jueves, 1 de noviembre de 2012

Wert y su reforma educativa


Algo estará haciendo bien el Ministro de Educación, José Ignacio Wert, cuando se ha quedado completamente solo ante los responsables de su desastre desde siempre. Los nacionalistas y toda la izquierda ha salido todos a una para pedir su reprobación ante el Congreso. No ha salido aprobada gracias a la mayoría del P.P. Wert se ha empeñado en una reforma de la ley de educación basado en un modelo fijado «en el conformismo y la mal entendida equidad» que al parecer ataca la supervivencia de privilegios y malas costumbres de la casta educativa desde sean rectores de universidad, directores de centros, profesores o alumnos que ven venir que a partir de ahora les tocará aprovechar su tiempo para obtener un título.


Desde que ha anunciado su intención de cambiar el triste panorama educativo español se ha puesto frente a el diversos estamentos que por diversas causas se enfrentan a cualquier cambio de un sistema educativo donde nuestros jóvenes a la cola en cuanto a formación y a la cabeza del abandono escolar del mundo.
    
Ni siquiera los Consejeros de Educación del Partido Popular respaldan su cuestionado trabajo al frente del Ministerio y los consejeros se lanzaron en tromba contra una reforma educativa que, según denuncian, fue cocinada por Wert y su equipo de espaldas a todos ellos y que, a su entender, no recoge reivindicaciones que fueron bandera del PP durante sus años de oposición.

Esta reforma lleva cosas muy interesantes como el proyecto de la mochila electrónica algo que no sólo supone liberar a los estudiantes de la carga de llevar todos los días pesados libros a clase también aligerará su coste para los padres, a lo que se podría rebajar a menos de una tercera parte y permitirá actualizaciones permanentes de todas las materias. Pero ahí está la oposición de libreros por un lado y profesores y estamentos autonómicos por otro, que verían mermadas  sus posibilidades para manipular la enseñanza de diversas materias como la historia de su región, la geografía  o lenguas autóctonas.  

Su último enfrentamiento esta vez contra los nacionalistas catalanes se ha producido cuando ha declarado que “su estímulo es facilitar que mejore la educación de los estudiantes españoles, incluidos los catalanes, y que éstos sean capaces de sentirse a gusto con su identidad como españoles y como catalanes”. Una frase que resume la  declaración de sus intenciones que ha levantado ampollas en el contexto exacerbado del nacionalismo de la región.

Pero a Wert le va la marcha y no piensa ceder en su empeño. Lo malo es que a mi parecer se ha quedado corto con muchas reformas pendientes, ya que el proyecto no recoge la libertad de las familias para elegir colegio, algo que ha sido bandera política del PP durante los últimos ocho años. Tampoco entienden los consejeros que Wert haya eliminado la asignatura de latín del bachillerato de música y que, sin embargo, haya mantenido la cuestionada asignatura de Educación para la Ciudadanía.

Los consejeros, en la tensa reunión, exigieron también que el anteproyecto incluya una memoria económica en la que se detalle de dónde se van a sacar los recursos que esta ley exige para contratar a los miles de profesores que van a hacer falta y reprocharon, en el caso de la Comunidad de Madrid, que se sigan poniendo trabas a la contratación de profesores británicos para los centros de educación bilingüe. “Hubo un ambiente de crítica a muchos aspectos concretos del proyecto”, reconoce uno de los dirigentes presentes en la reunión. “Los consejeros se quejaron de que no han participado en la elaboración del texto y que no se les ha dado bola y hay, en general, una gran insatisfacción con el contenido final. El trabajo de elaboración y redacción del anteproyecto no ha estado bien hecho”.

Asi y todo, desafiando a la casta educativa con la devolución de los desplantes en la fracasada reprobación del PSOE donde seguro de la mayoría parlamentaria ni siquiera acudió. a aquellos plantes de tipo partidista como de tipo económico que le hicieron recientemente los rectores de universidades en los que bien se ocuparon de cobrar sus dietas. Es mas, soltó varias perlas ante las críticas por parte del PSOE de Elena Valenciano  una mujer que inventó su currículum y acabó reconociendo que no estudió porque se aburría, que retratan perfectamente las causas del problema que pretende resolver el ministro, cuando ahora mismo lo único que se ha conseguido es agudizar el enfrentamiento. Finalmente se han dado un plazo de unos meses para seguir discutiendo y buscar la solución.

13 comentarios:

  1. Acordes Prohibidos

    son curiosos estos progres eh?.. los mismos que NO quieren una reforma educativa son los mismos que escriben con faltas de ortografia en su paquina web oficial .. QUÉ..con acento ?.. la verdad que si hace mucha falta la reforma..aunque como siempre los amantes del analfabetismo pongan el grito en el cielo..

    ResponderEliminar
  2. Miguel Fernández

    Supongo que alguien, algún día, dedicará su tiempo y esfuerzos a contar la historia de la educación, en España, desde hace 30 años. Me toca cerca el tema, conozco bastante bien el percal (pero no no voy a ser ese alguien), y es la historia de las batallas, o de la guerra, por parte de las izquierdas, y de los separatistas en donde les toca, para hacerse con la conciencia colectiva de un pueblo, a través de la manipulación más descarada de la juventud, entre lo que lo más perverso ha sido el "colegueo", que significa la dejación de la función fundamental del docente: la de enseñar sobre la base de que, en el espacio educativo, alguien sabe algo que debe enseñar a quien no sabe y debe aprender (esto es: "hacer la pelota" a la juventud, para manipularla). He vivido la educación en España desde principios de los años 60, y puedo dar fé de que, al menos desde esas fechas hasta la muerte del dictador (supongo que sí en los tiempos anteriores), no se vivió en la educación tal grado de manipulación y de impregnación política como la que ha venido emponzoñando la vida de los centros escolares desde la transición. Por haber, hasta hay escuelas de parvulitos (ahora llamadas "infantiles") cuya única misión es la de adoctrinar al alumnado desde su más tierna infancia (llamadas en Galicia "Galiscolas" y, ahora "A galiña azul" -por cierto, qué color más curioso-, y en el País Vasco "ikastolas". No me extrañaría saber que se ha seguido modelos hitlerianos o estalinistas. Todo ello forma parte del plan, consciente, de hacerse con la conciencia de lo "políticamente correcto", cosa que han conseguido con tal éxito que los términos de lo "correcto" son asumidos, incluso, por la oposición a ese proceso, que no lo es más porque se avergüenza de infringir dichos términos. Por supuesto, a Wert no le van a perdonar haber recogido la palabra "españolizar", que le arrojó, como un guante, una separatista. Y vergüenza nos debería dar a todos tener que hablar de que a España hay que españolizarla; por lo visto, no ha sido un problema que se desespañolice.

    ResponderEliminar
  3. Pablo Fontán

    Según las últimas valoraciones los niños catalanes están por encima de la media en ortografía y literatura castellana. Me parece que ese no es el problema... Cuanto más les oprimamos más independentistas crearemos. Lo que hay que hacer es mejorar la calidad de estudios de esas comunidades que están por debajo de la media.

    ResponderEliminar
  4. Miguel Fernández

    Los sociatas, aparte de todas las trifulcas internas, no saben cómo disimular el que fueron ellos los que han abierto las puertas, de par en par, a los separatistas. Son muy hábiles en inventar "concetos", y ahora nos vienen con lo del federalismo, que ya nadie traga. A ver qué sacan de la chistera.

    ResponderEliminar
  5. Maria Dolores Ferri Noguera

    De la chistera pueden sacar pocas cosas y sea lo que sea lo que saquen nada les dá autoridad moral puesto que han sido los artífices de todo lo que hoy criíican, por tanto absolutamente todo lo que dicen, se les convierte en boomerang.

    ResponderEliminar
  6. Çarmelo Bethencourt Reyes

    lo esta haciendo de puta madre

    ResponderEliminar
  7. Maria Gloria Arnillas Marin

    me gusta su reforma,lo que no entiendo es por qué les ha dado a todos contra él.sin duda algo habrá para despiste de otras no nos chupamos el dedo

    ResponderEliminar
  8. Juan Antonio Asensio Martinez

    estamos en españa.

    ResponderEliminar
  9. Jhetró Zappa Tones Band Eljodioerrante

    No hablo de SinWERTwenzas.

    ResponderEliminar
  10. Manuel Sánchez Cánovas

    Por lo menos no cuestionas que se pueda hablar castellano en las aulas catalanas.... Aunque si que es verdad que, el sistema necesita un repaso, de cabo a rabo... FALLA

    ResponderEliminar
  11. Luis Madrigal Barreiros

    Una leve reforma que no va a servir para nada, llena de complejos y que cambiaran cuando vuelvan los suciatas, aunque al paso que van puede que en el siglo que viene.

    ResponderEliminar
  12. Jose Ruiz Lastra

    Pero lo que no saveis es que el rabano aguanta más que las ojas, entonces es como si nada las ojas se rompen y el rabano está bajo tierra y puede más aun.

    ResponderEliminar
  13. Luis Cosin

    La n-ésima reforma, y ya van ...

    ResponderEliminar