viernes, 30 de noviembre de 2012

El saqueo de Andalucia (27) – El fiasco de la comisión parlamentaria



Después de casi seis meses de trabajo y de una treintena de comparecencias, entre ellas la del presidente de la Junta, el Parlamento andaluz votó en contra del dictamen de la comisión de investigación de los ERE. Sólo el grupo socialista votó a favor, mientras PP e IU se posicionaron en contra, con lo que la resolución final se rechazó por 61  sufragios contra 47.

Es decir: el Parlamento andaluz carece de una posición política sobre este caso de ayudas concedidas a trabajadores afectados por ERE y a empresas desde 2001 a 2010, por lo que la única verdad se encontrará en los tribunales cuando fallen sobre un asunto que aún sigue en periodo de instrucción.

El dictamen que aprobó este jueves la comisión de investigación solo recoge la "responsabilidad política directa" del exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, y exime, en virtud de los votos de PSOE-A y PP-A (grupo que ha votado en contra de la totalidad del mismo), a los exconsejeros de Empleo José Antonio Viera y Antonio Fernández, de dichas responsabilidades, tal y como demandaba IULV-CA

O sea que la peor de las conclusiones que pueda extraerse de lo sucedido ayer en el Parlamento andaluz es que, en efectivo y tal como pensaban los más agoreros, las comisiones de investigación no sirvan para nada, porque cada partido traslada hasta estos organismos sus propios intereses y los antepone ante cualquier tipo de evidencia que sea contraria a unos objetivos previamente marcados. Una pérdida de tiempo en un paripé montado de cara a la galería mediática sin ningún resultado

Parece increíble que los distintos responsables a nivel político no hayan llegado a enterarse de nada durante los diez años que ha durado este desfalco millonario, empezando por el Presidente de la Junta Jose Antonio Griñán.

Mientras la juez Mercedes Alaya, que instruye la causa de los expedientes de regulación de empleo (ERE) y las ayudas a empresas fraudulentos, ha presentado un nuevo parte de baja por enfermedad por un periodo de 20 días, después de darse de baja el 12 de septiembre al padecer cefáleas -fuertes dolores de cabeza,  de manera que, en el mejor de los casos, no se incorporaría a su puesto de trabajo en este órgano judicial hasta, al menos, la segunda quincena de diciembre.

Su sustituto en el juzgado, el juez Iván Escalera, ha resuelto algunos recursos y ha tomado algunas decisiones de calado, como cuando decidió rebajar a 50.000 euros la fianza para que el exdirector general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta Francisco Javier Guerrero pudiera abandonar la prisión, cosa que hizo el 22 de octubre.

Y en eso se quedó todo: 17 años después de la última comisión de investigación del Parlamento, ésta, al menos, sólo ha servido para certificar su inutilidad. Tocará esperar que la juez Aldaya se reponga y tome otra vez la iniciativa.

10 comentarios:

  1. Pilar Zamora Ruiz

    Esto se veía venir desde lejos, casi casi que si sale otra cosa nos sentiríamos defraudados en nuestra certeza, puafffffffff

    ResponderEliminar
  2. Pilar Zamora Ruiz

    Nunca se ha visto la corrupción tan generalizada

    ResponderEliminar
  3. Jose Antonio Palacios Sanchez

    Como todas las comisiones . Solo valen para cobrar dietas y disimular las corruptelas de todos ,por que lo malo de todo ,es que todos tienen por que callar y ningun partido puede alardear de limpieza moral ni ética . Ninguno esta limpio y ninguno se quiere apear del caballo en el que se vive tan bien y se trabaja tan poco y donde medran tanto mediocre y corrupto . El lema de las comisiones tendria que ser ""Hoy por ti ,mañana por mi "

    ResponderEliminar
  4. Juan Pedro Clemente

    Son capaces de irse de rositas, Xavier. En Andalucía no hay un Gobierno socialista, hay un Régimen socialista,

    ResponderEliminar
  5. norobaras

    Izquierda Unida se traga el robo multimillonario de los ERE y el pueblo pierde. Andalucía pierde y la corrupción campa de nuevo a sus anchas sin que nadie lo remedie.BAJADA DE PANTALONES. Hoy por mí mañana por ti...

    ResponderEliminar
  6. Selva Otero-Pizarro

    Javier Guerrero nos debe muchos relatos, de los de verdad..¿hasta cuándo tenemos que esperar?

    ResponderEliminar
  7. konotay

    Tan descarao no puede ser..., Guerrero sólo Guerrero y el interventor. Si dos tíos se pulen 1.500 millones, por regla de tres si llegan a ser ocho hablaríamos de 6.000 millones. Estupor?, vergüenza? no encuentro la palabra para manifestar mi impotencia.

    ResponderEliminar
  8. maria_44

    Qué fuerte! lo arreglan matando al mensajero: inventan un sistema "legal" para saltarse a la intervención y meterse el dinero en los bolsillos. La intervención detecta la trama y la denuncia a los responsables políticos, y la conclusión que sacan, IU y PSOE, es que la culpa es del interventor!!!!. Bonita democracia que han fabricado a su medida: yo me creo unas leyes a mi medida (convenio Empleo-IFA), me meto el dinero de los ciudadanos en mi cartera, yo mismo me juzgo y me exculpo, echando la mierda para abajo, para que le caiga al que me quiera denunciar. Realmente edificante. Lo mejor es ver a la Doblas en los vídeos, en los que se ve cómo se percata perfectamente de cómo y quién hizo y no hizo qué, y cómo IU, por su necesidad de agarrarse a un socio imprescincible, PSOE, para ocupar el sillón que por primera (y última) vez ocupa, es capaz de decir las mentiras que hagan falta, con todos los datos en la mano, incluido el "desaparecido" informe jurídico de la Cámara de Cuentas.

    ResponderEliminar
  9. federicorelimpio

    La comisión parlamentaria de los EREs no se cierra con un fracaso. Ello es asumible. Sobre un fracaso se puede rectificar. La palabra es peor, y hay que asumirla. La palabra es vergüenza. Descrédito - ¿cabía más? - de la clase y profesión política de Andalucía. Subrayar el triste final de las ilusiones despertadas con la restauración de la democracia en el 77, sumergidas bajo la dictadura del cinismo y la hipocresía. Insistir en que votar no sirve para nada y que son un hatajo de lo mismo, la élite extractiva que denunció César Molinas, el régimen putrefacto que denunció Félix de Azúa. http://cort.as/2qzH

    ResponderEliminar