viernes, 19 de abril de 2013

Perdidos en el océano



Ya han pasado cinco meses de las elecciones catalanas que entronizaron, por segunda vez, a Artur Mas a la Presidencia de la Generalitat y decidió embarcar los catalanes en un viaje hacia la soñada independencia. En este tiempo, el balance de la acción de gobierno es aterradoramente hueco. Ni en el capítulo del desarrollo de la agenda nacional ni en el imprescindible relanzamiento de la economía se han producido avances, más allá de gestos de cara a la galería sin ninguna incidencia tangible para la angustiada y cada vez más indignada sociedad catalana.

Da la sensación de que Artur Mas se ha perdido en su propio laberinto. [...] Como el burro que da vueltas y vueltas en la noria, volvemos a estar encallados en el debate estéril sobre la consulta secesionista y su legalidad. El pinyol convergente -Francesc Homs, Jordi Turull y Josep Rull- que siguen reiterando que la consulta se hará “sí o sí”, mientras que las voces más sensatas de CDC y que tocan con los pies en el suelo remarcan, en sintonía con Unió y el PSC, que la consulta solo será posible después de una negociación con el Gobierno español… que ni siquiera ha empezado. En este sentido, el horizonte de 2014 como fecha límite para ejercer el derecho a decidir es, sencillamente, un brindis al sol.

Para acabar de arreglarlo, el Comité de las Regiones de la Unión Europea acaba de emitir un demoledor rapport que frena en seco las expectativas soberanistas. Pese a que ha sido burdamente silenciado por el somatén mediático, este informe establece que la región europea que se independice quedará automáticamente fuera de las instituciones comunitarias.

La Generalitat ha conseguido dinero para pagar los servicios prestados por la sanidad concertada la deuda con las farmacias del mes de marzo, (400 millones). Aún quedará algo de dinero para fomentar el bilingüismo… en Guatemala. Pero no tiene más remedio que seguir humillándose mes a mes ante el Estado Español para que le entregue el dinero para sobrevivir, por lo que todo el mundo espera el momento de la posible ruptura con ERC, que sigue encastillado en no apoyar los presupuestos de este año.

Una fuente de CDC dice: "ERC todavía nos está restando expectativa de voto, por lo tanto continuará obrando igual hasta que encuentre el buen momento para romper. Puede ser el de la presentación de los presupuestos, que contendrán recortes inmensos. Romper entonces es lo que le puede convenir más”.

El impulso soberanista puesto en marcha el pasado 11S se estrellará, en los próximos días, contra la dolorosa evidencia de que hay que afrontar y aprobar los crueles presupuestos de 2013. Si ERC se remanga y se moja, Oriol Junqueras sabe que saldrá escaldado. El viaje a Ítaca se habrá acabado. Entonces habrá que volver a puerto, destituir al almirante que ha fracasado en la expedición y reparar las naves.

4 comentarios:

  1. Konstable

    Esto es la constatación de que aún en la situación de quiebra técnica en que se encuentra la Generalitat , los actuales dirigentes del Govern , hacen bueno el tópico de que" el catalán de las piedras saca el pan" . Bien hecho y ánimo

    ResponderEliminar
  2. robertg

    Ningú va dir que el viatge a Itaca fos senzill.
    Ara estem només a les primeres embranzides i ja surten els que demanen fer marxa enrera?
    Són derrotistes al servei dels que no volen fer el viatge

    ResponderEliminar
  3. Jordi Moncau

    En efecto, el tiempo se acerca y la realidad siempre termina imponiéndose. La cuestión es si hay responsabilidades por gestionar el dinero de los contribuyentes de forma partidista y perjudicial para el conjunto.

    ResponderEliminar
  4. Telamarinera

    Unidos porque lo diga Europa?..que triste.
    Creo que la segregación, es lo mejor. España sin Catalunya tiene un proyecto con menos palos en la rueda. Espero que la Andalucía mimética a todo lo catalá siguiera el mismo, o mateix camino.

    ResponderEliminar