viernes, 4 de noviembre de 2016

Un gobierno de renovación..., según Rajoy


Finalmente Rajoy dio a conocer el nuevo gobierno, que se limita a redistribuir el poder entre los distintos clanes que compiten entre ellos dentro del partido. Se explicaría así ese empeño en el continuismo, pues, a pesar de la aparente renovación del Gobierno, su núcleo duro de poder se mantiene inalteradoServirá para confeccionar los presupuestos y, con suerte, ralentizar con subterfugios la amenaza de ruptura territorial. Pero más allá de estos dos ejes fundamentales, mantener la paz con Bruselas y procrastinar el desafío secesionista, poco más cabe esperar. Ha dado entrada en el Gobierno a cinco caras nuevas con poca incidencia dentro el grueso del poder, sigue siendo poco, muy poco.pero asistimos más a un ejercicio de equilibrio interno que de renovación. 

De ahí que Luis de Guindos y Cristóbal Montoro mantengan sus respectivas carteras. El primero para lidiar con la UE, como ha venido haciendo hasta la fecha. Y la continuidad de Cristóbal Montoro únicamente puede explicarse en función de la comodidad del presidente. Menudo lío tener que despachar el asunto presupuestario con un nuevo ministro que tendría que enterarse de los números. es de temer, para realizar alguna pirueta fiscal que cuadre las cuentas sobre el papel, aunque luego el déficit siga campando por sus respetos. 

Quizá el cambio mas notorio es el del nuevo ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, llega para relevar a Jorge Fernández Díaz, una de las salidas del Ejecutivo como guiño a Ciudadanos, que había pedido en más de una ocasión su cabeza. En cuanto a Soraya Sáenz de Santamaría, pierde la portavocía, pero conserva lo demás, CNI incluido, y será la encargada de procrastinar el problema del secesionismo. Mendez de Vigo asumirá la portavocia a partir de ahora.

Rajoy parece descontar que el desfonde del PSOE y el temor que provoca Podemos en una parte sustancial de la sociedad española, le permitirá seguir abordando la tarea de gobernar como una mera regencia. Habrá que esperar que Ciudadanos no se conforme con esta mera continuidad que pueden alargarse cuatro años. Sea esta legislatura larga o corta, de lo que no hay duda es que será de transición. Pero me temo que las grandes y verdaderas reformas seguirán esperando.

13 comentarios:

  1. Hector AL

    No se, pocas novedades veo yo. Montoro sigue afilando las tijeras y poniendo a punto la máquina de recaudar, y el resto más o menos lo mismo.

    ResponderEliminar
  2. Ana Garcia

    Este se ríe de nuestra inteligencia. ......

    ResponderEliminar
  3. Juan Morales Egea

    ¡¡¡¡NI OLVIDO NI PERDÒN !!!!!

    ResponderEliminar
  4. Carlos Rivera Huidobro

    Este Rajoy en el fondo es un cachondo mental .

    ResponderEliminar
  5. Eleonora Mercedes Fernández

    Y en quiénes va a confiar Rajoy...?????En los que le decían en la cara que jamás lo aceptarían por se el más corrupto,el más malo,el más inmovilista,etc,etc....???????

    ResponderEliminar
  6. Guille Camacho

    Lo q es un crak, los ha toreado,a todos ,mira q habían.buitres. carroñeros ,alrededor.,

    ResponderEliminar
  7. Jose Manuel Alonso Garrido

    cospedal ministra de defensa flipante, dolores monserrat ministra de sanidad (debe 2 millones a montoro), fatima bañez, otra que tal baila y se mantiene en su ministerio....., vicepresidenta la soraya....

    ResponderEliminar
  8. Eleonora Mercedes Fernández

    Y en quiénes va a confiar Rajoy...?????En los que le decían en la cara que jamás lo aceptarían por se el más corrupto,el más malo,el más inmovilista,etc,etc....???????

    ResponderEliminar
  9. Ángeles Ruiz Rodriguez

    Yo espero que el temple de Rajoy se imponga para negociar e intentar salir de este marasmo...

    ResponderEliminar
  10. Pablo Píriz Giagnacovo

    Un gobierno serio y que mantendrá el camino de progreso y salida de la crisis!

    ResponderEliminar
  11. Pablo Píriz Giagnacovo

    Algunos critican, pero me pregunto quien tira la primera piedra? Carmena Colau, Iglesias, Monedero... jajaja

    ResponderEliminar