los productos catalanes; los obispos tomaron partido; y se arrestó a un comandante del Ejército por recomendar una intervención militar’. ’Muchos catalanes creen ahora que no es posible negociar con España, porque España no quiere negociar’, añade.

Manifestaciones independentistas con asistencias millonarias

Por último, el documento define el ‘movimiento para la autodeterminación’ como ‘un movimiento pacífico, extenso y social que no depende de partidos políticos‘. Y explica que ha habido dos grandes manifestaciones independentistas recientemente, una en 2010 (a la que asegura que asistió un millón de personas) y otra en 2012 (de la que dice que movilizó a 1.5 millones de personas)  

Diplocat hace referencia alos referendos secesionistas municipales llevados a cabo entre 2009 y 2011. Lamenta que los medios españoles dieran más importancia al retroceso de CiU en las últimas elecciones autonómicas que al hecho de que los partidos favorables a una consulta independentista obtuvieran el 74% de los votos. Y señala que una resolución aprobada en marzo pasado por el Parlamento autonómico para negociar un referendo con el Gobierno obtuvo el apoyo del 77% de los diputados autonómicos.

Además, destaca que, según una encuesta del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalidad de febrero pasado, el 54,7% de los entrevistados votaría a favor de la independencia de Cataluña, frente a un 20,7% que se posicionaría en contra.

Homs defiende la rigurosidad del informe

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo de este martes, Homs ha defendido el contenido de este informe. “En el mundo, al menos en el mundo occidental y de valores democráticos, explicar la verdad nunca se te puede volver en contra tuyo. La transparencia es un valor. Disimular todo lo que hay y lo que pasa, al menos desde nuestro punto de vista, no es aconsejable”, ha señalado.

Según el portavoz autonómico, el argumentario de Diplocat es “una versión bastante acreditada” de la realidad, porque decir otra cosa sería “presentar a España como lo que no es”. “Como dice el refrán, se atrapa antes a un mentiroso que a un cojo”, ha insistido.

En su opinión, todo lo que recoge el documento “es una verdad que se puede contrastar con números y datos objetivos”, y esta es “una buena forma de ir por el mundo”. “La mala forma de ir por el mundo es cuando se hacen operaciones de venta de realidades que después rascas y detrás no hay nada”, ha sentenciado.

El próximo 7 de junio, Diplocat tiene previsto celebrar en París una jornada para ‘explicar a la comunidad internacional el proceso político que se inició el pasado 11 de septiembre en Cataluña y que ha de conducir a la celebración de una consulta a la ciudadanía sobre la necesidad de disponer de un Estado propio’, según reza la convocatoria. Entre los participantes destaca la presencia de la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals.

Mariano Rajoy, tanto empeño de hablar  por el extranjero sobre la marca "España" debería tener en cuenta las MENTIRAS de esta campaña contra España desde la propia Generalitat de Catalunya que es incapaz de administrarse, estructurar un presupuesto a la que se le han adelantado cerca de 10.000 millones para que no quiebre cuando está dedicando estos recursos provenientes de los impuestos de TODOS los españoles, no solo para hacer campaña para su hipotética "independencia" sino para hacer una auténtica campaña de difamación que dedería ser puesta en conocimiento de los tribunales, aparte de intervenirla ya de una vez, por despilfarro y traición. 

La Voz de Barcelona

11 comentarios:

  1. Ego

    El separatismo es así, construyen su proyecto a partir del desprecio y el victimismo que es también una forma de desprecio.

    ResponderEliminar
  2. Felix Hurtado

    Ya hace muchos años que esta gentuza de politicos catalanes nacionalistas hace lo mismo ahora quiza con mayor obstinacion. Recuerdo una charla que dio Antonio Robles cuando estaba en Ciutadans que viajaba con algunos diputados en comisiones especificas al extranjero y todos los que eran de CiU/ERC/IC etc en las reuniones con otros grupos parlamentarios del extranjero se dedicaban mas a hablar mal de España que a trabajar por el pasi. Recuerdo que Antonio Robles ls explicaba a estos parlamentarios del extranjero todo lo contrario para poner los puntos sobre las ies, recuerdo tambien en esa charla que en una comision con diputados rusos y en donde estaba el de Ciutadans, estos ademas de no creerse nada de lo que decian los de CiU les pusieron a caldo por incompetentes. En fin da miedo ver lo que hacen estos politicos catalanistas en sus viajes con gastos que ademas pagamos con nuestro bolsillo y se dedican a crear conflicto en vez de crear riqueza para el pais España y Cataluña. Yo les inhabilitaba de por vida y con una fuerte sancion economica por hacer estas cosas. En cuanto a Rajoy estamos apañados si este inutil pensamos va a defender la legalidad vigente, otro que tal.

    ResponderEliminar
  3. Cómo?

    Un país caótico, intolerante, uniformizador, que rechaza el multiculturalismo y que maltrata económicamente a la población.

    Una definición perfecta de la Catalunya nación que pretenden estos separatas.

    ResponderEliminar
  4. Juan Penalva

    solo tenemos que ver la foto, para tener una opinión de esta gentuza, política. A ver donde se meten cuando suene la corneta, porque al final sonara.,
    no se puede consentir por mas tiempo tener entre los españoles de bien, tanta gentuza destructora. en política no todo vale. y por supuesto estas posturas destructiva. tienen que ser parada de grado o por la fuerza. España lo necesita.

    ResponderEliminar
  5. barreiro

    Yo, opino igual de los separatistas, lo mínimo que tenemos que pedirle a cualquier gobierno español que no subvencionen a los renegados, para que nos ridiculicen a todos los españoles.

    ResponderEliminar
  6. Ernesto

    La mentira y manipulación les ha dado buen resultado en Cataluña pero Europa ya les ha dado la espalda, EE.UU. otro tanto. ¿Irán a África? ¿A Asia? ¿Oceanía?
    Hagan lo que hagan se gastarán un dinero que no tienen, que nos falta, que necesitamos y sin el que no podemos pasar. ¿Y todo para qué?
    Lo del seny català es solo una leyenda urbana…

    ResponderEliminar
  7. Román Paniagua

    Bon cop de falç! Que tremoli l’enemic!, cantan los nacionalistas identitarios. Ya lo definió en 1894 Prat de la Riba, padre del Nacionalismo, en su Compendi de la Doctrina Catalanista: “El enemigo de Cataluña que desnaturaliza su carácter es el Estado Español”. En aquel tiempo Sabino Arana decía: “Tanto nosotros podemos esperar más de cerca nuestro triunfo, cuanto España se encuentre más postrada y arruinada”.
    No debe extrañar, pues que en 2011 López Tena manifestase en TV3 que “quería hacer política independentista, reventar España desde dentro y hacer daño a los intereses españoles”.
    El 2013 CiU y ERC están en lo mismo. El Nacionalismo catalán es enemigo del Estado Español y hará todo lo posible para destruirlo. Quiere todo el poder y no le importa hundir a los ciudadanos de la Cataluña real en la bancarrota.
    Da la impresión de que Rajoy y PP tiemblan. Los que de verdad le plantan cara son Rivera y CIUDADANOS.

    ResponderEliminar
  8. Antonio Manuel Garcia Aguado

    Que pocos cojones tenemos cuando esta gentuza sigue paseandose tan panchos y libres

    ResponderEliminar
  9. José Ramírez M

    Como los socialistas con la marca "E".

    ResponderEliminar
  10. Santiago Nuevo

    como nadie les hace frente,suma y sigue..

    ResponderEliminar
  11. Per qué cara tan dura tienen,lo explican todo al revés.Decir que en Cataluña tenemos malas infraestructuras por culpa de la solidaridad...Quizá si se gastara el dinero en una buena red de cercanías y no en AVES innecesarios...

    ResponderEliminar