martes, 28 de enero de 2014

La marea blanca arrasa la sanidad en Madrid

 
El proyecto de la externalización de cinco hospitales por parte de su comunidad autónoma ha sido paralizado cautelarmente por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en un auto sin precedentes  no por unos hechos que son los que se basa siempre la justicia, sino por la simple presunción de que podría causarse “un gran perjuicio”. La justicia se ha entrometido en un proyecto político que un gobierno elegido democráticamente por el pueblo le podía haber salido bien o mal, pero que al no llegarse a poner en marcha ya nadie podrá llegar a valorar.
La inminencia de la puesta en marcha del proyecto ha tenido en vilo a los profesionales sanitarios ante su temor de ver alterada su relación laboral con la administración, que fue recogido por el PSOE y los sindicatos como un debate  confrontación entre la sanidad pública y la sanidad privada. Durante los últimos meses los profesionales afectados han estado en la calle con la denominada “Marea blanca” protestando sistemáticamente para defender su status laboral.
El auto judicial de paralización del proyecto ha sido recogido por el PSOE como una victoria de la sanidad pública contra la privada cuando lo que se pretendía era simplemente confraternizar el funcionamiento de determinados servicios, cosa que ya se estaba llevando a cabo. Ayer la Sexta y otros portavoces de la izquierda daban a la noticia como una victoria del inútil de Tomas Gómez que mas bien debería de preocuparse por su anterior gestión en Parla.
Hay que hacer hincapié que este sistema se pretendía instaurar en Madrid en seis hospitales, llevar años funcionando simultáneamente hospitales públicos y privados sin problemas en la propia comunidad o en otras comunidades de Cataluña o Andalucía desde hace muchos años. Lo único valorable por el ciudadano y por la justicia, si cabe, es si una determinada institución está funcionado bien o mal.
El Gobierno de Rajoy  en lugar de respaldar iniciativas que, como la de la externalización de la gestión sanitaria, venían a demoler mitos izquierdistas profundamente arraigados, ha dejado a González y los suyos más que solos frente a los furibundos ataques de la izquierda y sus sindicatos, que sí eran conscientes del daño que políticos sin complejos pueden hacer a sus mentiras. Este hecho ha provocado la dimisión de Javier Fernández Lasquetty en un acto consecuente por la imposibilidad de llevar a cabo su proyecto
 Esto se ha visto muy claro en la peripecia judicial de un caso que ha estado ocho meses saltando entre tribunales sólo para que se tomase una decisión cautelar y en el que el Gobierno, que hasta ahora no tiene reparos en utilizar su poder sobre los jueces en cualquier caso de corrupción o en defensa de la infanta, se ha puesto de lado.

12 comentarios:

  1. Jose A. Sanchez Jimenez

    Los buitres son los únicos que no matan para comer...ahhhh....y no tienen dientes.

    ResponderEliminar
  2. Carlos Benito

    Son auténticos carroñeros, y se comen a los animales incluso antes de morir.

    ResponderEliminar
  3. Jose A. Sanchez Jimenez

    Vamos...que tu no comes carne ni pescado

    ResponderEliminar
  4. Maria Reverte Pozo

    Vuelven a ganar en la calle, lo que pierden en las urnas.

    ResponderEliminar
  5. doble lectura

    Buenos días.-

    Es curioso, como se usa el manto del "Servicio público", para esconder en muchos casos el "usufructo privado", de un montón de medradores que, sientiendose impunes, hacen de su capa un sayo y escudados en la presión política de unos adocenados titiriteros sindicalistas y caciquillos que, a golpe de dedo, designan a dóciles servidores suyos, aparenten servir a la sociedad, con dinero de todos.

    ¿Que de servicio publico tienen las listas de espera?.

    ¡Ah!!, ¿que hace falta mas dinero?, pués se me diga hasta que nivel, o si debe arruinarse una nación para que un colectivo, que no para en barras a la hora de apuntarse horas extras improcedentes, combinar su empleo fijo con otro privado por la tarde, hacerse altruistas con el papeles pa tos ( incluidos todo tipo de servicios), turismo sanitario y un largo etc, que nadie aborda porque se paga con el dinero "que no es de nadie".

    Por supuesto que hay buena gente como en todos los sectores, pero es que un cántaro, se vuelve inservible, cuando solo sea que tenga un agujero, no mas grande que un garbanzo y en un sector que funciona disparando con "pólvora de rey", más que un cantaro, hay un colador inmenso.

    Caso contrario, que nos acoja a todos los sectores el manto de la chupistería, que el mismo derecho que un cirujano, lo tiene un albañil y así dejemos de ser unos "mas iguales que otros"

    ResponderEliminar
  6. Barnie Cuper

    Es mejor ser funcionario sin que nadie te controle a estar vigilados en tus funciones y eso es lo que pasaba.Sin entrar en si son buenos o malos profesionales,el poder hacer lo que quieras sin que nadie te diga nada,eso vale un Potosi.

    ResponderEliminar
  7. Carmen Gonzalez Castillo

    a seguir asi, que se acojonen esta banda de delincuentes (El gobierno)

    ResponderEliminar
  8. Carlos Benito

    Si, la compro con el precio estipulado. Es mas, querían privatizar la Sanidad aprovechándose de los establecimientos y equipos pagados con dinero público. Que listos.

    ResponderEliminar
  9. Jose A. Sanchez Jimenez

    La sanidad publica debe mas de 25.000 millones. Si le sumamos los 24.000 millones anuales que se ahorra por la gente que...paga la publica y usa la privada....La S.S. esta en KO técnico....Como lo ves ?

    ResponderEliminar
  10. Carlos Benito

    Que edifiquen sus hospitales y los equipen con dinero privado.

    ResponderEliminar
  11. Marina Baja

    Y los recortes? yo tengo a mi madre a mi cuidado, porque si por ella fuera, pobrecita no podria ni vivir, estaria muerta ya.

    ResponderEliminar
  12. Armando Rico Manzanero

    mi opinión es que no se puede hacer negocio con la salud de la gente, votantes médicos del pp están de acuerdo, los economistas saben de economía, y los médicos de salud, habrá que hacerles caso a ellos

    ResponderEliminar