jueves, 12 de julio de 2012

Las “medidas" de Rajoy


Atrapado en la ratonera del euro y atado de pies y manos por el rescate bancario, el Gobierno de España comienza a repetir, igual, calcada, milimétrica, la secuencia tantas veces vista antes en Grecia, Portugal, Irlanda. Salvo esta última que no ha hecho caso a varias recomendaciones pasados dos años no se atisba ninguna mejora en los países intervenidos. 


Desde Bruselas los mensajes de Mario Draghi, Olli Rehn, Angela Merkel... Todos ellos han coincidido en los últimos días: "En España hacen falta más reformas". El déficit público es elevado y la deuda no para de crecer, pero el verdadero motivo de preocupación es que la de las economía española no crece porque no es competitiva. El mensaje ha sido “Si España quiere acceder a la ayuda de 100.000 millones de euros para sus bancos y evitar una quiebra a la griega tendrá que admitir un estrecho control”. Por eso, hay que poner en marcha los cambios legislativos e institucionales que tantas veces se han postergado. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero prácticamente no avanzó en esta dirección. Con Rajoy en La Moncloa, se han hecho más anuncios, pero hasta ahora con pocos resultados prácticos.

Desde Bruselas se exige más. A cambio, la UE entregará los 100.000 millones que se necesitarán para el rescate bancario. La única duda es si el gran anuncio llegará el miércoles o quedará postergado a alguno de los consejos de ministros de este mes de julio.
¿Qué exige Bruselas?: lo que quieren los socios de la Eurozona, especialmente los países del norte (Alemania, Finlandia, Holanda) es un plan claro de reformas que permita a España reconducir sus cuentas públicas a través del crecimiento a medio plazo. Por eso, están dispuestos a tolerar un incremento en el objetivo de déficit para este año si, a cambio, el Gobierno acomete un plan de modernización de la estructura económica del país. También exigen que las cuentas públicas estén completamente monitorizadas desde Bruselas.

Si se cumple este plan de reformas, aunque los números rojos de este año sean algo mayores de lo previsto (un 6,3% en vez de un 5,3%), los acreedores tendrán muchas más garantías de cobrar sus deudas, porque la economía española estará más preparada para generar riqueza y, además, habrá un control superior sobre todo el gasto público.

A continuación de detallan las medidas anunciadas por el presidente Rajoy que presumiblemente se aprobarán en el Consejo de Ministros del viernes 13 de julio de 2012.

Ayuntamientos:
Rajoy ha anunciado un profundo cambio en la forma en la que están organizados ayuntamientos y diputaciones. Según sus cálculos, estas medidas permitirán un ahorro de unos 3.000 millones.
 • Primar la austeridad y evitar duplicidades: una administración, una competencia
• Se delimitarán las competencias de cada administración, solucionando el problema de las competencias impropias
• Se refuerza el papel de las diputaciones para asegurar la prestación de servicios en los municipios más pequeños
• Control de las cuentas públicas en el ámbito local, aumentando la independencia del interventor municipal y con el nombramiento de funcionarios de la administración central
• Homogeneización y publicación de la retribución de los alcaldes. Los salarios de los alcaldes y los concejales se pondrán por el Gobierno, en función de las características de los municipios
• El número de concejales se fijará por tramos de población. Se recortará hasta un 30% el número de concejales de los más de 8.000 ayuntamientos

Comunidades autónomas
 • Revisión de los planes económicos financieros de las CCAA
• Control estricto a través de la Ley de Estabilidad Presupuestaria
• Hispabonos: el ministro de Hacienda ofrecerá mañana a las comunidades autónomas en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) un "instrumento financiero que garantice liquidez suficiente para que puedan hacer frente a sus compromisos financieros".
Es decir, habrá hispabonos, aunque con condicionalidad para los gobiernos regionales. Esta decisión nos confirma la voluntad del Gobierno de un modificar o eliminar alguno de los dos escalones mas cuestionados de la administración pública que en muchas ocasiones se solapan entre ellos. (Autonomias y Diputaciones, estas además reforzadas). Los hispabonos permitirá que las administraciones manirrotas puedan seguir endeudándose a costa de aquellas que cumplen los criterios de austeridad.

Empleados públicos:
• Habrá una revisión integral de la función pública
• Menos días de libre disposición (moscosos)
• El número de liberados sindicales se limitará estrictamente al mínimo que marca la ley
• Se equiparan sus condiciones en situación de incapacidad temporal a las del resto de los trabajadores
• Se facilita la movilidad de los empleados públicos
• Elimina la paga de navidad para funcionarios y altos cargos de las AAPP, y se lo pide diputados y senadores (será compensado con una aportación a fondos de pensiones en 2015)

Gasto del Estado
• Recorte del 20% de subvenciones en partidos, sindicatos y organizaciones empresariales
• Modificaciones en la Ley de Dependencia, con el objetivo de racionalizar el gasto
• En materia de empleo se eliminarán gran número de bonificaciones a la contratación (excepto las del nuevo modelo de emprendedores)
• Cambio en las prestaciones por desempleo, pero sólo para nuevos perceptores. No se modificará el plazo máximo de 24 meses y se mantendrá el nivel de la prestación en los primeros seis meses. A partir del sexto mes, la prestación será del 50% de la base y no del 60% como hasta ahora
• Se exigirá haber trabajado previamente para acceder a la Renta Activa de Inserción.

Pensiones
 • Habrá un nuevo proyecto de ley sobre el sistema público de pensiones para acelerar la aplicación del factor de sostenibilidad y abordar la jubilación anticipada. En principio no afectará a los actuales jubilados, aunque ésta ha sido la parte del discurso de Rajoy en la que ha ofrecido menos detalles
• Posiblemente, la consecuencia práctica es que se acelerará la jubilación a los 67 años (con la última reforma no se iba a implantar por completo hasta 2027)
• Además, la previsión es que se amplíe el período de cálculo de las pensiones, para tener en cuenta toda la vida laboral de los jubilados.

Impuestos
• Tipo general del IVA aumenta tres puntos (del 18 al 21%) y el tipo reducido del 8 al 10%
• Cotizaciones sociales se reducirán un punto en 2013 y un punto adicional en 2014
• Se suprimirán las bonificaciones a la contratación, excepto las relativas al nuevo contrato de emprendedores creado con la reforma laboral o las de inserción para el colectivo de discapacitados
• Reforma de la tributación medioambiental (habrá un nuevo impuesto o tasa verde), siguiendo el principio de quien contamina paga
• Subida de la imposición sobre el tabaco
• Modificaciones en el sistema del Impuesto de Sociedades
• Eliminación de la deducción por vivienda para nuevos compradores a partir de 2013.

Liberalizaciones
• Reforma del sector energético: habrá un nuevo esquema de fiscalidad energética para repartir el déficit (se espera una tasa a la producción de la energía que recaerá especialmente sobre las instalaciones de renovables que se benefician del actual sistema de primas)
• Liberalización y privatización de servicios en el sector ferroviario, aeroportuario y portuario (Aena, Renfe y Adif, en el punto de mira)
• Unidad de mercado: habrá una ley para que cuando una administración certifique a una empresa, esta aprobación alcance al resto de los órdenes del Estado
• Eliminación de barreras y posiciones anticompetitivas en el sector servicios profesionales y para empresas. Para contribuir a su expansión, se fortalecerá el principio de libertad de acceso y de ejercicios compradores.

El 11 de julio de 2012 podría ser el día más importante de la Presidencia de Mariano Rajoy. En muchos aspectos, el Pleno del Congreso que se va a celebrar este miércoles recuerda a aquel del 10 de mayo de 2010, la jornada que marcó un antes y un después para el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En aquella fecha, el político socialista acudió a la Cámara Baja a presentar el famoso tijeretazo en pensiones y sueldos públicos que significó el principio del fin de su estancia en La Moncloa. Ahora Rajoy cae en el mismo error atacando de nuevo los menguados sueldos de los funcionarios, que ya ha tenido una amplia contestación por parte de este castigado colectivo. En realidad la medida a tomar debe de ser reducir drásticamente el excesivo número de empleados públicos que han entrado esto últimos años en las distintas administraciones por decisiones partidistas.

Otra decisión que puede cuestionarse en este momento, es la subida del IVA al 21% El IVA se va a cargar en los hombros de los consumidores o en el de los productores. En el primer caso el consumo se deprime y en el segundo se deprime la creación de empleo. A largo plazo, es todo malo. Lo peor de esta subida del IVA es que ha sido precedida por una subida del impuesto sobre la renta, de manera que la capacidad adquisitiva del ciudadano ya estaba mermada. Ahora se podría producir una bajada no deseada en la recaudación que ya se ha dado en los últimos datos del IVA por Hacienda dada la situación totalmente depresiva del consumo y la tentación cada vez mas rentable de empresas y consumidores de acogerse a la economía sumergida.

Pues, por mucho que el Gobierno hable de un ahorro de 65.000 millones de euros en dos años y medio, convendría que no nos hiciéramos trampas al solitario. De momento, el ahorro anual de las medidas anunciadas se sitúa, más bien, y tirando muy por lo alto, en el entorno de los 25.000 millones: 3.000 con la reforma de la Administración Local, 6.000 con la supresión de una paga extra de los empleados públicos, 5.000 con la reducción de la prestación por desempleo, 6.000 con el aumento del IVA y 5.000 con el resto de lo anunciado. Esto tirando muy por lo alto en las estimaciones. Todo ello a falta de cuantificar el recorte adicional que se impondrá a las autonomías y a los pensionistas.

No es poco, desde luego, pero creo que no es suficiente. Un ajuste de 25.000 millones anuales que, si se cargara la mano en pensiones y autonomías, podría llegar hasta los 40.000 sigue dejando nuestro déficit en el entorno del 5%  del PIB (por encima del objetivo inicial). Dicho de otro modo, continuamos sin despejar incertidumbres. Habría sido necesario recortar con mucha más ambición y convicción; no sólo en las partidas que se han tocado (por ejemplo, habría que prescindir de alrededor de 500.000 empleados públicos), también en aquellas que o bien no se han tocado o bien se tocaron insuficientemente en "los presupuestos más austeros de la historia". En suma, sin entrar en los despilfarros autonómicos reformando la  administración publica (sigue habiendo margen para ello por mucho que el Gobierno lo niegue). Rajoy ha tomado su decisión. Será esclavo de sus palabras.

11 comentarios:

  1. Juana Garcia Martinez

    mas claro imposible

    ResponderEliminar
  2. Casto Pascasio Escolá

    ACERTADO, SI BIEN FALTA LO DE LA JUSTICIA, DE UN LADO Y EXPLICARLE AL GOBIERNO QUE NO ES LO MISMO RECORTES QUE REFORMAS ESTRUCTURALES.

    ResponderEliminar
  3. Jucargar

    Ánimo Mariano!! Prima de riesgo subiendo, las bolsas desplomandose mas de un 2% y quieres que miremos lejos? Solo miraremos lejos cuando se tomen medidas con esta mastodontica administración y la que se lleva todo el dinero, que son las autonomías y sus politicos.

    ResponderEliminar
  4. Senex

    El problema de Rajoy, como el de cualquier otro salido de las cosas como están, es que no puede enfrentarse a las instituciones surgidas de la Constitución vigente, y desarrolladas al modo que lo han hecho. Cuando hablo de las cosas como están, estoy pensando en la dispersión de los valores y sentimientos del pueblo español, si ella se correspondiera con los puestos de manifiesto por los partidos políticos. Yo creo que, incluso en los partidos, los sentimientos y los valores adecuados para la supervivencia de la Nación española y el bienestar de su pueblo acabarán predominando, pero acaso aún no ha llegado su momento. Quizás nos falte mucho por sufrir. Como se demuestra históricamente, hay atajos autoritarios; pero, del mismo modo, también se demuestra que acaban -y desde luego, empiezan- siendo peores. Sin embargo, podría averiguarse, pasando por encima de los partidos, si ese momento ya ha llegado: Reforma sustancial de la Constitución y referéndum. Ya hay iniciativas, alguna programática, aunque diversificadas. Apoyémoslas en cualquier caso o circunstancia

    ResponderEliminar
  5. elOSOdeU

    Las medidas tomadas ayer por Rajoy perjudican mucho a los más pobres, humildes y a las clases medias, es decir, a la mayoría de los españoles. Para nada ha tocado ni va a tocar los problemas de fondo que son dos: 1) Que no tenemos empresas que creen empleo y las que tenemos están que no pueden más. Todo son pegas para abrir un negocio, enorme carga impositiva, elevados alquileres, mucha burocracia administrativa, etc. 2) Tenemos una Administración enorme y carísima que los españoles no podemos pagar. Pero dentro de ella están los puestos de trabajo de los políticos, y aquí, amigo, con la Iglesia hemos topado. Esto no lo van a tocar.
    De modo que como dijo Felipe González en un mitin "... que pague el que más tenga..." Luego rectificó en otro y dijo: ¡Bueno, como los que más tenemos somos pocos, pagaremos entre todos..."

    ResponderEliminar
  6. David Zarauza Rodriguez

    ¿cuantos diputados dice? falta mucho

    ResponderEliminar
  7. merak

    Desde el principio se ve que el aumento de los impuestos y los recortes en desgravación y pagas de los funcionarios, están perfecta,mente especificados en cifras y porcentajes; en cambio las otras medidas de recorte en el gasto superfluo de las administraciones, está difuso y sin concretar. Eso le delata.

    ResponderEliminar
  8. Rosa Maria Vincent Badal

    No puede ser que siempre tengamos que ser los funcionarios con sueldos miserables que tengamos que seguir pagando. Conseguir que las extras fueran decentes ha costado muchísimos años par que ahor e un plumazo las quiten si hay que ayudar a levantar la miseria en que nos ha dejado Zapatero pues adelante. Pero los recortes si son solo en sueldos de funcionarios no vamos a ninguna parte. Tendrían que eliminar teléfonos corporativos, comidas de trabajo, dietas de viajes no imprescindibles, los gastos de funcionamiento se tendrían que controlar y recortar. Los miles de contratados y asesores a dedo tendrían que dedicarse a su profesión si la tienen, o a l a
    calle. Hemos de pR unos por otros y mantener el país ñosde siempre. Cuando se bajan los sueldos los políticos? Por que hemos de seguir pagando sueldos astronómicos a ex presidentes, ex ministros y amigos de Zapatero en puestos de la administración cobrando mas de un sueldo exorbitante. Porque no empiezan por controlar los gobiernos de autonomías y reducen ayuntamientos que antes eran pedanías, estamos enla ruina pues hay que ponerse serios, pero con estos recortes y subida del,IVA no vamos a ningún sitio, rebaja de sueldo no se compra, no se viaja, o se consume, por lo tanto el hundimiento seguirá. Creo que Rajoy esa dando palos aquí y allá pero va a tener que ir a cotas mas altas no a la gente de a pie que ya Mo sabemos por donde salir.

    ResponderEliminar
  9. Rosa Maria Vincent Badal

    Los funcionarios seguimos siendo los mas perjudicados, nos van a dejar como hace cuarenta años. Después de lo que tardamos en conseguir las pagas extra decentes ahora de un plumazo fuera. De todos modos si no hay otro remedio para ayudar a salir del pozo sin fondo en que nos ha dejado Zapatero, pes adelante,pero no creo que ea suficiente, se van a tenr que poner las pilas y quise también los teléfonos corporativos, las comidas de trabajo, las dietas de viajes que se podían prescindir. Yo hasta ahora no ve recortes mas We ensueltos pero en gastos de funcionamiento ningún ahorro. Y en obirrnos autonomícos lo mismo, en ayuntamientos igual, se podría recortar por tantos sitios antes que en sueldos miserables, que no van a ayudar a levantar España porque sin dinero no e compra, no se viaja, no se consume, por lo tanto el pez que se muerde la cola.

    ResponderEliminar
  10. paddy

    Soy funcionario y te fastidia que siempre la tomen con nosotros y por lo fácil. Ni siquiera se sabe si funcionarán estas medidas pero por lo menos hay que intentarlo. A ver si así salimos del hoyo

    ResponderEliminar
  11. maskedfa

    De nuevo contigo. Soy catalán y conozco bien a estos naZion alistas separatistas. Y se sacan los dos ojos para que España pierda uno. No van a servir de nada las 35 medidas, sólo para hacer sufrir al pueblo.
    Mientras se emiten hispanobonos la Generalitat seguirá tirando el dinero a millones en el idioma catalán donde no se habla, en embajadas y en televisiones que sólo ve el 13% de los catalanes.
    Saludos de un profesor catalán y barcelonés.

    ResponderEliminar