viernes, 29 de julio de 2011

ELECCIONES

Este no era su año y José Luis Rodríguez Zapatero ha tenido que declinar su último empeño, aguantar hasta marzo del 2012. y todo estaba indicando que la convocatoria de elecciones iba a ser inminente. A cada día que permaneciera en el poder era una pesa más que cargaba en el lastre de la candidatura de Rubalcaba. Lo que no podía ser no puede ser y además es imposible. Ni la embestida de los mercados con 360 de prima de riesgo, con Moody´s amenazando, ni el estancamiento social y económico, ni la incertidumbre de la deuda, ni la falta de apoyo para los próximos presupuestos, ni los intereses de Rubalcaba aguantaban hasta marzo con un Gobierno en funciones y los ciudadanos soportando un pavoroso vacío de poder con los perroflautas por la calle y los etarras en los Ayuntamientos. Es una buena noticia, aunque yo creo que queda aún mucho tiempo y estos cuatro meses van a hacerse interminables y tendremos aún muchos sobresaltos.
 ZP ha sido el peor presidente de España. No lo digo yo, lo dicen los números. Ha gobernado para complacer a los sectarios de su partido y se ha olvidado del resto del país. Se ha equivocado en todo, ha negado por razones electorales la existencia de la crisis que ya se sabía de su existencia a fines de 2007 y cuando en 2010 se dio cuenta ha intentado apagar el incendio, se ha equivocado la solución. Por fin va a irse esta vergüenza de gobierno paritario que más bien ha sido una parida caprichosa. Va a ser imposible que volvamos a sufrir la vergüenza de ver a elementos cono Maleni, Aido, Sinde, Pajin, o Pepiño todos juntos en un solo gobierno. A partir de entonces habrá que arreglarlo todo: Educación, justicia, economía, sociedad, autonomías y lo más importante, la calidad de quienes ocupan cargos en la política. Lástima que no exista una ley de responsabilidad civil para que paguen por su incompetencia y los desmanes cometidos. ZP ha hecho mucho daño al país, y no debería irse de rositas.
Las elecciones no van a arreglar nada por sí mismas, pero alivian la presión política y financiera y permiten alumbrar la esperanza de que una nueva legitimidad política pueda tomar las decisiones que este Gabinete exánime ya no se sentía en condiciones de adoptar. Por eso no se entiende que la convocatoria a urnas se posponga hasta noviembre, con una campaña de cuatro meses que fácilmente podía haberse abreviado fijando la fecha en octubre. Cuatro meses en estas circunstancias de  parálisis y agobio economico es mucho tiempo .

10 comentarios:

  1. Alberto Olivera Muxí

    Estaba cantado al psoe le conviene pasr los problemas al PP porque no sabe por donde salir de la ruina que ha dejado a los españoles

    ResponderEliminar
  2. Federico Jimenez Losantos

    Un Gobierno muerto en vida o con la Parca en la puerta tiene muchos inconvenientes. El primero es que hiede: su función residual o deporte vitando es el "Sálvese quien pueda" y ese espectáculo nunca resulta agradable de ver, oír, tocar, oler y paladear. Lo peor de la condición humana se manifiesta en forma de ingratitudes y de homenaje a las célebres ratas que son las primeras en abandonar el barco, aunque, por la cantidad de veces que las vemos hacerlo, diríase que nunca dejan de empezar a huir porque jamás las vemos concluir su hazaña. Pero el inconveniente más grave de un Gobierno sin enterrar es que, por muy necesario que sea tomar decisiones importantes, nunca suele tomarlas; porque no puede, porque no sabe o porque no le dejan. El primer síntoma de la muerte política es la catatonia.

    El espectáculo de las bibianas y los ibarras agenciándose un futuro mollar a costa del Presupuesto no puede sorprendernos. Por lo que ya sabíamos y por lo que vamos sabiendo en materia de déficit oculto –corrupción al por mayor con el agravante de ocultamiento, alevosía y nocturnidad–, la época de Zapatero es la más corrupta de la historia moderna de España. Sólo la corrupción de las instituciones políticas supera la criminalidad civil de robar a los ciudadanos cuando no pueden defenderse, es decir, cuando han pagado impuestos y el dinero público está en manos de parlamentos y ayuntamientos, creados para el control pero fosas comunes del descontrol. En el zapaterismo se ha robado tanto que ni siquiera sabemos todo el dinero que falta, aunque será más que el anunciado y el barruntado. ¿Cabe mayor corrupción?

    Cabe, cuando un país está en quiebra y sus acreedores le perdonan temporalmente lo que debe a cambio de poner orden en sus ingresos y gastos, de sanear su Hacienda. Esa es la situación de España desde mayo de 2010 y, pese a todas las promesas de este Gobierno, ni una sola de las reformas anunciadas se ha llevado hasta el final. Algunas, ni siquiera han empezado. Y acaso la más importante, la del mercado laboral, ha sido precautoriamente suspendida poniendo a un sindicalista a cuidar de los desmanes del sindicalismo oficial. Ahorraré la referencia a la zorra y las gallinas. Mucho y muy malo es lo que ha hecho Zapatero pero muchísimo peor es lo que no ha hecho, lo que, tras perder año y medio, deja sin hacer.

    Sin embargo, un Gobierno tan hediondo, tan desacreditado, tan impotente, tan de risa como el de ZP tiene una ventaja: genera y generaliza la ilusión de que, con su desaparición física, empezarán a arreglarse las cosas. Y esa es, en mi opinión, la última herencia ruinosa del zapaterismo: creer que tras él todo tiene remedio; que bastará cambiar de Gobierno para que esto que antiguamente llamábamos España cambie a mejor. Ahora es cuando empieza la cuesta arriba. Y ya veremos si la situación puede mejorar y si dejan que mejore los que la han dejado inerte, los que han muerto matando, los enterradores de la nación.

    Yo no espero milagros de Rajoy, porque en política rara vez los hay y en política económica no los hay nunca. Pero lo primero con que tendrá que lidiar el líder del PP es que empiecen a exigirle acciones de Gobierno antes de ganar las elecciones. Los cuatro meses que faltan para las urnas se harán eternos, y como nadie va a pedirle cuentas al muerto, o sea, a Zapatero, se las pedirán al vivo, o sea, a Mariano. Psicológicamente –y también desde el punto de vista electoral– será un proceso de desgaste brutal. Eso, antes de empezar siquiera a gobernar.

    Va a ser tan largo, tan aburrido, tan desesperante este tiempo bobo de la espera electoral que fatalmente irá menguando esa esperanza irracional, pero real, difusa pero poderosa que todo cambio trae consigo. Zapatero se va, pero dejándonos un último regalo envenenado: perder la ilusión en lo nuevo, en lo que ha de venir, en lo que debería pasar. Por robar, han robado hasta la esperanza modesta, razonable, limitada, de que España mejore. Y no es fácil que podamos recuperarla.

    ResponderEliminar
  3. aar2010

    Con la elección de la fecha 20-N el movimiento de los perro-flauta cobra más sentido.

    Si alguna vez pude tener alguna duda de si Rubalcaba estaba detrás desde luego ya se me han disipado.

    La campaña del PSOE va a ser contra Franco y ya sabeis que en este país o votas izquierdas y eres progre de atar o si no tienes que ser un nostálgico de Franco.

    Solo espero que esta vez no se dejen engañar por el siniestro Rubalcaba como en el 13-M.

    ResponderEliminar
  4. PBL

    Una mentira más que echar en la cesta y va repleta. No iba a haber adelanto electoral y mira.
    Si es que un presidente de partido y gobierno que dice que se va y sube su partido en las encuestas es para hacérselo mirar. Si tuviera algo de vergüenza, cosa que jamás ha tenido, no se atrevería a salir a la calle.
    Piérdete ZP.

    Ahora el peligro es Rubalcaba. Se ha ido uno malo y tonto, ahora quiere llegar uno pérfido y presuntamente inteligente.

    Yo no cogeré ningún tren tres días antes de las elecciones, por si acaso.

    ResponderEliminar
  5. Pla1

    Yo ya tengo cuarenta y tantos. Recuerdo cuando voté al PSOE por primera y única vez en 1982, octubre, imbuido de la felicidad que da ser un joven solidario, amante de la paz y de los negritos de África, que pobres, no tienen culpa. A los dos años ya estaba arrepentido. Soy una persona de naturaleza afable y cordial, sin embargo desde que nos chulea este degenerado, me he convertido en un tipo borde e intransigente. No le deseo nada más que mal y ese deseo encima hace que yo me encuentre peor, pero es irremediable. Muchas veces, cuando campanudo se expresa, me pregunto si no habrá alguien que se acerque y le dé un buen guantazo, de esos que no te esperas, a ver si así se le va la cara de bobo.

    Todos los adjetivos que he leido aquí le vienen al pelo. Yo no sé si el Pepé es la solución, pero necesito un cambio para que deje de resentirse mi salud y pueda ser un poco más feliz.

    Si algo bueno ha conseguido este sub-humano y los meapilas que le rodean es hacernos ver a los seres normales a lo que conduce el socialismo. Por eso únicamente le doy las gracias.

    ResponderEliminar
  6. Casto Pascasio Escolá

    ES NORMAL QUE DIGA QUE NO MIRARA PARA ATRAS. SABE PERFECTAMENTE, QUE MIRANDO SU PASADO, SALE EL GAL, EL FAISAN Y LO QUE MÁS NOS INTERESA HA SIDO COLABORADOR NECESARIO PARA QUE EL ILUMINADO HAYA DEJADO ESPAÑA, COMO UN SOLAR PERO HIPOTECADO. ...POR LO TANTO ES COHERENTE QUE QUIERA MIRAR AL FUTURO, QUE ESTÁ POR VER Y SOBRE TODO DISTAERNOS CON PROMESAS, QUE YO NO ME CREO, PERO NO DEJAN DE SER UNA FORMA DE BORRON Y CUENTA NUEVA. ALFREDO PEREZ R., LA ERE (YA ME HE HECHO UN LIO) ES DE PERVERSO. PERO COMO POLITICAMENTE LO DE PERVERSO NO LE FAVORECE, PUES PONE UN PUNTO Y PELILLOS A LA MAR.

    ResponderEliminar
  7. paserifo

    ¡Aleluya! ¡Gloria a Dios! ¡Al fin ha visto el Camino!

    Hoy es un día de gran alegría. No sentía tanto optimismo por España desde que la Selección nacional de fútbol ganó el Mundial. Lástima que después del subidón miraremos con dolorida cabeza a la realidad.

    ResponderEliminar
  8. Carlos Charly Romero Garcia

    bye bye etaparo,,,,,,,,,, y burracalva,,,,, al paro,,,,,,,,,,,ya

    ResponderEliminar
  9. Alberto Olivera Muxí

    Es un personaje sin remedio como los de su partido¿ pr cierto tiene muy mala cara ? A lo mejor no ha c......o

    ResponderEliminar
  10. Chari Navarro Martinez

    lo mismo es que tiene mala conciencia y no puede dormir de la ruina a la que nos a llebado.

    ResponderEliminar