miércoles, 22 de enero de 2014

Jordi Cañas


 
Ayer saltó la noticia de la imputación de Jordi Cañas por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) sobre la presunta comisión de fraude fiscal por parte del parlamentario Uno de los políticos con mayor proyección en la vida política catalana.
Se trata de una investigación por la defraudación a Hacienda de la sociedad familiar a la que pertenecía de 429.203 euros en el impuesto de sociedades de 2005 cuando era socio de las empresas inmobiliarias S.Y. Servei Inmobiliari S.L. y de Inversiones Manais 2002 S.L.
La investigación arrancó a raíz de una querella presentada por la Fiscalía contra otras 10 personas que ya han prestado declaración como imputados en el Juzgado de Instrucción 19 de Barcelona, y ahora la instrucción proseguirá en el TSJC debido a la condición de aforado de Cañas.
Según el auto, Cañas era socio al 50% y autorizado en las cuentas bancarias de la sociedad S.Y. Servei Inmobiliari S.L. --el otro 50% era de su entonces pareja M.A.L.--, y socio del 40% de Inversiones Manais 2002 S.L. La administradora de estas sociedades era la hermana de su entonces esposa y bajo estos indicios familiares se ha basado la acusación. Cañas trabajaba en un local en la calle Juan de Malta de Barcelona, desde donde se controlaban las sociedades mercantiles del Grupo Corbelia, dirección que a su vez era la sede social de Inma & Marc Habitatges S.L.
Pero al margen de esta información y del resultado de la investigaciones posteriores que apuntan hacia un nuevo archivo de una causa que previamente ya había sido rechazada por la juez y reabierta por la insistencia del abogado del estado, debo aplaudir el comportamiento de uno de los pocos políticos de este país que hora y media de conocer su imputación sin siquiera haber sido acusado formalmente ya había salido a los medios a dar una rueda de prensa para dar explicaciones sobre el caso y los motivos de su dimisión provisional de portavoz de Ciutadans en el Parlament, con su deseo de poder declarar cuanto antes ante la juez y explicar las circunstancias de lo ocurrido y no ser otro caso como José Blanco, Oriol Pujol, Méndez  y tantos otros ejemplos lacerantes de la vida política española.
Yo no estoy en el pellejo de Jordi para poner la mano en el fuego por el, pero deseo que este asunto se resuelva cuanto antes a su favor y no ande dando vueltas El asunto que no se trata de una cuestión relacionada con su actividad en la política, tiene la pinta de ser una vendetta política contra un adversario que día a día ha estado fustigando con la ley en la mano los manejos y trapicheos del independentismo catalán cuyo partido empieza a ser molesto para sus intereses.  
Ayer en Barcelona en ciertos medios políticos había mucha gente que se alegraba de su imputación, ya que creen haber quitado de encima un adversario molesto, pero habiendo escuchado a Cañas sus explicaciones sobre su dimisión y su versión de este asunto, pienso como él dice que su alegría va a durar muy poco. Ya les ha amenazado con volver como hizo Mac Arthur en Filipinas. Porque en la política española hacen falta políticos como él.

6 comentarios:

  1. Chimo SVr

    Esto es dar ejemplo y no las marranadas que hacen PPsoe y NAZIonalistas para no soltar el sillón cuando son imputados por temas infinitamente mas graves.
    Como vemos la justicia es igualita para todos, lo mismito que con la infantita...

    ResponderEliminar
  2. Luis Aladro Nortes ·

    Como se vera, hay una mano negra detras. Me reafirmo de que hay que votarles.

    ResponderEliminar
  3. Laureano Fernández Ispinum ·

    A mí me parece que este señor es honesto y está dispuesto a renunciar a sus cargos para no perjudicar a su Partido. Ya me gustaría ver que otros políticos actúan con la misma sensatez.
    En este caso concreto, estoy convencido de que este señor no ha cometido ninguna infracción, por lo que, cuando el tema quede resuelto favorablemente, su partido le debe compensar generosamente su honradez.

    ResponderEliminar
  4. José Antonio Izquierdo Primo

    Si he interpretado bien, el motivo de la imputación ha sido por que otra persona jurídica, no su partido, ha pagado a hacienda los derechos reales de una herencia. A hacienda que más le da quien pague, lo importante es que se pagaron esos derechos. ¿Cuantas deudas han pagado, o perdonado que es lo mismo, los bancos y cajas a todos los partidos políticos y ni banqueros ni líderes políticos han sido imputados?.
    En este país das una patada en el suelo y sale una bandada de tontos.

    ResponderEliminar
  5. Bruno

    Vi a Cañas en Terrassa, hace poco, el día en que fue increpado por un energúmeno separatista que le llamó “terrorista” durante un debate. Cañas es alguien por quien siento una afinidad especial. Tiene el valor cívico que muchos hemos echado en falta durante años. Ha dicho en voz alta lo que muchos pensábamos y ha sacado de sus casillas al establishment mediático. La rapidez de su reacción le honra tanto más cuanto que se están ventilando asuntos que datan de antes de la fundación de C´s. ¿Cuándo seguirán su ejemplo el camarada Oriol, Duran, Ausás? Animo Jordi, a veces hay que dar un paso atrás para dar después dos adelante.

    ResponderEliminar
  6. Santiago Nuevo

    la mano alargada del gobierno,despues de archivar el caso por dos veces,es el abogado del Estado quien recurre

    ResponderEliminar