lunes, 24 de octubre de 2011

El monolito

La Universidad Complutense inauguró el sábado el polémico monolito en memoria de las Brigadas Internacionales, auspiciado por el rector José Carrillo, hijo de Santiago Carrillo, como una de sus primeras iniciativas recién incorporado al rectorado. Más de 300 personas procedentes de varios países, desde Noruega hasta Italia, pasando por Canadá o Argentina, entre otros se dieron cita en el campus universitario para «estrenar» el monumento: una torre de metal con la insignia de las Brigadas. El acto estuvo plagado de banderas, pancartas, símbolos y cánticos republicanos. Además, también se encontraba en el acto el padre del rector y antiguo dirigente comunista Santiago Carrillo. Durante la concentración se escuchó el himno de la Internacional, se pudieron ver numerosas banderas de la II República y se lanzaron gritos exaltados en contra de nuestro actual sistema político y a favor del Estado republicano.
Además, se convirtió en una plataforma de apoyo a la protesta sindical contra la Consejería de Educación y contra la política educativa de Esperanza Aguirre. Conscientes de la repercusión del acto, una veintena de integrantes del profesorado hizo valer sus camisetas verdes como reivindicación. Tras interpretar los acordes de la Internacional Socialista, capitalizaron la atención con proclamas contra el Gobierno regional: «La nuestra es otra lucha similar a aquella, 75 años después» o «hay que aprender de las Brigadas para mantenernos unidos en nuestros propósitos contra la Comunidad».
«Queremos que el ejemplo de las Brigadas sea un ejemplo para las nuevas generaciones» El rector de la UCM insistió en que el conjunto escultórico responde a «los requisitos de visibilidad pública, perdurabilidad y dignidad» y que su emplazamiento en Ciudad Universitaria «no es una casualidad», ya que en esta zona se desarrollaron «combates muy importantes» y hay «huellas de aquella contienda». No se habló sobre los planes de los rojos para volar precisamente toda la Ciudad Universitaria. O sea, que si papá Carrillo hubiera destruido el campus y sus edificios, el hijo rector no hubiera podido levantar el monolito. Como este país es el del revés, aquí nadie se ha sorprendido; a los españoles nos queda capacidad de asombro. Aquí todo puede suceder, hasta que el padre dinamitero inaugure un monumentillo que celebra el no haber completado su fechoría.

4 comentarios:

  1. Montijano

    mi abuelo decía una frase. ... "desde que nos quieren hacer ver que la boca es culo y el culo es boca"...

    ResponderEliminar
  2. miki75

    es un monumento no para la concordia entre los españoles, sino para el rencor y la revancha.
    Yo voto para que se sustituya por un monumento por las victimas de ETA

    Ahí si que hay concordia y no este adefesio que hace poner en contra a la mitad del pais. Lo que van a conseguir es gastarse dinero en los sucesivos saboteos que se van a hacer

    ResponderEliminar
  3. Guillermo F.Garcia

    Sr Carrillo. Dejese de historietas de LEGITIMIDADES A TIRO EN LA NUCA que era la tonica del Frente Popular,que cuando perdio las elecciones de 1934
    por mas de 2 millones de votos,no dudo en organizar levantamientos y asesinar religiosos y politicos opositores.La II Republica y en general
    los dos ultimos siglos de la historia española, no son capitulos de Aguila Rojo, fueron una espiral vergonzosa de violencia e intolerancia, en que todos los bandos participantes fueron culpables por igual y que solo merece recordarse para aprender la leccion y que nunca se repita.

    ResponderEliminar
  4. Javier Pérez Quintanilla

    Desde luego............hay cosas que no tienen sentido alguno y ésta, es una de ellas. ahora sólo falta que hagan un monolito de José Antonio Primo De rivera o de Franco. Resumiendo.MISERABLES.

    ResponderEliminar