miércoles, 25 de julio de 2012

El rescate de Cataluña




Andreu Mas-Colell ha tenido que ir a Londres para hacer la declaración de su carrera política y la más importante para Cataluña de los últimos tiempos, a través de la televisión estatal británica con la solicitud de acogerse al "fondo de liquidez para las comunidades autónomas" (lo que se dice un rescate) antes hecha pública por Valencia y Murcia, donde se reclama la inclusión de Cataluña en el selecto grupo de comunidades quebradas para que el litoral mediterráneo quede completamente cubierto por la manta financiera estatal. Al parecer, el departamento de producción de TVE3 con sus ocho canales autonómicos no ha podido encontrar un hueco para ponerlo a la disposición de la Generalidad para tal noticia.

Con la deuda más alta de todas autonomías, 42.000  millones de euros, la mayor parte proveniente de la nefasta gestión del anterior gobierno tripartito. Cataluña necesitará cubrir unos 5.700 millones de vencimientos de los bonos patrióticos y otros hasta fin de año,  pero hay una diferencia en las maneras utilizadas por las tres autonomías para realizar tan funesto anuncio, pues mientras que en Valencia y Murcia sus dirigentes lo hicieron marcados con gestos que reflejaban cierto tinte de derrota, en el caso catalán parece como si el gobierno de Convergencia y Unión nos estuviera haciendo al resto de los españoles el inmenso honor de aceptar nuestro dinero para seguir gastando como hasta ahora. La imposibilidad de alguien siga comprando los bonos patrióticos aunque sea pagando a precios helénicos obligan a la Generalitat a dar este paso. Pero que no se sepa, al menos en Cataluña.

¿Qué va a hacer el Gobierno con Cataluña cuando esta región formalice su petición de ayuda al fondo de liquidez de las comunidades autónomas? Porque Cataluña no es una comunidad cualquiera, sino aquella donde el Ejecutivo regional se niega a cumplir las sentencias que establecen la obligatoriedad de la enseñanza en y del castellano al mismo nivel que el catalán, es aquella que multa a quienes rotulen en castellano, es aquella que no se siente solidaria con el resto de España, a la que desprecia hasta el punto de anunciar sus intenciones en la BBC y no en los medios españoles, es aquella que llamó hace unos días a las demás autonomías a la rebelión contra los planes de ajuste presupuestario del Gobierno de la Nación. Por eso, ¿qué va a hacer dicho Gobierno con Cataluña? Debería de concederle la ayuda que parece que va a solicitar, pero también en teoría debería ponerle condiciones, al menos al mismo tenor de las condiciones que nos van a imponer desde Bruselas para que España acceda al rescate que indefectiblemente nos tendrán que hacer.

Vayamos por partes. El gobierno de España, cuyas resoluciones incumple flagrantemente el ejecutivo catalán cada vez que al nacionalismo le interesa, no es un banco sino simplemente eso, un gobierno, así que el dinero para cubrir la ruina de esa autonomía tendrá que pedirlo prestado Rajoy a los bancos o a las instituciones financieras dispuestas a arriesgar sus activos pagando el interés correspondiente, que en el caso de España no es que esté precisamente por los suelos sino todo lo contrario.

El virtuosismo del nacionalismo catalán para aparecer como víctima que nos hace constantes favores al resto de los contribuyentes de España, va a quedar en entredicho y les será difícil seguir presentando a España como culpables de todos los males que aquejan a la región. También a Artur Mas le va a resultar difícil explicar al contribuyente catalán que está sufriendo desde hace meses los recortes en materia de sanidad o educación, mientras se mantiene todo el tinglado identitario montado alrededor del catalán a base de sus embajadillas en el extranjero, las subvenciones a los medios afines, los consejos comarcales las empresas ficticias o duplicadas, etc... 

8 comentarios:

  1. Nedy Rodriguez Bueno

    Ahora piden rescate los catalanes?, para esto son españoles ? Vaya cinismo....!!!

    ResponderEliminar
  2. MJosé Moret

    Ni un €, hasta que eliminen embajadas, tanto despilfarro con el catalán, tanta subvención, y tanto gasto en privilegios que ellos se creen que son de justicia, es vergonzoso quecierren hospitales y se gasten el dinero en el catalán, las vidas hmanas son primero quecualquier dialecto.

    ResponderEliminar
  3. Belén López

    Claro, luego piden ser rescatados

    ResponderEliminar
  4. Belén López

    Si no se consideran españoles, por qué piden la intervención al Gobierno Central, por qué no la piden directamente a Alemania, a ver qué les dicen, o mejor a Rusia, o a Australia, o a Japón, ¡¡¡¡¡qué vergüenza!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Parada

    Papá, mamá, ¡¡¡¡por fin me voy de casa!!!!.
    He encontrado un ático en alquiler divino. Lo tengo que amueblar y dar un adelanto en fianza, pero me llegan 8000 para ir arrancando. Después me puedo arreglar con que me paséis 2.500 euritos al mes, que entre los dos ya podéis ¡que menos que echar un cable!, pero estoy mirando un coche así que cuando me decida ya hablaremos de a cuanto ponemos la letra... ¡soy muy feliz, por fin voy a ser independiente! tal vez incluso llegue a trabajar algún día oyes.

    ResponderEliminar
  6. jabato 69

    Eso, y con la otra mano a pedir 6 mil millones de euros de ayuda a la "odiada España". Tonto el que se los dé sin apretarles las tuercas bien apretadas.

    ResponderEliminar
  7. Manoli Martín

    Siguen engañando a los ciudadanos a los que dicen representar.Impresentables​¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Si echan a los catalanes de españa el pais tendrá 42.000 millones menos de deuda.

    A España le sale rentable expulsar a los catalanes, ¿Mariano a qué esperas?

    ResponderEliminar