lunes, 19 de agosto de 2013

El demonio está en Gibraltar

 
Fabián Picardo ha declarado que no va a retirar los bloques de hormigón con pinchos que el mandó echar al mar “antes de que se congele el infierno”. Luego, viene una eurodiputada y clama para que los ingleses no vengan a veranear a España donde vienen los ingleses a lanzarse por los balcones de los hoteles y emborracharse. Encantado. ¿Y dónde van a hacerlo, en Egipto?
Cameron dice que cogió el teléfono y puso a Rajoy en su sitio y que éste agachó la cabeza prometiendo poner fin a los controles. Lo más probable es que le contestara una gallegada que el inglés no entendió a pesar de tener bien cerca a irlandeses y escoceses, que son primos-hermanos de los de Compostela, porque resulta que los controles siguen. ¿Y qué ocurre ante tal inaceptable insubordinación al Gobierno de Su Majestad?, pues que va el primer ministro y manda unos herrumbrosos barcos, vergüenza de lo que una vez fue la Navy, a unos ejercicios ya programados sin ninguna amenaza concreta, porque lo que no van a hacer es cañonear Algeciras y reducirla a escombros.
Todo porque la guardia civil ha decidido controlar el escandaloso contrabando de tabaco que se hace desde la roca donde habitualmente hileras de personas cargando cajas de tabaco en una de las playas de La Línea. Suele ser por la noche oscura no se veía nada. De pronto una lucecita verde cruzaba por delante de la playa a gran velocidad procedente de Gibraltar. Era una "lanzadera", una lancha superrápida que había dejado el puerto de la colonia cargada de tabaco y/o hachís y se detenía en la orilla en un abrir y cerrar de ojos. De las catacumbas de la noche linense, surgían súbitamente decenas de personas que cargaban los fardos desde la playa a los pisos donde se almacenaban.
Nunca había hasta ahora ni un Policía, ni un Guardia Civil, se limitaban a capturar algunos camellos de poca monta, aunque se enteraban algunas veces de los horarios de entrega, no podían competir con la astucia de los miles de linenses implicados. Otras veces el desembarco se hacía a plena luz de la tarde y nadie decía nada ni veía nada ni decía nada. Son los colaboradores necesarios una alcaldesa que dice que hay que negociar ya que se está arruinando La Línea. Ahora que esto ocurra ya es mucho más complicado. Así y a base de porteadores a pie, en coche o bicicleta han introducido en España 14 millones de cajetillas de tabaco de contrabando.
Ayer los pescadores se manifestaron con sus barcas en la zona habitual de pesca en mar territorial español, acosados por las patrulleras de Gibraltar ¿Para que las quieren? ¿para patrullar por el puerto? porque se da la circunstancia que la roca no tiene otra misión en el mar que vigilar el perímetro del puerto exclusivamente. Los lugares donde se dedican a molestar a los pescadores rebasan de dicho perímetro y pertenecen a España. 
Pero es que Fabián Picardo el contrabando no es su objetivo, tampoco lo es el complejo que quiere montar al otro lado del puerto ganando terreno al mar, sino que su fuente principal de ingresos depende de su proyecto primordial,  el negocio del juego on-line, que factura más de 113.000 millones de euros al año (una burrada) si se contabiliza la facturación de los 26 operadores instalados allí y auditados en 2012 por siete empresas diferentes. Una suma demasiado jugosa como para dejarla escapar por los conflictos territoriales con España. Para proteger el futuro cable submarino por donde va a discurrir sus líneas telefónicas sin tener que pasar por ni abonar un euro a Telefónica, para ello  son los bloques que ha estado echando al mar. Los pescadores con sus redes anduvieran merodeando por la zona, podrían causar algún conflicto. Por este el empeño de Picardo en que no faenen por allí.  
Pero, ¿cómo consiguió un territorio tan pequeño albergar los potentes servidores de todas estas compañías? La respuesta la tienen los acuerdos que su Ejecutivo firmó en 2006 con el ex ministro de Exteriores socialista Miguel Ángel Moratinos. Gracias a ello, España le proporcionó a «La Roca» miles de líneas telefónicas que las compañías de juego utilizaron para convertirse en una de las mecas de la apuesta por internet.
Gracias a este negocio tan lucrativo, los presupuestos de Gibraltar se han engordado con los años, ya que, poco a poco, se han ido sumando más empresas que han implantado sus servidores allí. Y es que, como aseguran fuentes cercanas a estos operadores, «la más pequeña factura medio millón de euros a la hora».
«Gibraltar es un casino virtual y se aprovecha de ello para no tributar por el juego», afirma Guillermo Rocafort, doctor en Economía y experto en paraísos fiscales, quien también ha alertado de que «esta situación está fomentando la ludopatía entre los españoles». Según este experto, gran cantidad del dinero que genera esta actividad «no tiene ningún control». Para Rocafort, la solución es clara: «Todo pasa porque la Administración española cree un plan integral estratégico para el control del juego virtual en el Peñón». Por otra parte, a falta de terreno físico, este doctor en Economía resalta la fuerte expansión de Gibraltar a través de la red: «No todo son casas de apuestas. Webs como Wikipedia o empresas de ''call center'' también se aprovechan del negocio del cable».

En España, el juego on-line se regularizó en junio de 2012 y el número de jugadores se multiplicó por cinco durante los primeros seis meses de vigencia de la norma, al pasar de los 200.000 a más de un millón. Sin embargo, la mayoría de las webs que utilizan el dominio «.es», aunque tienen una pequeña delegación en nuestro país, mantienen los servidores en «La Roca». En concreto, 318 páginas de apuestas operan desde Gibraltar. 69 de éstas están autorizadas en España. Por tipo de juego, las apuestas deportivas copan el mercado, con un 49,7 por ciento sobre el total de juegos. La relevancia de deportes como el fútbol dentro de este negocio es uno de los motivos por los que, portavoces autorizados del sector del juego en nuestro país, afirman que «dentro de la ley de juego on-line 13/2011 no se incluyó la obligatoriedad de que los servidores de las operadoras tuvieran su base en España. Formaron un ''lobby'' que lo evitó». Estas mismas fuentes aseguran que «el fisco español está perdiendo entre un 20 y un 25 por ciento por el auge del juego on-line. La crisis y estos operadores merman el negocio».
A ver si nuestro gobierno le toca explicar esta cuestión y poner de su parte a los distintos gobiernos comunitarios, independientemente de atacar el contrabando de tabaco, la proliferación de empresas dedicadas exclusivamente a eludir los impuestos, no solo de España, sino de otros países de la comunidad que deberían tomarse muy en serio esta cuestión y deberían apoyar a nuestro país en su reivindicación. Esta es la razón del apoyo tan decidido a Picardo por parte de la Royal Navy.

14 comentarios:

  1. Kata Cris

    que lo dicho, a veranear a El Cairo ellos y su santa que asi nos evitamos operarla de la cadera...

    ResponderEliminar
  2. Carla Medina Agag

    Ay ay ay, Picardo... que con tu chulería te las estás buscando...

    ResponderEliminar
  3. Francisco Sentis Villalba

    Ante las palabras de este hijo de puta, lo que debería hacer el gobierno español es prohibirle la entrada a territorio español. Dudo que lo haga, puesto que es un gobierno que sólo toma medidas contra los propios españoles.

    ResponderEliminar
  4. Diego De Juan

    La única vía con Gibraltar es hacer que esos usurpadores okupas vivan muy mal. Tanto, que hasta los monos prefieran emigrar a un infierno congelado.

    ResponderEliminar
  5. Juan Manuel Lopez ·

    Lo pone muy sencillo. Si el gobierno de Gibraltar no retira los bloques, lo retira el Gobierno de España. De paso, se le pasan los costes de la retirada al gobierno de Gran Bretaña + la correspondiente compensación por los daños causados.

    ResponderEliminar
  6. Blog Desde el Caballo de las Tendillas

    España tiene medios jurídicos y políticos a su alcance para dar la batalla legal y política en este tema. El Gobierno debe defender los intereses de España y lo debe hacer sí o sí.

    ResponderEliminar
  7. Joan Ramón Bonet Carmona

    Este individuo tiene cara o es familiar del algún otro nativo de Gibraltar que vive desde hace años en la roca y come plátanos ......Joan

    ResponderEliminar
  8. Capitán Muñón ·

    Todo es cuestión de la voluntad de nuestros políticos. El gran problema del que adolecemos.
    Sin voluntad no podremos lograr hacer nada, ni salir de la crisis, ni superar las crisis internas; y mucho menos enfrentarnos a las crisis externas.

    Me siento frustrado cuando veo que cientos de compatriotas muestran sentimientos de rendición ó de regocijo frente a una derrota, proferidos por mera ignorancia, sentimiento antinacional ó un complejo de proporciones bíblicas.

    Todo es cuestión de voluntad, ilustración y buena formación.
    El problema de Gibraltar se podría solucionar de forma pacífica en 6 meses, si nuestros dirigentes aplicasen dichas virtudes.
    Se empezaría con una reunión entre jefes de Estado, en donde el Español colocase sobre la mesa un nuevo tratado por el cual; la soberanía del Peñón volviese a manos Españolas, la nacionalidad Británica de los residentes en el peñón pudiese conservarse si éstos así lo desean. Y como es normal dentro de la UE, el derecho a residir en cualquier parte de nuestra nación. Y la cesión compartida de la Base Naval por 100 años, con negociación de prórroga.

    Como sería de esperar el jefe de Estado Británico se negará. Y es ahí donde interviene la voluntad de forzar la situación a aceptar dicho tratado. Es muy simple, todo radica en forzar que la permanencia del statv qvo actual sea antieconómico.

    ¿Cómo?

    No hay que cerrar la verja como algunos profieren. Eso nos acarrearía problemas dentro de la UE. Por no decir justificar el victimismo de los llanitos.

    I) Tasa desproporcionada y abusiva en agua, gas, luz y fibra óptica. Como se negarían a pagar dichas tasas; corte inmediato de los citados servicios.

    II) Registro aduanero exhaustivo; Como he dicho no se puede cerrar la verja, pero alegando el contrabando de drogas, mantener colas de 6 horas tanto para entrar como para salir. Eso está permitido por los tratados de la UE.

    III) No hace falta hacer una gran demostración de la fuerza militar para mandar un mensaje. Sobre todo con un país serio como es Reino Unido. Bastaría con que la Unidad de Buzos de la Armada demoliese los obstáculos submarinos de hormigón. Acción que se podría vender al exterior como necesaria dado el daño ecológico que estos obstáculos plantean.

    IV) Campaña de sensibilización internacional, en la cual se vendería al mundo que el problema radica ante todo, en una lucha contra la corrupción de un "paraíso fiscal ilegal" que aprovechando la crisis expolia nuestra nación.

    6 meses sosteniendo los cuatro puntos y se vuelve a pedir una reunión entre jefes de Estado, donde el Español volvería a poner sobre la mesa el pacto de la primera reunión.

    Estoy firmemente convencido de que sería firmado.

    ResponderEliminar
  9. Juan Betancor

    primero habría que definir que es el demonio esto es un bizcocho maltrecho no recomendable para el consumo humano,la misma se remonta aprox 200años bien se puede esgrimir tarde fue pero se dieron cuenta de estrema torpesa asociado a esa gran empresa cual lo dejo a su libre albedrio lo cierto es la misma la sufren como siempre para no perder la costumbre los mismos de siempre bien podemos plantear esto tiempo sobrado para reaccionar luego se puede otorgarse ese capricho nunca mejor dicho

    ResponderEliminar
  10. Estefanía Wonder

    A perro flaco.......

    ResponderEliminar
  11. Santiago Nuevo

    muy bueno,aunque no tiene categoria de demonio este simio de su Graciosa Majestad...ni siquiera de crupier de casino

    ResponderEliminar
  12. Rafael Molina Cano

    El pirata majarón del Picardo éste, se cree muy importarnte. En realidad, para los ingleses es una MIERDA, pinchada en un palo, y para los españoles, un pellejo de lenteja sin digerir, dentro de una cagaleta. O sea, un okupa de mierda.

    ResponderEliminar