lunes, 13 de enero de 2014

Gamonal, un nuevo ensayo del “agit prop”

altercados en burgos

He observado con cierta sorpresa y preocupación el estallido de violencia del barrio de Gamonal de la tranquila ciudad de Burgos, todo ello motivado por una actuación por parte del Ayuntamiento para convertir lo que era una avenida de cuatro carriles, antigua carretera general, en un boulevard con dos carriles con zonas peatonales, carril bici y parkings subterráneos con el fin de aligerar la congestión existente en la zona un proyecto aprobado por los dos principales partidos municipales con una dotación de unos 8 millones de euros.
Puedo entender que a muchos de los vecinos, este tipo de obra que otras ciudades han llevado a cabo con resultados positivos para la zona, les pueda causar algún perjuicio, como el de no poder aparcar el vehículo frente a su domicilio o una posible reducción de venta de los comercios, o lo que algunos argumentan un despilfarro en tiempos de crisis, que es algo discutible por defectuoso que sea el proyecto siempre que se haga de manera civilizada, pero este estallido de violencia me ha hecho pensar que en ello puede haber algo  más que una imposición del ayuntamiento de un mejora que no desean sus vecinos.
Siempre cuando en un barrio dividido por una carretera y degradado por el tráfico de una circulación que ahora puede ser desviada por otras circunvalaciones y se emprende una obra de reforma de la zona, mejora la calidad de vida de sus vecinos y aumenta el valor de las propiedades allí ubicadas por lo que no puedo entender que hayan sido éstos los que estos dis han roto cajeros, escaparates de comercio, mobiliario urbano y quemado un centenar de contenedores y ahora mismo un centenar de ellos siguen plantados allí con el fin de impedir la obra. Por una razón muy simple. Nadie con dos dedos de frente se dedica a tirar piedras a su propio tejado por muy enfadados que estén con el poder establecido.
El lanzamiento de cascotes a la Policía, la rotura de escaparates y la quema de contenedores, no fue obra de los comerciantes o los vecinos de Gamonal, muchos de ellos ya mayores, sino manejada por grupos violentos venidos desde Madrid y Valladolid de grupos radicales antisistemas perfectamente organizados a través de la Coordinadora Antifascista de Madrid, en la que están Bukaneros (del Rayo Vallecano), Izquierda Castellana, los okupas de La Traba o los anarquistas de Rash, todos ellos conectados con la Kale Borroka vasca que se apuntan a un bombardeo y que maldito lo que les importa a estos mozalbetes encapuchados y adiestrados para la guerrilla urbana que arreglen la calle Vitoria de Burgos y hagan un aparcamiento subterráneo. Ellos van a donde haya algún problema para armarla y su sistema es siempre el mismo, con tal de tirar abajo el sistema. Los hemos visto recientemente rodeando el Congreso de los Diputados. Sobre todo cuando detrás de todo ello hay un partido político que lleva tiempo en esta estrategia y necesita que todo empeore para poder pescar en rio revuelto.

7 comentarios:

  1. Reme Martinez

    SALVAJISMO,!!! ESTO NO ES NI DEMOCRACIA, NI RESPETO A NADA, !!!!

    ResponderEliminar
  2. NO ES NADA NUEVO, LO DIJERON PÚBLICAMENTE Y LO ESTÁN CUMPLIENDO "LO QUE NO GANAMOS EN LAS URNAS, LO GANAREMOS EN LAS CALLES". y luego se llaman demócratas.

    ResponderEliminar
  3. Jose Luis Balaer Bellido

    De golpe de estado progresivo...mejor diría yo.

    ResponderEliminar
  4. Javier Requero

    A palos con los agitadores, si quieren violencia, desela.

    ResponderEliminar
  5. Jose Chamberi Ignacio

    FAMOSA FRASE DE LA P$OE. "LO QUE NO GANAMOS EN LAS URNAS, LO GANAREMOS EN LAS CALLES". Y están en ello, no debe de extrañarle a nadie.

    ResponderEliminar
  6. Jorge Facius

    O en los trenes de cercanias......

    ResponderEliminar
  7. Tino Garcia

    Contra las porras y loas pelotas de goma desobediencia y guerrilla urbana

    ResponderEliminar