domingo, 9 de octubre de 2011

Las cajas... ¿fusionarlas o fundirlas?

Los sucesivos escándalos de las cajas de ahorro que se han visto afectadas primeramente por la crisis inmobiliaria y la aglomeración de activos falsos a añadir a la pésima gestión de sus administradores de estas cajas en situación de quiebra ha llevado al Banco de España a promover de estas fusiones con otras cajas saneadas y mejor gestionadas. ¿No deberían haber quebrado estas cajas y que no tener que absorberlas aquellas que mejor están aguantando el tirón? No comprendo por qué regatear tanto esta solución. ¿A quién favorece el sostenimiento del moribundo? Se dirá que al propio desahuciado y, quizá a nadie más. Al igual que una comunidad mejora estadísticamente de salud cuando la muerte natural se lleva a los moribundos, la salud del sistema financiero mejoraría si la quiebra se llevase a las entidades en estado terminal.
La voluntad de los hombres de gobierno, sin embargo, está siempre presente en el escenario financiero, dispuesta a administrar terapias encarnizadas para la prolongación vital del moribundo, aún a costa de rebajar el índice de salud de todo el sistema. La perversión de la acción viene fundamentada en que su pretensión no es mejorar el sistema financiero, sino ocultar las vergüenzas que evidencian una mala gestión o, en ocasiones, fraudes para con el propio sistema y para quienes confiaron en él.
Los encajes artificiosos de carácter administrativo para disfrazar una realidad, nos llevará a situaciones más complejas. El Fondo de Garantía de Depósitos, en sus tres variantes, tenía esa finalidad, que puede perder de un momento a otro: garantizar los depósitos de los clientes en las entidades financieras –bancos, cajas y cooperativas de crédito– en caso de quiebra o de insolvencia de éstas. Su misión no es acudir en auxilio de quien administró mal, eligiendo con locura o fraude los activos en los que colocar sus recursos, sino proteger al cliente que confió sus ahorros a la buena gestión de la entidad. Que el que gestiona bien, como ha dicho hoy el señor Blanco, contribuya a salvar a su competidor que gestionó mal, es un principio que sólo puede argüir el administrador haragán, para conseguir un premio que no merece, infringiendo una penalidad al diligente, que tampoco le corresponde.
La quiebra es la solución prevista por la economía para situaciones como éstas, que no sé por qué no puede aplicarse a la actividad financiera y sí a las demás. La persecución jurídica del quebrado, por si aquella fue fraudulenta, será el quehacer subsiguiente para la necesaria ejemplaridad. Lo contrario supone proteger al delincuente y al necio, con carga para el honesto y diligente.
Hacer que el diligente, el trabajador, el ahorrador, el "rico" etc. etc.; pague por las incompetencias, la vagancia, el latrocinio o el derroche de los demás; es más que injusto, algo que debería cargar todo el peso de la ley contra los administradores incompetentes y también aquellos políticos que han propuesto soluciones tan temerarias que ahora estamos lamentando.

10 comentarios:

  1. Cache Navia

    Soy partidaria de fundirlas, como tantas otras cosas manchadas por la clase politica....pero eso si, que los partidos devuelvan hasta el último centimo que les debe a las cajas., que por cierto es dinero de los clientes.

    ResponderEliminar
  2. Juan De Santiago Muñoz ‎--

    Y no hay ningún "tipo" de responsabilidad....

    ResponderEliminar
  3. Carlos G. Barcala

    Yo por fusilarlas...con algunos carguitos políticos dentro,jajaja

    ResponderEliminar
  4. Javier Pérez Quintanilla

    Casi todas las Cajas de Ahorro, han estado al servicio de las diferentes autonomías y no pasaba nada, y ahora con la crisis, muchos consejeros/as se han blindado sueldazos vitalicios y jubliciones millonarias, y el Presiente del Banco de España y los Inspectores del mismo.............qué hacían? Hacia dónde miraban?

    ResponderEliminar
  5. Elvira Arias Fernandez ‎

    ...¿Pero miraban?

    ResponderEliminar
  6. 2pa

    Hoy desalojaron a los propietarios de una vivienda po la zona de Jerez, por no atender el pago de dos mensualidades de su hipoteca. Este país está desquiciado y sus ciudadanos debemos sublevarnos contra tanta injusticia. Los responsables de fraudes, consejeros y directivos deben responder con su patrimonio y ser juzgados. En ningún caso debemos permitir que con nuestros impuestos se cubran las daños.

    ResponderEliminar
  7. juan miguel

    LAS revelaciones que a diario aparecen en los medios sobre la CAM me lleva al convencimiento de que la ineptitud, incapacidad y malas practicas del equipo gestos de los últimos 20 años, ha rayado en lo criminal, si encima observamos que la han tomado por asalto para beneficiarse amparandose en la opacidad y falta de denuncias por parte de los mismos consejeros. POR tanto espero, por parte de la autoridad correspondiente, que la demanda de responsabilidades económicas y penales sea ejemplarizante.

    ResponderEliminar
  8. Javier Pérez Quintanilla

    seguro que sí miraban, pero a saber dónde!

    ResponderEliminar
  9. Enrique Porfirio Pascual Surra

    Que verdad dices Xavier,pero como siempre ocurre en estos casos,todos los que ocupan altos cargos en lo que sea, se van a sus casas con las manos llenas en elogios y gratificaciones y los pobres desgraciados que tenemos nuestros ahorros en estas entidades estamos temblando por lo que nos pueda ocurrir.Esto es asi y el banco de España mirando para otro sitio.

    ResponderEliminar