sábado, 1 de abril de 2017

Puigdemont - "Plantaremos cara..."

“Plantaremos cara”
Carles Puigdemont con Raül Romeva y el delegado de la Generalitat en EUA Andrew Scott Davis (foto: Jordi Bedmar)





Esta semana se han cumplido los 18 meses desde las elecciones a la Generalitat del 27-S . O sea, que si CDC y ERC hubiesen cumplido la promesa que hicieron en ese momento, en Catalunya ya debería haberse proclamado la independencia. Y si se hubiese confirmado el pronóstico del PP, el suflé independentista se habría desinflado. No ha pasado ni una cosa ni la otra. Ambos, Puigdemont por un lado y Mariano Rajoy por el otro, intentan cargarse de razones para no dársela al otro.

Las ultimas encuestas realizadas por la propia Generalitat indican una ventaja de una ventaja progresivo de 4,4 puntos quienes desean permanecer dentro el Reino de España ante los  catalanes que desean independizarse de España,  peligrando ya la mayoría que tienen en Parlament.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, desde la Delegación de la Generalitat en Nueva York,  ha asegurado que el proceso seguirá adelante a pesar del recurso de inconstitucionalidad contra los Presupuestos de 2017 que ha presentado este viernes el Gobierno español. “Esto no obstruirá la acción del Govern de Catalunya en todos y cada uno de los aspectos que forman parte de nuestro plan ejecutivo”, ha asegurado Puigdemont 

El jefe del Ejecutivo catalán ha remachado que el referéndum es un “compromiso irrenunciable”, y ha subrayado que “serán los catalanes, no el Gobierno central, ni el Tribunal Constitucional, ni tampoco el Govern de la Generalitat los que decidirán qué tiene que ser Catalunya”. “Que el Gobierno español haga lo que quiera, pero no podrá detener ni menospreciar el autogobierno de Catalunya ni la voluntad de los catalanes”, ha afirmado Puigdemont.

El presidente de la Generalitat ha manifestado que “lo que esperaríamos del Gobierno español es que colaborara en el ejercicio de este compromiso democrático, no que pusiera palos en las ruedas”. También ha considerado que “era previsible” el recurso del Gobierno central contra las cuentas de la Generalitat, pero ha avisado de que “plantaremos cara a estos recursos y nos defenderemos”.

Decisiones solidarias y colegiadas de todo el Govern

"Todas las decisiones deben ser solidarias y colegiadas", explican en el Ejecutivo catalán. Eso incluiría a 'consellers' imprescindibles para facilitar la celebración de la consulta y que exhiben un perfil moderado, como es el caso del titular de Interior, Jordi Jané. De él dependerá (y del director general de los Mossos, Albert Batlle) que, llegado el caso, los agentes de la policía autonómica acaben acatando solo las órdenes que lleguen desde el Palau de la Generalitat o, por contra, atiendan las que les dicte la Fiscalía General del Estado en tanto que los Mossos ejercen de Policía judicial.

Si se confirmase esta firma colectiva es probable que la respuesta del Estado sea la de una inhabilitación colectiva. La declaración que impida a los 'consellers' seguir ejerciendo sus actuales funciones no tiene por qué ser inmediata, señalan fuentes gubernamentales, aunque asumen también que sería rápida. Lo sería para Junqueras, que, según todas las encuestas, está llamado a ser el próximo presidente de la Generalitat --a no ser que tenga prohibido presentarse-- y para Santi Vila, actual 'conseller' de Cultura, de perfil moderado, y que aparece en las quinielas como uno de los posibles candidatos del PDECat. Tanto Junqueras como Vila son dos de los miembros del Govern que más miden sus palabras en las intervenciones públicas.

De todos modos, tanto si se realiza el referéndum como si no pasa de ser una convocatoria --una opción cada vez más probable--, la antigua Convergència y ERC coinciden en que su intención es que las elecciones no se celebren hasta principios del 2018. Lo único que podría precipitar el calendario, sea el de la convocatoria de la consulta como sus consecuencias, sería sentar a Carme Forcadell en el banquillo. Ambos, el soberanismo y el PP, saben que es el botón rojo que activaría la movilización independentista en la calle. 

Cosa que no ha pasado con la condena de Artur Mas, quien aún tiene ascendente entre el electorado convergente, mucho menos en el republicano y poco o ninguno en la CUP, como quedó demostrado esta semana en su comparecencia en el Parlament para dar cuenta de la presunta corrupción en CDC.

Los preparativos 

El secretismo con que el Ejecutivo diseña la consulta empieza a poner nerviosos a sus socios de la CUP, que reconocen que, ahora que ya han dado su apoyo a los presupuestos, lo tienen más complicado para condicionar al Govern. Insisten en reclamar que se anuncie ya la fecha y pregunta del referéndum, pero en el Palau de la Generalitat no tienen prisa por contentarles. El escrache a la sede del PPC protagonizado por Arran ha molestado porque en Junts pel Sí interpretan que acciones como esta son un argumento para los que buscan desautorizar el 'procés' comparándolo con la violencia que se vivió en Euskadi.

Por su parte, los cuperos consideran que mientras el Parlament está realizando su parte del trabajo, el Gabinete de Puigdemont-Junqueras se limita a asegurar que está ya todo listo. "¿Censo, funcionarios, campañas para instar a la participación?", se pregunta, expresando sus dudas, una dirigente cupera. Interpelado el Govern, en público por boca del vicepresidente Junqueras, y en privado, por la de otros responsables, la respuesta es siempre la misma: "Organizativamente está todo preparado". Pero no dan más pistas. En todo caso, este lunes se celebró una de las periódicas reuniones secretas en las que participan 'consellers' tanto del PDECat como de ERC y la conclusión en ambos casos es que los preparativos están bien encarrilados.

Otro de los misterios aún no desvelados es el contenido de la ley de transitoriedad, cuya aprobación permitirá "transitar desde la ordenación jurídica española a una ordenación jurídica propia", según resumió Junts pel Sí en su momento. Sí se sabe que el texto define que el objetivo de Catalunya es convertirse en una "república de derecho, democrática y social" y a partir de ahí debería aclarar cómo se realizará el referéndum y qué pasará si ganase el 'sí' a divorciarse del resto de España.

14 comentarios:

  1. Rubio Vaquero Mariar

    Vaya par de gilis...

    ResponderEliminar
  2. Claudio Iglesias

    Pero que cara vas a plantar si eres la Ruina de cataluña .Eres presidente puesto a dedo.no as sido no votado

    ResponderEliminar
  3. Daniel Garnica Fernández

    Plantarán cara a su P.M

    ResponderEliminar
  4. Alfredo Olivares Sanchez

    Te veo camino del Trullo, y no me gustaría

    ResponderEliminar
  5. Javier Yánez

    sí, tu cara va a quedar plantada en la calle pisoteada. De verdad, cuándo vamos a darle tartazos a este subnormal? Hace tiempo que ya se merecen que les tiren hasta zapatos.

    ResponderEliminar
  6. Adela Oliver Salas

    Un fracaso total de viaje pero ellos a disfrutar a todo lujo con su séquito.

    ResponderEliminar
  7. Nelly Munoa

    Todo es futuro, haremos,plantaremos .....nunca hemos hecho

    ResponderEliminar
  8. Mariangeles Sánchez de Lera

    Unas vacaciones Pagadas, u inútiles, ya nos tienen acostumbrados

    ResponderEliminar
  9. Claudio Iglesias

    Pero que cara vas a plantar si eres la Ruina de cataluña .Eres presidente puesto a dedo.no as sido no votado

    ResponderEliminar
  10. Modesto Calvo Garcia

    Hola El Catalán para mi no es Idioma es un dialecto que se formó, en todas regiones de este planeta y con esto no quiero ofender a nadie .En Alemania hay más de mil.

    ResponderEliminar
  11. MD JJ

    PUIGDEMONT, TEN CUIDADO, NO TE QUITEN EL PELUQUIN TAN HORRIBLE QUE TIENES, Y TE VEAMOS LOS POCOS SESOS QUE TIENES.

    ResponderEliminar
  12. Pam Sanchez-vilar

    Cara es precisamente lo que tiene, mucha y dura

    ResponderEliminar