martes, 17 de julio de 2012

“Sa nina”



La figura política más influyente de las Islas Baleares en las últimas dos décadas ha sido finalmente condenada por corrupción. Maria Antònia Munar, la histórica presidenta de Mallorca durante 12 años ininterrumpidos y líder del partido bisagra Unió Mallorquina que durante cuatro legislaturas puso y quitó presidentes autonómicos a su antojo gracias al mercadeo de su minoritaria cuota de votos, es castigada ahora con cinco años y medio de prisión y con una pena de inhabilitación absoluta de nueve años y seis meses. 

La lectura de la sentencia es demoledora porque describe como Munar entregó un sobre de 300.000 euros a Miquel Nadal para comprar la mayoría de Video U una productora que luego otorgó de forma fraudulenta subvenciones millonarias desde la entidad que ella presidia. 


Con una "Justicia" tan asquerosamente politizada no me extraña que los palos más grandes, proporcionalmente hablando, se lo lleven los partidos más pequeños. Probablemente y después de recurrir no llegará a pisar cárcel y podrá rehacer su vida enriquecida con todo lo amasado. Y hasta puede que desempeñe cargo público dentro de unos años. Este es el prototipo del político corrupto que anida en el territorio nacional. ¿Quién será el próximo de la banda de "presuntos delincuentes aforados"?. ¿Figura en la sentencia la devolución del dinero afanado?

Sin inhabilitación perpetúa y sin tener que devolver nada de lo apropiado ilícitamente, nunca se va a terminar con estos ladrones de guante blanco paridos dentro de la casta política. De ahí, la sonrisa que esgrimen estos sinvergüenzas ante el pueblo que ellos han hundido en la miseria.

Estos políticos son como la espuma de la cerveza. Siempre están encima, a pesar de ser, como todos los demás, también cerveza. Me da vergüenza que, como español, me puedan identificar con esta gentuza inmunda, despreciable, falsa y depravada. En muchos sitios, fuera de España, decir que eres español es sinónimo, a los ojos de muchas personas, de corrupto, ladrón y persona que no merece confianza. 

8 comentarios:

  1. Çarmelo Bethencourt Reyes

    JODER UN PADRE DE FAMILIA POR ROBAR TRES EUROS HACE 15 AÑOS LE CONDENA HOY A DIES AÑO DE PRISION Y A ESTA LADRONA ASQUEROSA LE PONEN SEIS AÑOS POR ROBAR EN LAS ARCAS PUBLICAS MILLONES BALLA MIERDA DE JUSTICIA QUE VAJE DIOS Y LO VEA

    ResponderEliminar
  2. Santiago Nuevo

    Mientras no devuelvan el dinero,da igual que le pongan 5,10,0 15 años...

    ResponderEliminar
  3. Antonio Barriga

    Lo mas lamentable, es que dentro de la casta politica hay mas de esta que de la buena, y la justicia le sigue facilitando los huecos por donde escurrirse, son dos sectores en lo que debemos pensar muy seamente como reformarlo la justicia y la politica, lo que esta claro que ninguna de las dos funciona como seria de desear

    ResponderEliminar
  4. Julio Gallego

    Lo malo es que hay mas como esta en la en la política Mallorquina y esta sentencia afianza muchas empresas creadas a la sombra del poder con contratos millonarios de tiempo indefinido. Ya quisiéramos muchos de los inocentes ciudadanos el mismo trato si se pudiera extender a todos no habría pobres en España. Aún sin ir a la cárcel que dudo que vaya ya tiene miles de millones y beneficios para vivir sin dar golpe muchas generaciones a costa de los ciudadanos, por mal que lo administren. “más de lo mismo manipulación y llevarse la pasta con un simple lavado de cara de algún político” el pueblo paga.

    ResponderEliminar
  5. M Pilar Fernández Méndez

    Veremos sinó va a la carcel.

    ResponderEliminar
  6. Santiago Nuevo

    aunque asi fuera han sido 5 años,alguien cree que cumplira siquiera uno...que esto es España,no confundirse

    ResponderEliminar
  7. M Pilar Fernández Méndez

    Yo espero que si la condena pasa de 2 años y si hay apelación y el Tribunal ratifica al sentencia, va ala cárcel.

    ResponderEliminar
  8. Rosa Maria Vincent Badal

    Otro caso mas de gran injusticia. Sentencias que no se an a cumplir, inhabilitaciones mínimas por algo tremendo y sin sentido, dinero que no se ha de devolver y estos a seguir viviendo tan ricamente. Una vez u otra tendremos que decir basta y salir a la calle. No vamos a poder seguir siendo los que soportamos toda la carga del país mientras otros roben o maten siempre se salgan sin ningún daño.

    ResponderEliminar