martes, 24 de julio de 2012

Consejos Comarcales o mamandurrias



Los Consejos Comarcales en Cataluña se crearon el la última etapa del Jordi Pujol y son otros de los organismos redundantes ocupados en duplicar, triplicar o cuadriplicar los servicios de los ayuntamientos, diputaciones, comunidades autónomas y en el caso de Cataluña al área metropolitana de Barcelona que sirven solo para dar sobresueldos a políticos en activo o cargos de confianza. La Generalitat gasta 560 millones anuales en mantener los 41 consejos comarcales de Cataluña, y que ahora Ciutadans está planteando eliminarlos al considerarlos un gasto superfluo.

El líder de Ciutadans, Albert Rivera, ha asegurado que “la ciudadanía no entiende que se gaste 560 millones en un nivel administrativo redundante como los consejos comarcales, cuando esta cifra supera los más de 500 millones que se ha recortado en Sanidad la Generalitat este año”.

En tres ocasiones Ciutadans ha propuesto en el Parlament de Cataluña suprimir los consejos comarcales: en el de Política General, en el de Presupuestos y en el que se discutieron los últimos recortes. Y las tres veces el grueso de los partidos catalanes ha votado en contra. La razón: los alcaldes y regidores cobran cuantiosas dietas por acudir a los plenos de los consejos comarcales por los que la mayoría de los partidos dotan a sus cuadros de un sobresueldo a través de estos organismos.

Cataluña no es la única autonomía con consejos comarcales. Aragón y Asturias también los tienen. Y el Bierzo se ha convertido en comarca de Castilla-León. 

Pero es en Cataluña donde este aparato administrativo subprovincial se encuentra más desarrollado. Hay un total de 41 comarcas y más de mil consejeros comarcales. Un ejemplo: el Consell del Alt Penedés cuesta más de 180.000 euros en órganos de gobierno de los que 101.000 son para cargos de confianza y 5.300 euros de dietas a cargos electos.

En Cataluña hay casi 1.100 consejeros comarcales, en su mayoría alcaldes y regidores que cobran dietas por asistir a los consejos de estas entidades. Para Rivera, “muchos de estos organismos carecen de sentido. Nacieron como un contrapoder  convergente a las diputaciones que controlaba el PSC pero ahora han perdido incluso la motivación con la que nacieron”.

Barcelona y sus alrededores como el Baix Llobregat tienen la paradoja de que la duplicidad es mucho más evidente, ya que existe el Área Metropolitana de Barcelona, que da servicios a más de 4 millones de habitantes, lo que deja con un sentido más que dudoso a organismos como el Consell Comarcal del Barcelonés, uno de los que cubre a más habitantes y por tanto que más consejeros tiene y más cargos de confianza coloca.

 “Hay que simplificar las administraciones. Este sobredimensionamiento de cargos y puestos no se puede justificar ante los ciudadanos y menos en un momento de recortes y ajustes en los servicios públicos esenciales”, ha manifestado Albert Rivera. Asegura que “no es la única unidad administrativa intermedia que se debería liquidar. De la misma manera, deberían eliminarse las diputaciones, porque son otro nivel administrativo que tampoco puede justificarse. En cambio, Rajoy, en sus últimas medidas las ha reforzado”.

7 comentarios:

  1. sertorio

    Otro ejemplo de despilfarro indecente, que sólo sirve para colocar a los amiguetes, pero es importante para la estructuración del régimen nacionalista.

    Y luego, para que vayan por ahí, los nacinoalistas catalanes, diciendo que son supereficientes, y que los andaluces es que están mucho tiempo en el bar...

    ResponderEliminar
  2. Jose Maria Andión

    ¿Ve señor Rajoy, como España todavía no "ha hecho todo lo que tiene que hacer"?

    Y estos tinglados no están solo en Cataluña. Su vecina Aragón tiene tambíen un plan de comarcalización que ole,

    ResponderEliminar
  3. Guakamole

    Y luego Mariano se extraña de que desde fuera nos miren raro y se nos presione no soltando la pasta del BCE... otro ejemplo mas.

    ResponderEliminar
  4. Juan Karlos Pérez Álvarez

    Si. En ese caso sobran las provincias y las diputaciones provinciales. Y resuelto el problema.

    ResponderEliminar
  5. Alberto Olivera Muxí

    TENDRIAN QUE DESAPARECER AL IGUAL QUE DIPUTACIONES Y AUTONOMIAS ES UN GASTO DOBLE

    ResponderEliminar
  6. Miguel Fernández

    En Galicia también los habían creado, pero acabaron desapareciendo, porque las Diputaciones -nido de caciques- no soportaron que alguien les hiciese la competencia, manejando el cotarro de los votos.

    ResponderEliminar
  7. Belén López

    Si no se consideran españoles, por qué piden la intervención al Gobierno Central, por qué no la piden directamente a Alemania, a ver qué les dicen, o mejor a Rusia, o a Australia, o a Japón, ¡¡¡¡¡qué vergüenza!!!!!

    ResponderEliminar