miércoles, 7 de agosto de 2013

El cansino y caro camino soberanista de Artur Mas


 
Ayer Artur Mas ya anunció formalmente su propósito de no llevar a la aprobación del Parlament el presupuesto 2013, algo que ya se intuía, acompañando el anuncio con diversas amenazas y bravatas dirigidas al gobierno de Rajoy  y también a la sociedad catalana de cara a 2014.
No habrá presupuestos autonómicos para 2013. Artur Mas (CiU), presidente de la Generalidad, ha anunciado este martes, en una rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Gobierno autonómico, que ha decidido prorrogar las cuentas de 2012 para este año, llevar al Gobierno ante los tribunales (al considerar “ilegal” el reparto del objetivo de déficit entre el Gobierno y las CCAA) y adelantar que los presupuestos de 2014 se basarán en más ingresos pero no en “más recortes adicionales”.
Es público y notorio que el Gobierno de Rajoy ha hecho de la secesionista administración autonómica catalana privilegiada destinataria de los Fondos de Liquidez Autonómica desde el comienzo mismo de la legislatura. También es conocido el hecho de que, a pesar de este clamoroso trato de favor, la Generalidad de Cataluña, inmersa en un carísimo como ilegal "proceso de transición nacional", ha sido una de las comunidades que más claramente ha sobrepasado los límites de déficit público en 2012. Es público y notorio también que el Gobierno de Rajoy, lejos de responder poniendo en marcha los mecanismos de sanción e intervención que contempla la Ley de Estabilidad Presupuestaria, ha beneficiado a las comunidades incumplidoras con topes de déficit menos rigurosos para 2013.
A pesar de todos estos privilegiados tratos de favor -o más bien animado por ellos- el presidente de la Generalidad acaba de anunciar que ni siquiera piensa respetar el tope de déficit del 1,58% del PIB regional fijado para la administración autonómica catalana por mucho que sea bastante más laxo que el 1,3% global que tendrán que cumplir las CCAA en 2013. No otra cosa implica el acuerdo de CiU y ERC de prorrogar este año los presupuestos de 2012 que cosecharon un déficit del 2,17%. Así mismo, Artur Mas ya ha adelantado que tampoco cumplirá los topes de déficit en 2014 salvo que ese año la Generalidad disponga de mayores recursos a cargo de la administración central. Para colmo de la desfachatez, el presidente catalán nos ha anunciado que piensa recurrir ante los Tribunales el acuerdo del Consejo de Ministros que aprobó esos topes de déficit, topes que, en cualquier caso, piensa saltarse a la torera.
El presidente autonómico ha señalado que entre los objetivos de la prórroga está que no se lleven a cabo “más recortes adicionales” porque esto haría que “nos cargásemos las políticas sociales en Cataluña”. Pero ha informado a los consejeros autonómicos que si bien no han de recortar más tampoco pueden gastar ni un euro más de lo que se tiene.
En la rueda de prensa ha anunciado una nueva petición de fondos de 1.600 euros mas aparte de los 20.500 que llevan adelantados por el gobierno central. Mas ha señalado cuatro vías para aumentar los ingresos. Una: pedirá 500 millones de euros más por el cálculo de la parte recaudada de impuestos que le corresponde a la Generalidad, una cifra que siempre es avanzada a las CCAA por el Ejecutivo. Dos: obtener más ingresos a partir del nuevo sistema de financiación autonómica (que se negociará en 2014). Tres: “que se nos paguen las deudas, de una vez por todas”. En este sentido, Mas ha avanzado que en los presupuestos del próximo año habrá una partida que será solo de la deuda que la Administración autonómica reclama a la central “Hay pendientes 759 millones de euros de de 2011″, ha asegurado. Y cuatro: el presidente autonómico espera que se compense a la Generalitat por impuestos que son nacionales y que podrían ser autonómicos como el de la banca.
Claro y a todo ello quien debe abonarlo es el Estado Español siempre con urgencia y al contado, mientras el dinero anticipado (ya van por mas de 20.000) tendrá veinte o mas años para devolverlos y ni siquiera ha empezado su amortización, ya que cuenta demás con los dos primeros años de carencia.

Artur Mas se ha pertrechado de argumentos e instrumentos de toda índole -además de movilizar a la opinión mediante las estructuras de gobierno, las instituciones subvencionadas y los medios de comunicación públicos y los privados afines o agradecidos- para afrontar el envite.

Y, empujado por la ERC de Junqueras, en cuyos brazos se echó para salvar la presidencia tras el revés electoral, acaba de mandar una sutil y comprometida carta al presidente Rajoy, pidiéndole abrir negociaciones, a la mayor brevedad posible, para que se pueda celebrar un referéndum sobre la independencia de Catalunya. Carta oficial a la que Rajoy deberá dar respuesta de alguna manera. Desafío, pues, en toda regla, ya que se apunta la posibilidad de una declaración unilateral de independencia, si no se autoriza la consulta, o ejercicio del llamado "derecho a decidir". Si bien Mas se cuida de subrayar que anhela que pueda celebrarse de "forma bien hecha".

Cuando el Sindic de Greuges ya anuncia que ya existen 50.000 niños con malnutrición
en todo el territorio catalán , Artur Mas quiere justificar su negativa a reducir el diferencial entre lo que gasta y lo que ingresa con falsedades tales como la de que llevar a cabo recortes adicionales supondría "tocar hueso" (?) y poner en peligro el Estado de Bienestar. Lo cierto, sin embargo, es que su negativa se debe, en primer lugar, al hecho de que su incumplimiento se lo consiente y se lo financia el gobierno de Rajoy. Y, en segundo lugar, al hecho de que Mas prefiere, tal y como ya ha demostrado, subir de nuevo impuestos antes que reducir gastos y recortando de nuevo en servicios sociales antes que reducir la muchísima grasa que anida en sus costosísimos delirios identitarios y de construcción nacional.

4 comentarios:

  1. Irene Fernández

    Atrapan el dinero y corren antes del 2014, fijo.

    Diría que huele a elecciones en 2014, en cuanto ERC apriete el acelerador y deje a CIU en la estacada. Me recuerda a cuando en 2011 el PSOE se negó a hacer los presupuestos generales de 2012 y adelantó las elecciones el tiempo suficiente para colocar a los suyos en puestos bien retribuidos y dejar el muerto que ellos crearon al siguiente, pues sabían que iban a perder las elecciones por los datos del CIS.
    Si gana en Cataluña alguien no secesionista ya puede mirar bien en los cajones y airear inmediatamente lo que se encuentre en las cuentas y cajones, porque no tardaran en culpar los antiguos administradores a los nuevos (pienso en Ciudadans y en Rivera) de la ruina de Cataluña y de la imposibilidad de dar ciertos servicios esenciales. La malversación constante de caudales públicos, gastando en lo que es superfluo, por parte de ciertos políticos, no puede seguir quedando impune. Hace falta una limpieza general, comenzando por los de las togas o políticos disfrazados de magistrados.

    ResponderEliminar
  2. José Enrique García García

    Ya estoy harto de esta cruz de aguantar con mis impuestos a la panda de maleantes que moran en Cataluña y más en concreto a la cuadrilla dirigente. Espero que España, es decir, Rajoy y su gobierno, no de un mísero céntimo de euro a esa basura de delincuentes de separatistas catalanes, y menos aún el financiarles su creación de una país que jamás existió.

    ResponderEliminar
  3. Victor Trujillo

    hay que suspender las CCAA en este país, intervenir comunidades deficitarias y mal gestionadas como la Catalana o la Valencia y unificarlas a Aragon, no podemos seguir manteniendo a todos estos politicuchos ladrones del 3%

    ResponderEliminar
  4. Jose Antonio Palacios Sanchez

    Como se le ocurra al estado darles mas millones estando como estamos las demás comunidades ,que sin tener embajadas y sin subvencionar periódicos y amiguetes estamos de recortes hasta el gorro de manera que ya vivimos con muchas estrecheces , es para negarnos todos los españoles a pagar nada al estado . Que se preocupen de dar de comer a los niños y a las personas sin medios antes de sus embajadas y sus insultos y provocaciones ..

    ResponderEliminar