viernes, 9 de agosto de 2013

A partir un peñón



Lo de Gibraltar se ha complicado aún más con la anunciada visita al puerto de Gibraltar y la base de Rota del principal grupo de combate de la Royal Navy, encabezado por el único portaaviones que la armada británica tiene en activo, el HMS Illustrious, junto a otras nueve embarcaciones de su flota donde van a desarrollar unas maniobras de… ¿rutina?.  
Coincide con el lanzamiento de bloques de hormigón en la zona habitual de pesca española por parte del gobierno de la roca que ha desembocado en una actitud de mayor celo en el control por parte de la policía española del paso de la verja algo que ha puesto de los nervios los residentes y trabajadores de la colonia y especialmente a su macarra ministro principal Bilardo que ha iniciado las provocaciones y ya se ha apresurado a declarar que la presencia para los próximos días de esta flota era consecuencia de la actitud española.
Es fácil presentar todos los gestos unilaterales de buena vecindad de España en los últimos treinta años. Es fácil probar cómo, en pago, estos piratas herederos de Drake se han ido adueñando del terreno del istmo que no les pertenece. Es fácil mostrar la actividad delictiva que constituye la única industria de Gibraltar. Es facilísimo ir a los archivos de TVE y sacar las imágenes de un brillante reportaje en Informe Semanal, si mal no recuerdo, en el que se veía a las planeadoras de los contrabandistas huir de las lanchas de la Guardia Civil y refugiarse en la Roca. Es fácil recordar, en fin, que por mandato de la ONU Gran Bretaña debe descolonizar Gibraltar y devolvérselo a su legítimo dueño, o sea, España.
Vamos a ver… Aquí quien ha estado provocando desde hace tiempo han sido siempre los gibraltareños, a veces con la apropiación de territorio marino español en la construcción de su aeropuerto o para la construcción de nuevas urbanizaciones hasta el inicio del lanzamiento de bloques de hormigón que han servido para ampliar el perímetro de la roca a costa de ganarle terreno a un mar que no es suyo. Estos hechos que ha sido constantes desde hace decenas de años. Solo hay que contemplar esta foto aérea y comparar alguna foto de hace algunas decenas de años.

Además de las zafias provocaciones a la policía española de los Defenders of Gibraltar y la acreditadísima complicidad de la policía gibraltareña en todas las actividades delictivas conocidas, como el contrabando de tabaco y especialmente en el narcotráfico.  La simple posibilidad de un cierre de la verja ha puesto a los gibraltareños especialmente nerviosos, la realidad es cualquier decisión que lleve al aislamiento de la roca pone al descubierto su flanco más vulnerable. Lo de la tasa de 50 euros también me parece una buena idea, mientras se monte un sistema para excluir expresamente a los trabajadores españoles que van diariamente a trabajar allí.
Creo que a España entrar al trapo a esta nueva provocación, no le interesa poner buques en la zona para intentar responder a un descabellado ataque inglés, sino seguir simplemente seguir con el control estricto de la frontera que ha iniciado con  esta última provocación gibraltareña además de una actuación del ministerio de Hacienda sobre todos estos gibraltareños o españoles que tienen empresas en el peñón y residen en Sotogrande y otros lugares de la Costa del Sol.
Bien está que el primer ministro británico y el presidente del Gobierno español hablen directamente para abordar el conflicto desatado a raíz del lanzamiento de bloques de hormigón por parte de buques gibraltareños sobre aguas jurisdiccionales españolas que dañan los caladeros de nuestros pescadores. Al contrario, Rajoy debería haber sido quien llamase a Cameron para denunciar estos hechos que, además de un grave perjuicio económico, constituyen una afrenta contra nuestra soberanía nacional. Desgraciadamente, de nuevo la falta de reflejos del Presidente del Gobierno ha facilitado la desfachatez del premier británico de presentar los controles españoles en la Verja como los causantes del conflicto.
Bien está que el Gobierno español haya aceptado la petición de la Comisión Europea de organizar una misión conjunta para examinar sobre el terreno los controles fronterizos en el paso a Gibraltar y aclarar la polémica por los retrasos "supuestamente excesivos" denunciados por el Gobierno de la colonia británica. Sin embargo, Madrid debería haber exigido también un examen sobre la jurisdicción de las aguas sobre las que las autoridades gibraltareñas han lanzado los bloques de hormigón, así como puede consentirse desde Bruselas la existencia de un paraíso fiscal donde se evaden millones de Euros no solo del fisco español sino de toda Europa y mantener una cueva que solo es un cobijo de contrabandistas y narcos bajo la bandera británica.
No basta, pues, que el Gobierno se mantenga firme en el control de la Verja –control que no afecta para nada el acuerdo Schengen, puesto que está destinado a la lucha contra el contrabando y otros delitos fiscales–, sino que haga pedagogía política a favor de esa firmeza, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.
Aunque el Gobierno tenga la sartén por el mango, así como la razón y a la inmensa mayoría de la ciudadanía de su parte, el apoyo que las impresentables autoridades gibraltareñas están vergonzosamente recibiendo de la izquierda española que acuden frecuentemente a cenar y recibir consignas a la casa de Bilardo, es demasiado grande como para que el Ejecutivo de Rajoy guarde silencio. Ese silencio bien puede terminar por corroer su actual y elogiable firmeza.

12 comentarios:

  1. Miguel Guirao Ezquerra

    ¿Guerra? No es necesario. El día que los barcos ingleses arriben en Gibraltar, se redoblan las colas de salida hacia España. Los miles de soldaditos que lleguen, lo primero que harán una vez desembarcados es salir a tierra. Tienen dos opciones: una, quedarse en Gibraltar sin salir (los menos). 2: La mayoría va a querer pasar a España porque hay más cosas: más pubs, más tías buenas, más para beber, más playas, más ambiente, más gente, más marcha... 9 horas de cola. ¡Si no hace falta ni pegar un tiro! Y así un día, y otro, y otro, y otro, y cuando deje de ser noticia, lo mismo. Esta es la verdadera presión contra Gibraltar. Que vengan los barcos que quieran. Nosotros quietos: 10 horas de cola. Esto es realmente lo que les jode. Y, esto ya sería la leche, cuando la flota se largue hacia el Mediterráneo, sacarles unos cuantos de nuestros barcos de la armada paseando por ahí. Varios días. Y así sucesivamente. Pero Rajoy no tiene cojones.

    ResponderEliminar
  2. Diego De Juan

    Espero que las medidas contra la mafia gibraltareña tengan una continuidad coherente a partir de ahora. Vamos a apretarles las clavijas para que estos tipejos abusones, mezcla de lo peor del pirata inglés y el pícaro español, vivan muy mal. Si el PSOE no lo jode después, claro.

    ResponderEliminar
  3. Daniel Escalante

    Considerando lo que nada hace Rajoy por defender la soberanía nacional en Cataluña y el País Vasco, no genera mucha confianza alrededor del tema de Gibraltar.

    ResponderEliminar
  4. andreu kostolany

    Una de las medidas que España deberia materializar es el control de los gibraltareños falsos no residentes en España, que viven mas de 183 dias al año (de hecho viven todo el año en España) y por tanto deberian pagar por sus rentas y patrimonio, tanto el de España como el de Gibraltar. Estos falsos no residentes estan controlados por la Guardia Civil y pasar esa informacion a Hacienda es un tramite facil.
    Me comentaron hace tiempo que pasaba lo mismo con andorranos que vivian en La Seo de Urgel aprovechandose de todas las ventajas pero no pagando ni un duro. Ahora todos pasan por el aro, tributando lo que toca. Hay que acabar con esos chollos injustificados. Son un fraude.

    ResponderEliminar
  5. cerrojito veda

    Ese es el camino, cortes intermitentes de todos los suministros, especialmente eléctrico y telefónico, en las horas de mayor movimiento comercial. Nadie tendría argumentos en contra.
    Son servicios prestados graciosamente por España, que puede argumentar averías en las lineas, es decir mentir, como hacen todos, especialmente los prepotentes británicos, cuando les interesa y están en juego sus pelas, (leáse libras).

    ResponderEliminar
  6. vikinga

    No me digan que enviar tres barcos al estrecho es una amenaza? para un país de la Otan? con el estrecho plagado de lanza misiles españoles? y un portaviones? que pretenden? efecto mediático para invidentes e ignorantes.

    Ah pero ustedes compran esa noticia? terreno abonado para exaltados salvapatrias de hojalata que saldrían corriendo al primer tiro.

    Es obvio que no podemos competir con la flota inglesa en el mar, pero estamos en casa y podemos hundírsela toda desde tierra si se acerca lo suficiente y ni te cuento con aviones.
    Animo gobierno, a segjuir en plan toca cojones con esos guiris/andaluzones de gibraltar, a ver quien se cansa antes

    ResponderEliminar
  7. Tony del Moral

    ¿Cuanto paro hay en el peñón ? tal vez ninguno. Como los ingleses cuidan sus intereses mientras a 200 metros placticamente, nos morimos de hambre sin trabajo. Y ahora queremos recuperarlo. Cuando recuperemos la identidad española cuando recupereis a país de España que toca fondo por los cuatro costado, después hacemos otras cosas Ha vez quien tiene ... para decirle a los ingleses que Andalucia es el legado andalusi ( vamos que es de los arabes) handaaaaaaaaa ves y se lo dices a los ingleses quien tiene .... eggs, para decirselo.

    ResponderEliminar
  8. Jose Antonio Palacios Sanchez

    Los ingleses hacen lo que han hecho siempre ,robo y saqueo ( llámese piratas ) . Seguro que en la segunda guerra mundial , ellos mismos han hundido barcos americanos para que entraran en guerra contra Alemania, ya que estos estaban con la soga al cuello . Han echo lo de siempre ,engañar ,robar y expoliar en sus colonias . En Hon Kon, no han podido por que era China que tiene mas poder militar , pero frente a España , enseñan todo la chulería y nos muestra la verdadera cara de estos ladrones en una España en donde los políticos cada uno va por libre y España no les importa nada a esta gentuza política que en vez de unirse en estos momentos , unos critican al gobierno y otros se posicionan con los ingleses. De verdad creéis que con gente como la alcaldesa de la Linea , el PSOE y ( por llamarle algo ) señor Mas , se puede hacer algo .

    ResponderEliminar
  9. Jose Antonio Palacios Sanchez

    El que hagan exhibición de cañoneras entra dentro de la lógica de los ingleses ( No saben hacer otra cosa ),el dinero que tienen que gastar en mandarlas es asunto de ellos ( les sobraran libras ). Aparte de esto ,España ni caso , ONU , UE y lo que haga falta para que quiten esos bloques de aguas Españolas .

    ResponderEliminar
  10. Toni Ficado

    Buen articulo. Aunque firmeza de mas de poca por nuestra parte. Lo de los bloques de hormigon debio denunciarse al tribunal Europeo. Y ese aeropuerto debio ser desmantelado cuando comenzo a cimentarse. Pero en fin ya hace siglos por verguenza hicieron llamarse corsarios para no reconocer su aun actual condicion de piratas.

    ResponderEliminar
  11. Rosa Maria Vincent Badal

    No se qué espera el Gobierno para con las leyes en la mano, dejarse de complejos, e ir a donde sea hasta conseguir que se le bajen los humos a UK, ya esta bien de dejar que nos pisoteen. Durante toda nuestra historia solamente hemos ido cediendo tierras, islas, colonias, etc. Y hemos salido corriendo sin hacer valer nuestros derechos,siempre siendo los perdedores y dejando que otros se aprovechen de lo nuestro. En España es tradición dejar que nos avasallen y ceder nuestros derechos, la política exterior ha sido nefasta durante todo nuestra historia, debe ser algo de la idiosincrasia de ser país durante siglos jamás hemos sabido negociar nada que nos haya favorecido siempre hemos cedido, siempre se han aprovechado otros países a nuestra costa.

    ResponderEliminar
  12. Joaquin Pastor

    Todos los veranos y desde hace decadas, lo mismo. la vena patriotica para distraer al personal.

    ResponderEliminar