martes, 14 de mayo de 2013

Contrato único… y muchas cosas más


El Comisario Europeo de Empleo, László Ándor, ha afirmado este lunes que la reforma laboral puesta en marcha en España es insuficiente y ha sugerido que se podría ir más allá en materia de contratación, con la creación de un "contrato único abierto". 

Teóricamente, el mercado laboral español tiene sólo 6-7 "modalidades", pero en la práctica, sumando excepciones, incentivos, bonificaciones, etc. cada empresario tiene delante de sí hasta 80 formas diferentes de contratación. Mariano Rajoy ya ha dicho que su reforma laboral funciona bien y no necesita modificaciones. 

Mientras este año hemos sumado un nuevo millón de parados…Mariano Rajoy está muy satisfecho..

Mariano Rajoy se ha quedado dormido en las reformas que en algún momento creyó imprescindibles. De tal manera que parece que va a ser imposible llegar a superar el circulo endemoniado de nuestra economía. En su ánimo ha causado mella las protestas continuas protestas de la calle cansada de que siempre le toque pagar al ciudadano ya que se ha limitado limite a recortes de derechos, servicios y subidas de impuestos, cuando lo que tenia que haber hecho desde el minuto uno las reformas estructurales con el fin de acomodar la economía de nuestro país al cambio económico en todo el mundo.

España tiene un grave problema con el déficit público. Esto no es ninguna novedad, pero no está de más recordar que en los últimos cuatro años, las administraciones públicas gastaron más de 100,000 millones de euros más de lo que ingresaron. Normalmente, la cifra se da en porcentaje del PIB (en este caso, alrededor del 10% de 2009 a 2012), pero quizás sea engañoso hacerlo así. Teniendo en cuenta que los ingresos han estado alrededor de los 350.000 millones (dependiendo de cada ejercicio), lo que aparece es una situación en la que los políticos nacionales tenían un descuadre negativo de alrededor del 30%. Por cada año que se tarde en cuadrar este tema que ahora solo puede realizarse vía gastos estructurales, serán otros cinco de sacrificios. Luego viene presumiendo por haber obtenido una prórroga para nivelar el déficit. Y no para de hacer concesiones a las autonomías, especialmente… a Artur Mas que nos insulta y quiere irse de España.


Cualquier empresa con estas cifras, estaría ya en quiebra. De hecho, si España no ha llegado a esa situación, como sí ha hecho Grecia, es entre otras cosas por el apoyo del BCE y la UE, tanto explícito en forma de rescate como a través de comprar de bonos e instrumentos similares. Es lógico, por lo tanto, que nuestros socios comunitarios quieran recuperar su dinero o no perder el que han comprometido en los diferentes fondos de ayuda.

“Se ha salvado el país”, dijo Rajoy el otro día. No....Los que se han salvado (de momento) son la casta política y sus dos millones de enchufados. Por eso desde todas partes siguen insistiendo que ajusten sus gastos e ingresos. Esto no es una cuestión ideológica. Es, simplemente, una exigencia de nuestros acreedores (o avalistas, como cada uno prefiera). Eso sí, para equilibrar las cuentas el Gobierno tiene tres opciones muy diferentes, en forma y fondo:

· Reducir el gasto 


· Aumentar los ingresos con subidas de impuestos

· Aumentar los ingresos vía más actividad económica (es decir, con reformas)


Ante esta situación, no son pocos los que, desde el sur de Europa, acusan a Alemania de imponer un "austericidio": es decir, un ritmo de ajustes excesivamente rápido, que está provocando un agravamiento de la crisis. Lo que mosquea en la UE y en la sede del Gobierno alemán es la actitud de sus vecinos del sur respecto a las reformas. En Berlín, se cree que cuando se pide más tiempo para reducir el déficit no es sólo porque se piense que es complicado alcanzar el equilibrio presupuestario. Esto sería sólo una excusa para no hacer lo que se tiene que hacer. Según esta visión, los países del sur de Europa se niegan a hacer reformas para ganar competitividad. Y lo que buscan con los sucesivos retrasos en el déficit es ganar tiempo, hasta que la recuperación económica a nivel mundial tire de ellos.
Por ejemplo esto es lo que Alfredo Pérez Rubalcaba ha estado repitiendo en todas sus comparecencias públicas de las últimas semanas. Y Mariano Rajoy, de forma menos directa, también ha insinuado que le gustaría tener más margen de maniobra. ¿Maniobra para que? ¿para que sigamos igual… sin trabajo para los ciudadanos, ni crédito para los emprendedores y con una costra política-administrativa que siga paralizando y encareciendo cualquier iniciativa?

Casi un año y medio después de que Rajoy llegase a La Moncloa, existe una coincidencia casi general en que queda mucho trabajo por hacer. En los últimos meses han sido numerosas las voces que han exigido reformas. ¿Qué reformas? Las que Mariano Rajoy se resiste a  llevar a cabo con celeridad.

Las reformas pendientes

En este punto, la pregunta es qué reformas hay que hacer. De hecho, el Gobierno asegura que ya están en marcha las más importantes. Para sus portavoces, todas son estructurales. Pero todo esto no es del todo cierto.

Fiscal: más allá de si subir o bajar impuestos, los expertos coinciden en que hay que reformar el sistema fiscal, simplificando los tributos, eliminando deducciones y bajando los tipos. El Gobierno, por ahora, se ha quedado sólo con lo de las deducciones, y ha mantenido el resto sin tocar. Esto se traduce en una subida efectiva de impuestos, que se une a los incrementos en IVA o IRPF aprobados en el último año.

Laboral: Hay tres aspectos del mercado laboral sobre los que hay casi unanimidad: dualidad, subsidio de desempleo y formación de los parados. La propuesta más conocida es la del contrato único lo que reclaman insistentemente desde Bruselas. En lo que hace referencia a los parados, cambiar el subsidio para incentivar la búsqueda de empleo y hacer cursos útiles (eliminando el cuasi-monopolio de sindicatos y patronal).

Administración y gasto público: Debería realizarse esta reforma con urgencia. Quizás el análisis del BBVA conocido esta semana sea el más claro en esta cuestión, aunque se parece mucho al resto se vienen publicando. Lo que piden sus autores es que la reducción de gasto no llegue tanto con recorte de partidas (que también) sino sobre todo va través de "reformas que van con retraso como el Proyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local o de las que no se conocen los detalles (Reforma de las Administraciones Públicas)". La UE ha sido constante en sus peticiones para que España pode su elefantiásico sector público empresarial. Algo se ha hecho, pero aún estamos lejos de las exigencias de Bruselas.

Competitividad: En este apartado es en el que el Gobierno saca mejor nota en los informes internacionales. La Ley de Unidad de Mercado, de Emprendedores o de Libertad de Horarios Comerciales que deberían ayudar a las empresas españolas.
La reforma de la Educación: es esencial, para acomodar los medios y personal existentes y dirigirlos hacia la formación laboral, la auto-empresa o a cubrir las necesidades reales de las empresas, toda vez que a causa de la crisis van a pasar bastantes años sin convocatorias oposiciones a la Administración Pública.

La reforma energética: Los productos que salen de nuestra industria tiene el coste añadido de la energía más cara de Europa con quienes tenemos que competir, dejar de invertir en eólicas, solares y zarandajas subvencionadas y utilizar aquella energía que puede resultar más barata. Para lograr exportar no hay más remedio que ir bajando salarios…

Si a todo ello se une una reforma en profundidad y la dotación de medios imprescindible para que la Justicia y que desaparezcan las inmensas simas de inmunidades de los políticos que se tranforman en corrupción generalizada y que los jueces tramiten los litigios con rapidez y dejen de hacer política bajo su toga, tendríamos todo un cuadro de reformas imprescindible con las que podríamos empezar a despegar.

7 comentarios:

  1. Manuel Miguez Corbal

    sabrá Rajoy si es Gallego?

    ResponderEliminar
  2. Manuel Miguez Corbal

    que cobren él autonomo o el seguro de hasta 25 años y mayores de 50 a 50€ ya veréis como la gente abre negocios y contrata gente , sino es imposible y lo digo yo que soy un burro, aggggg

    ResponderEliminar
  3. Omar Bsb

    Ya les dijo que no la va a cambiar, este hombre le presione quien le presione, si una cosa la tiene metida en la cabeza no la va a cambiar.
    no sé, si insiste tanto en que su reforma laboral es buena será por algo

    ResponderEliminar
  4. Enrique Artacho Trillo-figueroa ·

    La UE (Frau Merkel) quiere devaluar la economia española mediante los salarios, mientras seguimos pagando más y más impuestos. Esto es que lo ha dicho públicamente Sr. Rajoy !! .Y ahora facilita conceder la nacionalidad alemana para personal cualificado , jugada maestra!!. En 4 años España será como Polonia, salarios bajos, con menos derechos y un sistema sanitario de 2a. Eso sí los políticos españoles & Co seguirán siendo la clase privilegiada.

    ResponderEliminar
  5. Jose Antonio Palacios Sanchez

    Tienes toda la razón en todo . Pero aparte de lo que no quieren hacer ( EL GOBIERNO ) Quitar todas las empresas publicas ( donde están metidos todos los amiguetes de los gobiernos ), quitar subvenciones , a patronal ,sindicatos y partidos políticos . Quitar las diputaciones y el senado y hacer una reforma fiscal dotándola de todos los medios posibles para combatir el fraude fiscal y el que mas tiene pague mas , luchar y si es posible terminar con los paraísos fiscales , son cosas primordiales . ( Pero como son prebendas de ellos , no las tocan ) y luego son las autonomías, la que no cumpla que la intervengan . Penar mucho mas la corrupción y embargar todos los bienes de los corruptos y penar con cárcel , a los que han hundido las cajas de ahorros ,con la devolución de sus ceses millonarios por hundirlas . Pero todo esto es en contra de los políticos , los que nos han metido en esto y los cuales ni quieren perder prebendas ni privilegios .

    ResponderEliminar
  6. Perolo Perez ·

    ¿Por qué no se emplea en España? Fácil, porque NO resulta rentable. Cuando la empresa no produce no puede contratar, esto es evidente, pero es que existen muchas empresas (y sé bien lo que digo) que necesitarían más mano de obra pero no están dispuestas a asumir los elevados costes de la contratación (pagos IRPF, indemnizaciones...) Muchas empresas están prefiriendo no aumentar la producción, ¡¡¡atención a lo que escribo!!!, porque tienen MIEDO de tener que contratar en España con las duras e inflexibles condiciones que exigen los sindicatos y, por lo visto, la casta del PPSOE en bloque. ¡Así nos va! Disfruten de la partitocracia.

    ResponderEliminar
  7. Jon Salvador Pi

    El PP, de la manita de los Sindicatos Comunistas Españoles, y en contra de las recomendaciones que nos dan países europeos que tienen un paro del 6%. Y yo que pensaba que bastante desgracia tuvimos ya con ZP, y resulta que nos cae un Rajoy que está a su par.

    ResponderEliminar