jueves, 1 de agosto de 2013

El reparto de una tarta envenenada

 
Se ha celebrado el Consejo de Política Fiscal y Financiera. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro se ha reunido  con los responsables de las finanzas de las Comunidades Autónomas para fijar el ´límite de déficit para el año 2013. Este objetivo será definitivamente asimétrico -no será igual para todas. Cinco comunidades autónomas podrán registrar una cifra superior al 1,3 fijado para este año: Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana, Baleares y Murcia, según se ha aprobado en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). No será hasta el año 2014 cuando todas las autonomías tengan la misma obligación y la cifra sea uniforme. Por esta causa nada más conocerse ha provocado airadas reacciones en contra, como la de la Comunidad de Madrid.
La decisión de Cristóbal Montoro de tratar desigualmente a los distintos gobiernos autonómicos supone un agravio para los ejecutivos que cumplen y un premio inmerecido para los que despilfarran. Mal puede apelar el ministro a la vigencia de la Ley de Estabilidad Presupuestaria como instrumento regulador de las finanzas públicas, cuando en lugar de hacer uso de las sanciones previstas en caso de incumplimiento de los compromisos financieros prefiere otorgar un trato ventajoso a los gobiernos que incurren en esa infracción.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha desvelado al evolución del déficit en los seis primeros meses del año: la administración central cerró junio con un déficit del 3,8% del Producto Interior Bruto (PIB), que es el objetivo para todo el año, pero el incombustible Montoro presume que es un 8% inferior al año pasado. ¡Sólo faltaba!, después de los mayores recortes de la Democracia y de la mayor subida de impuestos de los últimos 40 años.
 
Es Montoro con el mal ejemplo de los datos de la Administración Central, quien quiere imponer límites a las autonomías, lo que hace prever una nueva racha de incumplimientos de las autonomías, basado en su falta de decisión para recortar los enormes gastos de la administración central, tarea que apenas se ha realizado después de año y medio de sucesivos anuncios, apenas se ha tomado verdaderas iniciativas para recortar los gastos y adelgazar la estructura del Estado Central, lo cual le daría credibilidad para hacerla cumplir a las demás administraciones.   
La Unión Europea ha dado ya dos prorrogas al Gobierno de Rajoy para que el déficit se sitúe por debajo del 3% que ahora se deja para el 2015. Bruselas permite a España que cierre este año sus cuentas con un del 6,5% en vez del 4,5, pero puso condiciones a cambio como endurecer otra vez la reforma laboral, endurecer las pensiones y reestructurar los impuestos, porque a Bruselas no le ha gustado la brutal subida de IRPF. De ese 6,5 el Gobierno determinó que un 3,8 sería para la administración central, un 1,3 para las Comunidades Autónomas y un 1,4 para la Seguridad Social. A estas alturas del año la administración central se ha ‘comido’ ya su 3,8, con lo que es obvio que no cumplirá lo prometido a Bruselas a no ser que nos metan otro recortado de cuidado.
Tenemos un problema. ya que con estos criterios del ministro de Hacienda, podríamos estar varias décadas en crisis con subidas constantes de impuestros, cada vez con mas agravios comparativos entre regiones cumplidoras e incumplidoras, a  menos que todo el sector publico no reduzca de verdad el gasto público, Esto ocurrirá irremediablemente al menos hasta que se consiga estabilizar las cuentas y conseguir el déficit 0 que nos permitiría relanzar nuestra economía y empezar a devolver realmente la enorme deuda pública que está ya cercana al 90% de PIB.

4 comentarios:

  1. caensaga

    Segun la balanza fiscal del gobierno.central autonomia catalan recibe mas dinero del que.aporta. Otra balanza fiscal es el cuento.de la.lechera y como ejemplo te pongo Arteixo que por cierto Cataluña incluye en sus pretensiones el.Iva recaudado por las tiemdas.de inditex en.Cataluña

    ResponderEliminar
  2. mejikancs

    y mientras tanto subida de tasas universitarias en Madrid: +30%, por ejemplo , en Murcia: 2%..... alguien me lo explica?

    ResponderEliminar
  3. osea

    Esta claro, el estado autonómico se fué de las manos. La Constitución era como un menú a la carta donde todos pedían sin límite esperando que otros pagasen la cuenta. Ahora, algunos de ellos, cuando se les exige pagar la cuenta dicen que en ese restaurante se come mal , después de haberse hinchado. Y piensan que en el restaurante de al lado les atenderán gratis, sólo por su cara bonita y porque su cara dura le permite la osadía. Pero ahí son más listos y piden pago por adelantado y garantías. Sólo dan crédito si todos los socios, unánimamente, están de acuerdo. Así que, los que no quieren este restaurante, tendrán que cocinarse sólos como hacen otros por los balcanes o algún chef alpino o nórdico. Espero que no se les estropee el potaje y tengan algo que llevarse a la boca, sobre todo sus inocentes pipiolos¿ o pensarán que se puede ser un Ferrán Adriá solo con pretenderlo ?

    ResponderEliminar
  4. Santiago Nuevo

    la enésima cagada de Montoro

    ResponderEliminar