martes, 30 de abril de 2013

Don Tancredo y la bronca de los empresarios



Mariano Rajoy ha estado en una de las pocas ocasiones que se ha dejado ver por nuestro país sin recurrir a la pantalla de plasma o periodistas apesebrados y admitir preguntas directas de ciudadanos que sufren las consecuencias de la crisis y especialmente por la falta de resultados de su política económica. Fue en la cita anual con el Instituto de Empresa Familiar donde tenía preparado un discurso al uso, o se para no decir nada y seguir pasando el tiempo "Estamos en el umbral para revertir nuestra situación. Las bases para conseguirlo son cada vez más sólidas", defendió el presidente. Los datos del paro son terribles, sí, pero ya "nadie" habla de rescate y la prima de riesgo no genera alarma, fueron parte de su argumento.

Pero los empresarios, por primera vez de una forma tan clara, utilizaron el turno de preguntas para exponer sus incertidumbres en un tono muy crítico. Y las preguntas fueron por el mismo camino que la reconvención que le hizo FAES unos días atrás sobre su política económica. "De las tres medicinas, ajustes, reformas y estímulos, llevamos una gran dosis de la primera, un poco de la segunda y nada de la tercera", se quejó el colectivo. "Nos ha pedido sacrificios, ¿no se plantea una política económica distinta?", le interrogaron. "¿Por qué no es más radical? ¿Por qué no incrementa el ritmo de las reformas?", le insistieron. "¿Por qué tras cinco años de crisis no se ha conseguido un gran pacto de Estado?", apuntaron en clave política.

Todas las preguntas de los empresarios, sin excepción, destilaban gran dosis de queja y amargura. Los empresarios, grandes y pequeños, no han disimulado estos meses que tenían en el PP puestas grandes esperanzas, que ahora parecen desvanecerse, ya que ninguna de sus promesas electorales para la economía han sido puestas en marcha, quedando algunas de ellas en vagas promesas que se repiuten semana a semana. "¿Se siente satisfecho de lo hecho hasta ahora?", volvieron a insistir. "No puedo estar, de ninguna de las maneras, satisfechos ni con el crecimiento ni con el paro. Estoy profundamente insatisfecho", afirmó, para retomar la letra de las medidas hechas hasta ahora e insistir en que el balance, en su conjunto, es positivo: "Lo que hay que hacer es corregir los desequilibrios y después vendrá el crecimiento".

En sus respuestas, Don Tancredo insistió una y otra vez en la misma idea: Paciencia "El Gobierno y su presidente tienen el rumbo marcado y en 2014 se empezarán a ver los resultados". De hecho, les emplazó a que el año que viene hagan memoria de sus predicciones. Mientras Rubalcaba y los sindicatos le reclamaban “Urgencia” Lo que pasa es que los ciudadanos españoles sean oposición política, empresarios, empleados o parados no pueden esperar más y están de acuerdo en que hay que hacer cosas para poner el país en marcha.

Lo que no consiguieron los socios del instituto es sacar al presidente nuevos anuncios. Le requirieron más reformas, y él les contestó que "hay que hacerlas y no hay que pararse", pero se limitó a apuntar aquellas que fueron anunciadas en el último Consejo de Ministros Rajoy se reafirmó sin matiz alguno: "Lo contrario sería condenar a los españoles a un larguísimo periodo de decadencia económica. Nunca me habrán oído hablar de prematuros brotes verdes. Desde el principio advertí que no sería fácil ni rápido", afirmó.

Lo que ocurre es que Rajoy tiene suficientes frentes abiertos que merecen actuaciones rápidas y contundentes, ya que incluso se le van a subir a las barbas los escracheros que buscan un cambio radical a su medida. Un cambio de ministros de su consejo de gobierno, ya que tiene a más de la mitad de sus ministros abrasados, o la restructuración y reducción de la Administración Pública como han hecho en Italia desde el primer día, o ahora que tiene en su poder los informes de unos y otros,  cortar por lo sano los continuos desafíos soberanistas de Artur Mas que al mismo tiempo que no paran de pedir dinero… Por no hablar de temas como el aborto o una nueva ley electoral. 

Para esto le dieron mayoría absoluta once millones de españoles.

10 comentarios:

  1. Jose Manuel Perez Valdés

    ¡¡Muy bueno!!

    ResponderEliminar
  2. Elena Aldana

    Deben cumplir por la mayoría, por honradez y por España.

    ResponderEliminar
  3. Ana Isabel Sánchez

    Después de esta, supongo que Rajao se volverá "plasma" para siempre....

    ResponderEliminar
  4. Felipe Cortázar

    Afiliados despertad¡Divorcio con las bases del PP.
    El afiliado del pp está en las antípodas del Marianismo del socialenchufismo.
    Y descuelgue total del votante que tuvo que votar a Mariano.
    No hay ni una sola medida por el empleo y contra es chupopterato de los políticos y sus familias.

    ResponderEliminar
  5. Maria Gloria Arnillas Marin

    lo que faltaba ,hawsta los empresarios en contra...

    ResponderEliminar
  6. pjs

    Señor Rajoy, termine de una vez con las subvenciones a partidos,sindicatos y patronal.Termine con las empresas públicas y televisiones autonómicas que son miles de millones de perdida.Termine con el 90 por ciento de los asesores, coches oficiales, visas, móviles y prebendas .Termine con los sindicalistas liberados. Termine con los enchufados de los partidos y sindicatos en las administraciones públicas.Adelgace en más del 50 por ciento la mitad de los politicos que sobran en España.Reduzca los gastos innecesarios en ayuntamientos, diputaciones, autonomias y gobierno central. Y cuando haga todo esto echandole cojones a la cosa. Digale al pueblo español que la UNIDAD de España está por encima de todo y que a los nacionalistas e independentistas, no tienen nada que hacer estando él de presidente.

    ResponderEliminar
  7. Jose Antonio Palacios Sanchez

    Lo de este tipo es la técnica de la avestruz , esconde la cabeza debajo de la tierra y no quiere saber nada.No es que lo piense yo , lo dicen muchísimos economistas que oigo por TV..Primero quitar todas las empresas publicas , donde medran todos los amiguetes de todos los partidos y que no sirven para nada , 2 ª Quitar todas la subvenciones a los sindicatos ,patronal y partidos políticos y 3ª Hacer una reforma y desmantelar toda la mitad de la administración publica y diputaciones y si es necesario ,las autonomías y por ultimo suprimir el senado ( que para lo que sirve , bien podemos prescindir de él ) .Pero para esto hay que tener lo que este señor no tiene y meter en cintura al señor Mas y compañía y decirle de una vez y bien fuerte SE TERMINO .

    ResponderEliminar
  8. Fonsomer

    "La crisis más profunda de las últimas décadas" Y para decir esa memez, tiene que ponerse solemne. Lo de Mariano no tiene arreglo. Lo que habría que invertir es su cerebro.

    ResponderEliminar
  9. hervik

    Es increible que una persona pueda llegar a corromperse y a deshumanizarse tanto despues de 30 años en la política, se la suda todo, solo le importa que le sigan dando dinero del bce para alimentar a la casta de sinverguenzas que el pastorea, espero que un dia paguen por lo que están haciendo.

    ResponderEliminar
  10. Pedro Marquez Carballo

    Con este, no llegaremos a ningun sitio si sigue de la forma que esta haciendo las cosas.

    ResponderEliminar