domingo, 10 de julio de 2011

Ideología contra la crisis

El señor Rubalcaba después de 30 años de chupar rueda y conspirar detrás del presidente de turno, tuvo ayer su momento de gloria en su consagración como candidato y habló para la parroquia de vividores del sistema, para prometerles sus "nuevas" recetas con las que podían estar tranquilos y seguir viviendo del contribuyente. Había expectación sobre su discurso y su anunciada receta contra la crisis. Pero ha vuelto a despertar la vieja idea de luchar contra el paro con ideología y más impuestos, cuando con el ciudadano al borde de la extenuación esto solo tiene una salida, es ponerse a trabajar simplemente mientras el Estado facilite el camino a quienes quieran tirar adelante.
Ha despertado de nuevo las viejas luchas ideológicas. Que si deben pagar los banqueros un plus de sus emolumentos, que si la banca ha tenido responsabilidades en conceder créditos a gentes que no podían pagar, que si debe haber más democracia, que si hay que volver a la socialdemocracia para crear una igualdad en la sociedad, que si hay que atender las reivindicaciones de los indignados, que si hay que subir los impuestos para financiar la inversión en carreteras, etc. Todo, en definitiva, para crear más confusión y ocultar la mala gestión que se ha hecho a lo largo de los últimos siete años. Digo bien, crear confusión y ocultar la gestión.
Este país necesita dos cosas. La primera es que el actual Gobierno se marche, se marche ya porque ha engañado a los ciudadanos y ha perdido la confianza de los inversores. Por mucho que digan y hagan los socialistas, nadie les va a creer. Pueden adoptar medidas impopulares, como una nueva rebaja de los sueldos de los funcionarios, la congelación de la paga de los jubilados o la reforma del mercado de trabajo, pero todos sabemos que el objetivo final no es solucionar los problemas de la gente, sino mantenerse en el poder. No tienen más remedio que hacer caso a lo que les viene impuesto desde Europa o EE UU, pero trampean para que estas medidas tengan el menor efecto posible entre los votantes. Están dispuestos a todo, incluso a decir que ellos tienen la solución a los problemas de los cinco millones de parados, como si ellos mismos no los hubiesen creado. No hay que preguntarse si el sr. Rajoy tiene mejores propuestas que el sr. Rubalcaba, sino simplemente que se marchen. Estoy convencido que el día que anuncien su marcha los mercados empezarán a subir y retoñarán los brotes verdes que nos anuncian los aduladores del PSOE.
La segunda cosa que necesita este país es ajustar los gastos a los ingresos. También en este campo los socialistas son unos maestros. Han gastado sin medida, y eso no para mejorar la situación del país, que tarde o temprano tendrá que enfrentarse con el endeudamiento, sino para favorecer a los suyos. Cito sólo unos ejemplos: el fondo de reptiles de Andalucía, las concesiones de obra a los amigos, los créditos a fondo perdido o blandos a empresarios adictos al régimen, el enriquecimiento propio de algunos políticos y, últimamente, el caso de la SGAE. De esto se ha dado cuenta el pueblo y por eso ha dado su voto al PP en las últimas elecciones. No se trata de enfrentar dos ideologías, sino de gastar bien o mal.
El PSOE ha demostrado en estos años que no sabe solucionar los problemas del país y que no sabe gastar. Digo mal; sabe gastar, lo que pasa es que no ha ajustado los gastos a los ingresos porque tenía compromisos que atender. Ha inflado la contratación de personal y ha multiplicado los gastos de la Administración. Resultado final: endeudamiento. Esta es la segunda decisión que el PSOE nunca va a tomar y que es lo primero que va a hacer el PP cuando llegue al Gobierno: ajustar los gastos a los ingresos. De hecho, ya lo está haciendo en los ayuntamientos y en las comunidades autónomas en las que gobierna. La crisis nos ha demostrado que somos un país vulnerable, que cuando caen los ingresos, hay que reducir también los gastos, porque si no aumenta el endeudamiento y necesitamos más dinero, y a unos intereses cada vez más altos para financiarlo. Puede llegar un momento en que nadie nos preste porque no podemos pagarlo. ¿Qué dirá entonces el sr. Rubalcaba, que atribuía a la banca cierta responsabilidad porque había prestado dinero al que no podía pagarlo? Algo de esto nos puede suceder a nosotros, como les ha pasado a los portugueses y a los griegos.
Pero estas dos razones, que auguran que con el cambio de Gobierno van a empezar a cambiar las cosas y a mejorar la situación de nuestro país, no interesan a todos. No interesan a los nacionalistas, que quieren Gobiernos débiles con los que puedan obtener sus beneficios a cambio de apoyos. No interesan a muchos socialistas que viven de las prebendas del poder y tienen así asegurado el futuro, porque con el cambio dejarían de tener asegurada su economía. Su argumento es puramente ideológico: que si van a favorecer a los ricos, que si se van a cargar los servicios sociales, que si no tienen ideas para salir de la crisis, que si se van a recortar los derechos, etc.
La propuesta del Sr. Rubalcaba solo interesa a la izquierda instalada y que quiere seguir con el reparto cuando la caja esta ya vacía y sus ideas no tengan asegurado un futuro y el país se vaya al garete. De hecho, así ha sucedido en los lugares en los que han tenido un cierto poder. En estos momentos no se trata de que te quites tú para ponerme yo, ni tampoco de luchas ideólogas sobre el Estado y la sociedad, sobre necesidades básicas o servicios. En estos momentos necesitamos sobre todo dos cosas, generar confianza y ajustar gastos a ingresos. Es la historia de siempre, si no se crea riqueza es imposible repartirla. Con Rubalcaba y sus recetas ideológicas que son las que han causado la enfermedad no vamos a ninguna parte. Sólo es humo para la parroquia.

9 comentarios:

  1. tinete

    Que os parece lo que ha dicho el amiguete de la eta,,con sus manos manchadas de sangre?????
    Habeis oido algo del paro?????? Habra que esperar a que diga mas mentiras de como lo va a hacer ??? mientras tanto 1500 parados mas al dia,,hasta que este iluminado con sangre en las manos nos diga como quitar el paro.
    Y su amiguete "jose luis" pq no queria decir zapatero que es igual a pobreza y tu PEREZ que reniegas del apellido de tu padre franquista eres la miseria

    ResponderEliminar
  2. Babia

    Ahora resulta, que despues de haber estado este "inocente candidato",o no sería mejor "candidato indecente"(?), porque ahora él, no es culpable de nada, ni en su tiempo con el SR X, ni estos ultimos 7 años con ^^, vamos, que era un mandado , y un "irresponsable" que sólo obedecía a sus amos o jefes de fila....eso no se lo cree nadie, desde siempre ha estado manejando los hilos en la sombra,y ahora que se le ha descubierto el pastel, se ha convertido en un inocente que va a arreglar todo en un abrir y cerrar de ojos con sus soluciones "milagrosas".. OTRA MENTIRA . Este aprendiz de Maquiavelo ya no sabe que hacer poara seguir engañándonos, pero siempre hipnotizará a sus barrigas agradecidas con la poción de las subvenciones.

    ResponderEliminar
  3. Agnuss Dei

    JAJAJAJAJA, HA ILUSIONADO A CUATRO SOCIALISTAS, QUE QUIEREN SEGUIR CHUPANDO DEL BOTE JAJAJAJAJA

    ResponderEliminar
  4. UNA GATOADICTA

    nadie habla de el millón de euros que le perdono "la caixa" a montilla. ¿ eso por que fue, por su cara bonita? ¡y la deuda que tenia el psoe con el Santander!
    ¿quien la a pagado? sres. (que no les tomen el pelo)

    ResponderEliminar
  5. AJ

    Esta gente va a suyo, me imagino que entre ellos dirán: tú di eso, que aunque es obvio que es mentira, nuestro electorado en gran medida es borrego y siempre habrá quien se lo crea.

    ResponderEliminar
  6. Cerezo

    Ahora resulta que Rubalcaba, está indignado con el gobierno actual.
    Ja, ja, ja.

    ResponderEliminar
  7. Robert Moore Bernardos

    Estoy en contacto con inversores extranjeros: si antes recelaban de invertir en España por la inseguridad política y juridica, ahora está llegando a ni siquiera considerar España como punto de inversión.

    ResponderEliminar
  8. Preciosa Rios Garcia

    Si tiene tan buenas recetas, porqué no las ha puesto ya en práctica? que está esperando? que los tontos confien en sus mentiras!

    ResponderEliminar
  9. Pilar Zamora Ruiz

    A lo mejor son recetas para hacer crecer el pelo ji ji ji ji

    ResponderEliminar