martes, 10 de diciembre de 2013

El paro – ¿Cambio de ciclo?


 

El paro registrado ha bajado en nuestro país en noviembre (uno de los meses malditos por excelencia) por primera vez desde 1989, ha roto la racha de dos meses de subidas consecutivas, pero también ha perdido de nuevo afiliados a la Seguridad Social ( casi 67.000) y el empleo indefinido a vuelto a caer respecto a 2012. Varios analistas se consideran estas cifras «positivas», de consolidación de la mejora, en las que se notan las consecuencias de la reforma laboral, pero también influenciadas por el conocido «efecto desánimo».

Mi percepción personal desde unos pocos meses hacia acá, coincide con estas cifras acostumbrado a encontrarme a conocidos que habían perdido su trabajo, ahora ya puedo decir que estoy empezando a encontrar a más personas que han encontrado nuevo trabajo. Existe creo yo un poco mas de confianza en el futuro y se refleja estos días antes de Navidad en mayores ventas de los comercios y vuelven a llenarse los restaurantes hasta ahora medio vacios. Hay que ser prudentes y no pensar que hemos entrado en una fase de crecimiento, pero habrá que estar alerta a las nuevas oportunidades que puedan generarse.

«Es un dato más positivo que pone de manifiesto que se está generando empleo en algunos sectores aunque en otros se sigue ajustando y destruyendo», explica el catedrático de Economía Juan Iranzo, que también apunta a que el dato de la perdida de afiliación no se debe olvidar.

Sin resultar sorprendentes Marcel Jansen, de Fedea, cree que las nuevas cifras de desempleo «confirman la tendencia de los últimos meses, que estamos al final del ajuste en el plano laboral». En su opinión, la buena noticia estriba en que «los trabajos creados en verano, el mercado los aguanta mejor». Aunque Jansen siempre lo contextualiza esta valoración dentro de una situación actual crítica, en la que «se tiene que pasar de la obsesión del dato del mes a un claro plan para atacar los problemas del plano laboral en el medio plazo».

El propio secretario general de UGTCándido Méndez, ha valorado como «positivo» el dato de paro registrado en noviembre, pero, por el contrario, ha avisado de que no se trata de un cambio de tendencia y ha apuntado a que la economía española transita hacia el «estancamiento». En este sentido, Jansen afirma que percibe «una excesiva complacencia» en el Gobierno en el camino para alcanzar más empleo y cree que hay que intensificar mas medidas de incentivos en el mercado laboral, con «una política más intensiva, más innovadora. El Gobierno hizo lo fácil. España está, en términos de incentivos, a la cola».

«Estamos viendo los efectos de la reforma laboral sobre el empleo y esto es muy positivo. Pero lleva tiempo. Primero destruyeron empleo neto pero luego pasado un tiempo se empieza a generar empleo», cuenta Gayle Allard, del IE Business School, que apunta el «modus operandi» típico que ha observado de España cuando se le pregunta por la bajada de la contratación indefinida: «Lo que siempre ocurría es que cuando había un foco de esperanza en el horizonte en España, se contrata sólo a temporales. España en crisis destruye muchísimo empleo pero después es una máquina de crear empleo, masivamente, porque lo necesita».

Volviendo a las cifras de noviembre, Allard también cree que ha influido en esta bajada del paro «el hecho de que haya trabajadores desanimados que ya no figuran en los datos, los que emigran, etc...» y considera que el dato sorprende por el lado positivo pero que puede tener una interpretación negativa (por lo escrito al principio del párrafo). «Vamos a ver si se consolida la parte positiva. En todo caso, tenemos mucho camino por recorrer», concluye. Para Iranzo esta cifra de noviembre «pone de manifiesto el cambio de ciclo de la economía española», que, destacando el comportamiento del sector exterior, «hay que ver qué ocurre ahora con el consumo».

Habrá que ver si en los próximos meses se confirma la tendencia iniciada que puede deberse en parte a la última reforma laboral y mucho más, creo yo, por una mayor iniciativa empresarial, motivada principalmente por la reactivación del marco económico europeo, todo hasta ahora ha sido a costa del esfuerzo y sacrificios de los ciudadanos, ya que el Gobierno hasta ahora apenas ha dictado normas ni para activar el crédito a las empresas y para incentivar el empleo en el país.

Otra cuestión, el Gobierno no tiene muchas ganas de abordar el tremendo déficit público, ya que en este momento solo se han tomado tímidas medidas es para reducir el desmesurado gasto público de nuestras administraciones ya que ni la casta política, judicial y bancaria que no se quiere enterar de la realidad social del país y no está dispuesta a renunciar a sus prerrogativas ni tomar ninguna iniciativa para acabar con su corrupción y su despilfarro.

2 comentarios:

  1. Leo Gonzalez

    Así es como baja el paro el PP: 260.000 personas dejaron España en el primer semestre

    ResponderEliminar
  2. Maridel Martin

    La 'marca España', entre las diez del mundo que más valor pierden.A la bajura de Chipre

    ResponderEliminar