domingo, 16 de octubre de 2011

La fe de Don Pepiño

José Blanco declaró el pasado viernes ser creyente y que tras un examen de conciencia diaria dijo que no tiene nada de que arrepentirse, lo que no dijo era si creía en los milagros. Yo estoy convencido que su caso se ha producido un milagro. Porque milagro tiene que ser el hecho de que un señor que gana 54.000 euros anuales por su sueldo como ministro más los 12.000 de su actividad como diputado le hubieran dado para que en dos años y medio pudiera comprarse dos casas, una por 670.000 euros, según él dice, sin la ayuda de nadie a pesar de que un constructor afirma haber pagado la mitad, más el ático ilegal en Villa PSOE en la Ria de Arosa. Un señor que desdeña la enseñanza pública y decide llevar a sus hijos a un centro privado por  5.200 al trimestre sin traslado ni comida, podriamos estar asistiendo a la nueva edición del milagro de los panes y los peces.
Como los milagros suelen ser inexplicables el Sr. Blanco que es incapaz de explicar sus cuentas ha convertido en artículo de fe lo de su patrimonio, Aunque por estos juzgados de Lugo ya exista un empresario empeñado en dar una explicación lógica al enriquecimiento del ilustre prócer. Eso si, el Sr. Blanco se ha empeñado en que lo suyo es un milagro y lleva días amenazando con una querella contra quien no crea en su verdad que no le da la gana ni siquiera explicarla. Es cuestión de fe. Palabra de DIOS.

6 comentarios:

  1. raposo

    Pepiño ha dicho que es creyente, y es verdad:
    Creyó que los ministros pueden recibir regalos a cambio de favores.
    Creyó que los del PSOE no tienen que dar cuentas a la justicia.
    Creyó que sus "amigos" eran amigos para siempre.
    Creyó que si a Bono no le pasa nada, a él tampoco.

    ¡ Un auténtico creyente !

    ResponderEliminar
  2. PBL

    Su conciencia le permite no dar ejemplo de la medicina que tanto predicó para otros. Qué conciencia más conveniente.
    Ahora que lo pienso ha dicho que es creyente, pero no ha dicho en qué cree. En el enchufismo seguro, por eso es ministro un petimetre que ni carrera universitaria tiene.

    ResponderEliminar
  3. miquelva

    Pepiño majete, que se te ve el plumero mas que a los de Chueca, anda y devuelve la guita que has afanáo a la prole, que la historia se repite en las siglas que tanto defiendes, que como el tema siga palante y parece que si, te voy a ver con una palmadita en la espalda y... pa dentro.

    ResponderEliminar
  4. romeytom

    Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces.

    ResponderEliminar
  5. Miguel Fernández

    Quiso decir que nosotros somos los que tenemos que ser creyentes. A ver si encontramos un político que, entrando de pobre, no salga potentado.

    ResponderEliminar
  6. Elvira Arias Fernandez

    ¿¿ Y LA IGLESIA NOLOS EXCOMUNGAN ????

    ResponderEliminar