martes, 27 de noviembre de 2012

El dia después



Después del batacazo de CIU en las elecciones, Artur Mas ha aparecido para dejar claro que no esta dispuesto a dar ni un paso atrás en su delirio y “ni se le ha pasado por la cabeza" dimitir y no renuncia a su proyecto de celebrar un referéndum ilegal sobre la independencia, que estará presente en las negociaciones que se abran". Cuando un político pide una mayoría excepcional para un proyecto portentoso y obtiene unas calabazas, el así agasajado se marcha para casa. Si él se ha creído el personaje que ha venido interpretando, que sea al menos coherente.

El paso que el quiere dar ahora, es para conseguir alianzas que le permitan tener ese "gobierno fuerte" que no le han dado las urnas, y en su comparecencia ha dado algunas pistas. Aunque en la rueda de prensa se ha citado a los socialistas, todo apunta a que el nuevo pacto unirá a CiU y ERC. ¿Para que? Para seguir con más fuerza si cabe avanzando con su delirio independentista.

A partir de ahí surgirá un amplio acuerdo contra natura entre dos partidos solamente unidos por el órdago secesionista planteado de Artur Mas, que según el gobierno de Madrit habría quedado conjurado, como lo probaría el descenso de la representación parlamentaria de los partidos abiertamente separatistas, que han pasado de los 76 escaños que obtuvieron 2010 a 74. En realidad no ha cambiado nada en Cataluña, las fuerzas siguen divididas entre secesionistas y constitucionalistas como hace dos años. Pero desde CIU no se ve asi.

Ahora Mas ha admitido, "el panorama que queda es más claro y también es más complicado". Sobre sus resultados, ha apuntado que su gobierno "ha aguantado bastante bien" porque "en número absoluto de votos no hemos perdido tanto". Ante las posibilidades que se abren, ha apuntado que no puede "ejercer el liderazgo único porque no se nos ha dado esa opción". Por ello, "otros partidos tendrán que asumir una parte de la responsabilidad. Tenemos que estar acompañados y no solos en este liderazgo". Durán, que ha comparecido con Mas, ha indicado que sus opciones son, en exclusiva, ERC y PSC. "Siempre se prioriza la segunda fuerza, pero esto no excluye hablar con otras", ha destacado antes de descartar al PPC porque no apoya la consulta. Sobre los modos de ese pacto, ha dejado todas las puertas abiertas: tanto un Ejecutivo de coalición como un gobierno en solitario con un pacto estable.

Por lo que se puede adivinar, Artur Mas no ha entendido nada sobre el descenso de los votos de su partido y quizá como ya se había pactado previamente, pueda estar dispuesto a hacer todo aquello que le mande ERC con tal de llevar a cabo esta ilusión y al mismo tiempo eludir a la justicia, dejando aparcados todos los graves problemas que aquejan a Cataluña, véase el crecimiento del paro, deuda de la comunidad, el goteo de empresas que emigran a otras regiones… con mas recortes (7 mil millones para el año próximo) que saldrán de nuevo   sanidad y servicios sociales con el fin de poder seguir financiando la propaganda institucional, y no desmontar en absoluto la red de empresas interpuestas, embajadas y mamandurrias…, y lo que es mas grave, seguir atacando con toda la fuerza utilizando fiscales o jueces subvencionados para parar los informes sobre corrupción de CIU y arremeter contra aquel ose hablar de este asunto, a mayor gloria y riqueza de su mentor..., Jordi Pujol.  

7 comentarios:

  1. Jesus Martinez Vigil-Escalera

    La derecha nacionalista catalana tiene que estar contenta, han conseguido movilizar a todos los de izquierda nacionalistas que se habian escondido bajo las piedras despues de dejar arruinada la autonomia con el PSOE. Ahora quieren decir que van a gobernar con la ayuda de quienes ocasionaron el problema? MAS no a aclarado nada, a emponzoñado la situacion. ¿ quieren decir que van a gobernar con los antisistema de cataluña? Eso es atractivo para las empresas? O van a gobernar con el PSOE que ni se sabe donde esta ahora y tienen tambien culpa de la crisis en cataluña? Mas cinico no se puede ser.......

    ResponderEliminar
  2. Vicente Ros Tejada

    Es propio de los nazionalsocialistas no reconocer NADA que vaya en contra de sus intereses. De todas maneras no hay más leña que la que arde, con lo cual CiU ha perdido toda credibilidad y el señor Mas es un ser venido a menos, o sea un títere en manos de los Pujol.

    ResponderEliminar
  3. Frank Alvarado

    Pero este tio que se fuma ??..., lo peligroso no es un loco que dice tonterias, lo malo es el loco que se cree lo que dice....que Dios nos pille confesamos ante este panorama.

    ResponderEliminar
  4. Carlos Javier Puertas Álvarez

    Eh ahí el triunfo de España, los separatistas siguen a lo suyo y con la fuerza de las urnas, ahora a ver si los burgueses separatistas se apoyan en los comunistas separatistas o prefieren al blandito y maleable PSC. Por cierto el Referendum sigue siendo ilegal y ya se ha prohibido en el Congreso, la soberanía es nacional y el parlamento español representa más del 90% del total.

    ResponderEliminar
  5. Angeles Vera Lasaga

    Javier , ahora lo veo peor que antes,porque ERC es todavía más extremista ...¡Que DIOS proteja a España ,cuidando de Cataluña !

    ResponderEliminar
  6. Josemaria de Andres

    Estos aún no se han enterado que yá han pasado las elecciones. Siguen igual

    ResponderEliminar
  7. Espero que Jordi Pujol viva lo suficiente para ver como se desmorona su 'imperio fascista'. Le deseo una vida larga para que pueda sufrir las consecuencias de su ideología NAZI, aprendida en el Colegio Alemán... Pienso que caerá "como una pera madura", como cayeron otros líderes, víctimas de sus propias estupideces.

    ResponderEliminar