martes, 19 de julio de 2011

Paridas paritarias

Ayer estaba todo previsto para que se anunciara el Premio Nacional de Cinematografía, que, como viene siendo tradición, se entrega durante el Festival Internacional de San Sebastián. Los miembros del jurado acudieron puntuales a su cita, a pesar de las fechas veraniegas, pero cuál fue su sorpresa cuando Carlos Cuadros, director general del ICAA (Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales) les comunicó que no podía producirse el fallo porque el jurado no era lo suficientemente paritario. Sólo había representación de tres mujeres frente a los nueve miembros elegidos por el propio Ministerio: la montadora Teresa Font, la directora Josefina Molina e Inés París, realizadora  y representante de CIMA (Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales).
Efectivamente, el artículo 51 de la Ley de Igualdad, dedicada a los «criterios de actuación de las Administraciones Públicas» indica en su apartado «h» que los poderes públicos deberán «promover la presencia equilibrada de mujeres y hombres en los órganos de elección y valoración».
No es la única medida de discriminación positiva que contempla el ICAA. La anterior Orden Ministerial de la Ley de Cine ahora en vigor otorga preeminencia a los proyectos capitaneados por una mujer en caso de haber obtenido la misma puntuación que uno dirigido por un hombre en el caso de las ayudas sobre proyecto. Todo ello gracias al persistente sectarismo de la ministra de Cultura Ángeles González Sinde y sus colegas nazi-feministas.
Estamos ya en el no va más de la idiocia paritaria que desde hace siete años ha intentado introducir en la sociedad José Luis Rodríguez Zapatero y sus hetairas feministas que aunque todas ellas ya están buscando empleo fuera del gobierno, quieren morir matando. Ante el próximo cambio de gobierno, al nuevo quizá le sea más práctico derogar en bloque todas las leyes liberticidas y sectarias aprobadas por estos/as garrapatas que nos han gobernado durante este período que pronto será un triste recuerdo.

5 comentarios:

  1. Antonia

    Deliciosamente ridiculos. Habra tambien paridad con el numero de espectadores/as.

    ResponderEliminar
  2. MCB

    El objetivo principal de la Ley de Igualdad debe haber sido conseguir que el Gobierno este formado paritariamente, una mitad de imbéciles másculinos y una mitad de imbéciles femeninos. Hay que reconocer que, en este caso, el objetivo ha sido plenamente alcanzado.

    ResponderEliminar
  3. Kirchenfeld

    No me extraña que los comediantes y faranduleros sindicados (de Sinde) no se hayan leído la ley de igualdad antes de constituir el jurado de la cosa. Al fin y al cabo el sexo (el que se declara, no el que se hace) carece para ellos de relevancia porque cada cual elige el que desea, "si no se siente bien en su cuerpo". Vale, pues el susodicho jurado se componía de más "personos" que personas y, por lo tanto, había que disolverlo y recomenzar el proceso. Lo tenían mucho más fácil: suprimir el premio y destinar su importe a permitir que unas cuantas familias puedan terminar el mes hasta fin de año. ¿O es que en esas familias de nuevos indigentes hay también más hombres que mujeres?

    ResponderEliminar
  4. lebiatan

    Pero bueno. es que nadie va a acabar con tanta estupidez y con tantos estupidos, no hay derecho que nos tomen el pelo todos los dias estos tios

    ResponderEliminar
  5. pamala

    Miras atras, y de las leyes que tanto autobombo han tenido en las legislaturas de ZP, sólo la del tabaco me parece que ha ido bien y va cumpliendo su propósito. Las demás han sido un fracaso, o han creado enfrentamientos, o no hay dinero, o no se aplica, osimplemente a la gente las parece una "parida" y "les da igual".

    ResponderEliminar