lunes, 31 de octubre de 2011

Del "clan de la tortilla" a la "gauche caviar"

A falta de la colaboración de José Blanco en los mítines de campaña atrapado por el asunto de la gasolinera, Alfredo Perez Rubalcaba ha tenido que recurrir a Felipe González que lo acompaña en la mayoría de sus mítines y lo está apoyando su campaña electoral actuando como telonero en los mitines papel que estaba previsto para Jose Blanco con el fin de calentar a una audiencia cada vez más desanimada.
Felipe, en sus discursos habla de los valores de la izquierda y de lo nocivos que son el capital, la banca para mientras el candidato promete que obligará a que los ricos sean quienes soporten el peso de la crisis mediante aportaciones extraordinarias y obligatorias. Pero esto tiene difícil comprensión ya que Felipe Gonzalez es uno de estos “ricos” anatemizados por su compañero. ¿Va a dedicar Felipe parte de sus enormes beneficios para ayudar la economía? Presumo que no… Felipe González, ahora al rescate de Rubalcaba, dedica su retiro dorado al diseño de joyas y es un habitual de la ‘jet set’.
"En casa de Juan Luis Cebrián, cenando con el ex presidente español Felipe González”. Este indiscreto mensaje colgado el pasado 15 de octubre en Twitter por Arianne Huffington confirmaba lo que era un secreto a voces, el romance que Felipe González mantiene desde hace años con la denominada izquierda exquisita. Sin embargo, a Felipe, profundamente celoso de su intimidad, no debió sentarle nada bien verse retratado de tal guisa –en plena cena, con los dientes teñidos de vino, luciendo un envidiable moreno y compartiendo mantel con una de las mujeres más influyentes del mundo, según Forbes–, por lo que poco después el tweet desapareció misteriosamente de la cuenta de la Huffington, exitosa comunicadora norteamericana y miembro del Consejo de Administración de Prisa.
Pero este no es más que el último episodio de las estrechas relaciones que el ex presidente mantiene, desde hace años, con la beautiful. Un idilio que comenzó durante su última etapa en el poder –en la famosa bodeguilla de Moncloa donde se daba cita la flor y nata de la progresía patria– pero que se acentuó tras su retiro de la vida política que ha roto estas semanas para echarle un capote a su camarada Rubalcaba.
Sin embargo, el Felipe poco tiene que ver con aquel joven sevillano bien parecido que en los albores de la democracia encandilaba a las masas –sobre todo femeninas– con su brillante oratoria, su buen porte y su melena de rebelde. De esa época data la famosa foto del Clan de la tortilla. En la instantánea, que sirvió para bautizar a sus protagonistas como el clan de la tortilla aparecen, entre otros, Felipe González, Alfonso Guerra, Carmen Romero, José Rodríguez de la Borbolla, Luis Yáñez y Manuel Chaves.
Una estampa campestre muy alejada de los veraneos en la República Dominicana, de los paseos en yate en Ibiza y de los almuerzos en los más exclusivos restaurantes que ahora frecuenta González junto a sus influyentes y adinerados amigos de la gauche caviar. Entre ellos destaca el multimillonario mexicano Carlos Slim. Cambiada la chaqueta de pana por las americanas a medida, poco queda ya de Isidoro –alias al que respondía en los tiempos del PSOE subversivo–, abogado laboralista, segundo de cuatro hermanos de una humilde familia de tratantes de ganado residente en una modesta barriada sevillana.
Ahora, Felipe vive una amplia y exquisita mansión en el madrileño barrio de Salamanca, junto a su novia, Mar García Vaquero, 16 más joven. Allí tiene el ex líder socialista su espacio de trabajo donde diseña joyas a partir de piedras de ámbar que, aunque comenzó como un hobby, ahora se distribuyen por hasta 7.000 euros. La encargada de colocar los diseños hasta el momento era Elena Benarroch, peletera de cabecera de la beautiful progre.
Sin embargo, Mar ha tomado el relevo y es la encargada de vender las sortijas, collares, bolsos y hasta ceniceros de pedrería que pule Felipe y que lucen desde Cristina Garmendia o Trinidad Jiménez hasta Bibiana Fernández o Loles León. Pero su mejor modelo es la propia Mar. De hecho, según cuentan, Felipe conoció a su actual pareja cuando portaba uno de sus diseños. Entonces, ella, ejecutiva de La Caixa, mantenía una relación con José Luis Cereceda, propietario del restaurante Zalacaín e íntimo de González. Ironías de la vida, el propio Cereceda compró a la Casa Real de Marruecos el terreno de Tánger donde ahora Felipe se construye una mansión.
Otro destacado de la jet, Pedro Trapote, socio de discotecas como Joy Eslava o Pachá y habitual del socialismo nocturno, fue quien le presentó a Mar. En esa época, Felipe vivía en un inmueble de Trapote –marido de Begoña, hermana de Mar– cuando en 2008, tras su ruptura con Carmen Roero, abandonó el chalet de Somosaguas que ambos compartían. Aunque Felipe ya había coqueteado con la izquierda caviar, Mar terminó de introducir al socialista en la jet-set, donde más cómodo se siente ahora el que otrora entonara la Internacional puño en alto.
Ahora Felipe con sus dos personalidades seguirá arengando hasta el 20 de noviembre a las masas con la lucha de clases, la  igualdad, después del fracaso anunciado volverá a la “gauche caviar”.

9 comentarios:

  1. carmen Marime

    La vieja guardia, ha controlado, controla y controlará siempre.

    ResponderEliminar
  2. caspeju»

    ¡Joder, qué tropa! ¿Y esta gentuza es el futuro y la renovación del psoe? Si además le sumamos a Ru-GAL-caba... es para echarse a temblar y buscar asilo en una embajada. ¡Madre de Dios! Creo que me arriesgo con Marianín. Peor que lo han hecho estos creo que no se puede hacer. Ni adrede, vamos

    ResponderEliminar
  3. Camacho5

    ¿¿¿cómo van de dejar estos la tortilla???. Llevan años viviendo del cuento y viviendo muy requetebién a costa de todos los españolitos desgraciaos que tenemos que mantenerlos. En lo únioc que tenía razón el Guerra es en aquello de que iban a dejar España que no la iba a conocer ni la "mare que la pario"...

    ResponderEliminar
  4. carpecam

    Tiene gracia, tiene que compartir cartel, con los corruptos del Gal, Filesa, hermanisimos, etc, etc
    Han perdido verdaderamente el norte!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Miguel Fernández

    Durante toda la presidencia de Felipe, me asombraba su capacidad de mentir sin mover una ceja, o ruborizarse un poco, o mostrar alguno de los típicos "deslices" no verbales que permiten detectar a un mentiroso, al momento de pronunciar su m...entira. Yo siempre le he visto como un magnífico vendedor de mulas viejas. Vende su propio mito, apoyado en su "cara" y en la desmemoria de la gente. ¿Ricos?, ¿se acuerdan de quién inauguró la época del "pelotazo"?.

    ResponderEliminar
  6. Jose Luis Muñoz Fernandez

    madre mia dios los cria y ellos se juntas vaya partida de SINVERGUENZAS

    ResponderEliminar
  7. Enrique Porfirio Pascual Surra

    Que le pasaria a toda esta banda que de forma automatica estuviesen en el paro y cobrando 426€. Yo quiero ser socialista para vivir como ellos.

    ResponderEliminar
  8. Rosario Azpiazu Duñabeitia

    sinverguenzas es poco ya para esta gentuza

    ResponderEliminar
  9. Que asco de hipócritas.Aunque cada vez les cree menos gente.

    ResponderEliminar