viernes, 20 de diciembre de 2013

¿Pinchar el globo eléctrico?

Cuando se conoció ayer el resultado de la subasta eléctrica que lleva a elevar por encima del 11% el recibo de la luz, este país se puso a temblar de frio e indignación ya hará que cientos de miles de familias no enciendan la calefacción porque no puedan pagar el recibo de la luz este invierno. Ante tal resultado, el ministro Soria se apresuró a insinuar que la subasta podía estar amañada por las compañías eléctricas.
Lo primero que hay que señalar es que llama la atención que el ministro Soria -que lleva dos años en el cargo- se sorprenda ahora de un sistema de subasta que opera desde hace cinco años. No es verosímil que ayer de repente los mayoristas se hayan puesto de acuerdo para manipular los precios de la energía, máxime cuando el proceso está sometido a la estricta vigilancia de la Comisión Nacional de los Mercados.
Sigue la guerra entre ministros del gabinete de Rajoy, por un lado está Soria intentando minimizar como sea esta subasta y por el otro Montoro que apuesta por las centrales termosolares y en contra de un modelo que le incrementaría su déficit cara a Bruselas. Uno de los dos debería dejar el Gobierno solo por este motivo.
Las cosas son complejas. Lo que pone de relieve esta subida del 11% es que el actual modelo eléctrico es insostenible porque, además de haber generado una deuda acumulada de 30.000 millones de euros, está operando con las tarifas eléctricas más altas de la UE. Hasta el punto de que hay siderúrgicas que han dejado de producir porque no pueden asumir los elevadísimos costes de la energía.
Lo único que es verdad es que los sucesivos gobiernos han sido quienes constantemente han convertido el recibo de la luz en la alfombra donde esconder debajo los continuos disparates del recibo de la luz, las subvenciones al carbón, el cierre de la energía nuclear, y la burbuja de la energía renovable de tal manera lo que se está pagando por la energía real consumida es menos de la mitad de su importe, siendo lo demás impuestos, tasas y subvenciones. Mientras que  la cantidad que reciben las eléctricas por su producción es inferior al que deberían recibir por el coste real.
Menos mal que estas empresas están aconsejados por los políticos retirados muy bien pagados  colocados en sus consejos de administración, asi están obteniendo generosas subvenciones con el nombre de energía verde con la otra mano. De esta manera no dejan de crecer sus beneficios de las empresas eléctricas que no han abordado ningún ERE como otros sectores, ellos al parecer no notan la crisis. Esto ocurre cuando centrales de ciclo renovable están paralizadas por exceso de producción en momentos de crisis. ¿Alguien entiende que en un momento que hay exceso de oferta sigan subiendo los precios sin parar?
El sistema eléctrico tiene hoy tres grandes problemas que exigen una reforma a fondo. El primero es que los sucesivos Gobiernos optaron por dar prioridad a energías alternativas no contaminantes pero muy caras, que ahora hay que pagar. El segundo es que el sistema funciona con la mitad del parque instalado paralizado porque no produce electricidad por la caída de la demanda. Y el tercero es la falta de competencia en la distribución y la escasa transparencia y la volatibilidad en la formación de precios.
Este Gobierno ha realizado varias reformas superficiales del sector, pero no ha querido entrar en la raíz del problema. Pero ahora lo que urge es no trasladar esta subida a los consumidores para evitar una injusticia social. Para ello, y entre otras cosas, los Presupuestos del Estado y no los usuarios deberían hacerse cargo de las subvenciones que gravan la tarifa eléctrica por razones políticas, porque ningún país puede crecer y crear empleo si no dispone de una energía abundante y costeable.

4 comentarios:

  1. Sixto Morin Perez

    Las gallinas que entran...por las que salen. .ja ja ja ja ja y ja

    ResponderEliminar
  2. Francisco Sentis Villalba

    Hay una cosa que creo es verdaderamente cierta. Independientemente de esta chirigota de las siglas esas de la Comisión del Mercado y no sé que más, la verdadera razón para la marcha atrás es que cuando el gobierno percibe que el pueblo tiene los cojones llenos de tanta ignominia y que se le puede desmandar, reculan como lo que son, unos h.d.p. y vuelven las aguas a su cauce, hasta que nos pueda joder de cualquier otra forma.

    ResponderEliminar
  3. José Israel Rodríguez Plana

    En Francia, una familia de cuatro miembros en una vivienda media paga 65 euros al mes de electricidad. Pero el 75% de la electricidad es nuclear, y menos del 5% de la coña de las renovables.

    ResponderEliminar









  4. Julio Perez Garcia

    Que vamos a esperar de estos pajaros, el uno entendera de turismo en las maravillosas islas Canarias, y el otro tiene mas peligro, pues se cree el todopoderoso en economia, y segun actua entiende menos que yo que fuy escaparatista y comerciante, y se lo que cuesta llevar estos negocios y el ni puta idea, pues todo lo soluciona con la subida de impuestos.

    ResponderEliminar