sábado, 30 de julio de 2011

Policías 'indignados'

La policía de Madrid está harta de aguantar a los 'indignados' del 15 M o lo que quede de ellos. UFP señala en una nota remitida a la Delegada del Gobierno de Madrid que dice: “los policías estamos hartos, irritados, rabiosos, furiosos, coléricos, sulfurados, crispados y como no, indignados, (…) hemos aguantado escupitajos, peinetas en las narices y despelotes de algunas de las chicas de estos grupos que finalmente acabaron meándose en nuestras botas”. Están hasta las narices de los 'indignados', acampados ahora en el Paseo del Prado a los que acusa de escupirles y de tratarles "como asesinos y maltratadores" mientras hacen su trabajo.
En esta línea, la UFP critica que "no puede ser que 400 personas autodenominadas indignados paralicen el centro de Madrid cuando les dé la gana, cortando el tráfico y vulnerando el derecho fundamental a la libre circulación del resto", mientras que otros, tal y como denuncian, tengan que pagar multas por manifestarse ilegalmente.
Se culpa a la Delegada del Gobierno en Madrid, Dolores Carrión, de no enterarse "de nada", a pesar de ser, tal y como señala, "la máxima responsable de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y del Orden Público en la Región" es Carrión quien tiene que decir "cuándo, cómo y por qué se carga o se desaloja, siendo al fin y al cabo la que dé la orden", algo que no ha hecho desde que comenzaron las primeras manifestaciones del Movimiento 15-M hace 91 días. "A ver si se entera de una vez". La denuncia se amplía al actual ministro de Interior, Antonio Camacho y a su antecesor Alfredo Pérez Rubalcaba que está utilizando a los indignados como referentes para su campaña electoral. Los policías están hartos y los ciudadanos también.
Ya hace tiempo que se fueron de estos “indignados” que se han convertido en algo insalubre y molesto que han convertido Madrid en un campamento de perroflautas y antisistema. Todos aquellos que pedían pacíficamente un cambio de la política los que quedan ahora (no más de un centenar) no les queda otra consigna que cortar las calles o arremeter contra todas las personas e instituciones que quedan en pie, atacando violentamente a quien muestre su discrepancia. No se sabe que cuanto va a seguir esperando la Delegada del Gobierno para limpiar la ciudad, a no ser que espere a que tenga que ser el PP quien tenga que hacer este trabajo después de que el PSOE después de las elecciones y se vaya definitivamente al grupo mixto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario