sábado, 16 de agosto de 2014

Sus despilfarros los tendrán que pagar nuestros nietos

Cuando Rajoy accedió al poder en 2012 nos prometió acabar con el despilfarro de las distintas administraciones y todos pensamos que una de las premisas puntuales sería acabar con las duplicidades el desbarajuste de las distintas administraciones. La deuda pública superó el umbral histórico del billón de euros el pasado mes de junio y, una vez sumada la factura de las empresas públicas, el endeudamiento del conjunto de las Administraciones se sitúa ya por encima del 100% del PIB.
 
La deuda pública se ha disparado un 145% desde que estalló la crisis financiera internacional en 2007, por lo que ha pasado del 40 a cerca del 100% del PIB, lo que supone más de 600.000 millones de euros en seis años. El coste para el contribuyente es brutal. El Estado ha endeudado a cada hombre, mujer y niño en un total de 23.000 euros, casi 15.000 más de lo que soportaban justo antes de la crisis.
 
Puede decirse que las distintas administraciones han aumentado considerablemente sus gastos generales y de personal en detrimento de sus servicios esenciales y la calidad de los mismos. Por otro lado no dejamos de asombrarnos de la gran cantidad de subvenciones millonarias innecesarias que continúan hacia partidos políticos, sindicatos patronales y otros estamentos que deberían de financiarse exclusivamente con el dinero de sus afiliados.
 
En lugar de acabar con todos los gastos superfluos e innecesarios, que son muchos, poner orden en el caótico y despilfarrador sistema autonómico y reformar en profundidad el ineficiente Estado del Bienestar, PP y PSOE han optado por la vía fácil, pero enormemente contraproducente, de disparar los impuestos a las familias y empresas para sostener casi intacta la elefantiásica estructura estatal. El resultado de esta irresponsable estrategia salta a la vista: por un lado, el déficit sigue siendo muy elevado y la deuda no deja de crecer, de modo que el peso de los intereses es cada vez mayor y la frágil situación de las cuentas públicas se agrava por momentos; por otro, la elevada deuda y la enorme carga impositiva aplicada al sector privado se traducen en una recuperación económica muy lenta y débil, con todo lo que ello supone en materia de creación de empleo.
 
Se habla de éxito cuando el sector público sigue cosechando en la colocación de letras, bonos y en general deuda pública, hasta el punto de tener que ampliar la oferta prevista para dar satisfacción a la exigente demanda..Los políticos siguen felicitándose irresponsablemente por cada remesa de deuda colocada en el mercado, eso si, a intereses mas bajos que en 2012.
 
Los gestores de las finanzas públicas nos llenan de historia financiera, aportando datos de la evolución a la baja experimentada por los tipos de interés aplicados a las emisiones de deuda pública española en los últimos dos años; llegando con ello, más o menos, a la conclusión de que sería un error no aprovechar la circunstancia para el endeudamiento (perdón, apalancamiento).Sin embargo, con una dosis algo mayor de prudencia, pregunto yo: ¿cuánto durarían la fortaleza y la confianza si el señor Mario Draghi retirase sus promesas de dinero fácil y tanto como se necesite y cerrase el grifo del crédito a los Gobiernos más pródigos? ¿Qué haríamos entonces? ¿Quién renovaría y a qué precio nuestro endeudamiento?. 

11 comentarios:

  1. elson Rogefeller

    El Estado español lleva quebrado ya hace unos cuantos años; pero he aquí algunas conclusiones, particulares mías, claro,
    1) Este endeudamiento progresivo, es terrible pero es peor que el destino de ese dinero sea no tener que elegir entre impagar la deuda o poder comer.
    2) El endeudamiento, ahora y en los últimos 4 años, ha tenido como efecto que el PIB español no haya bajado entre un 15 y un 20% anual, al distribuirse el efecto de la llegada de esos fondos entre los agentes de la economía española, sin estar los fondos originados internamente.
    3) España está muy cercana al default internacional y, o bien un impuesto único sobre los depósitos privados, o bien una quita de su deuda, o ambas.
    4) La deuda privada es 2,5 veces la pública, con lo que los pagos de baja de capital anual de ambas estimo que son entre el 30-35% del PIB (en los Presupuestos del Estado 2014 la devolución de deuda pública es en torno al 11,4% del PIB) . Con lo que entre tributos (33% según Presupuestos 2014) deficit (+-7%) y devolución de deudas publica y privada (+-33%) del PIB, a los españoles apenas les quedaría, si no les refinanciaran, un 25% del PIB para sobrevivir!!

    ResponderEliminar
  2. Dedalo Uno ·

    Por el momento no aciertas una:
    1.- El destino de este dinero va a subvenciones, prebendas, gastos suntuarios y corrientes. Sencillamente deberíamos (y perdón por ellos) quitar 1 millén de empleados públicos que sobran... y seguiríamos comiendo.
    2.- EL PIB no ha bajado lo que dices no por esa deuda, sino a pesar de esa deuda y los impuestos que han conllevado. Si hubieramos reducido subvenciones, costes corrientes y demás podríamos bajar impuestos y haber crecido como Alemania, 2-3 años antes. Y tener menos paro y puestos productivos (no dependientes del subvencionador de turno)
    3.- Eso es cierto, estamos ya en el default o la quita de depósitos o deuda... Por el déficit que tenemos por los 3 millones de empleados públicos LO UNICO QUE HA SUBIDO EN ESTA CRISIS, junto con la deuda.
    4.-La deuda privada es 2'5 vecesla pública ¿y qué? ¡Como si es 15 veces mayor! La diferencia es que la Deuda Privada se está pagando y bajando año a año... la pública va disparada.Si esta no subiera y bajara como la otra, se podrían bajar impuestos y habría más dinero para bajar más deuda privada y consumir... CIRCULO BUENO no círculo horrible de ahora...

    ResponderEliminar
  3. Jesus-r Gutierrez ·

    Nos sobran medio millón de políticos y un millón de funcionarios que tenemos que costear entre poco más de 8 millones de trabajadores
    Ya podemos trabajar ya que encima ni los políticos ni los funcionarios cobran sueldos de risa
    O nos echamos a la calle y terminamos con el sistema o el sistema termina con España

    ResponderEliminar
  4. Diego López Martínez ·

    Vaya panorama. Es para no dormir o para largarse de eate País....si uno pudiera. Lo único positivo que se refleja en estos datos, es la disminución de la deuda del sector privado, pero no hay que olvidar qué representa esa disminución en la destrucción de empleo que se ha producido en España en los últimos años. Respecto al sector público, continuo pensando, que estamos en manos de unos gobernantes que, en el mejor de los casos, son unos pésimos administradores de los bienes públicos. La mayoria de ellos o bien son unos corruptos que merecerian pasar por el Juzgado de Guardia o bien son unos prevaricadores, ya que sus decisiones económicas, persiguen más la captación de votos y voluntades, que la mejora de la vida de los ciudadanos. Asi no vamos a ninguna parte. Han arruinado España en todos los sentidos, tanto en el aspecto económico como en aspectos como la convivencia y la moral.
    Cada dia nos despertamos con nuevos ejemplos y uno de los últimos, el que afecta a la familia del exPresident de la Generalitat Sr. Pujol, es de traca. Después de todo lo que se está destapando, aún se pasea del brazo de su Sra. con un aspecto normal, yo diria que aún desafiante e incluso algún vecino de la localidad donde reside en sus vacaciones, declara que todo es un montaje político o ensalza al Sr. Pujol diciendo que " se ha inmolado " por sus hijos.........en qué sociedad vivimos? Cómo es posible que, el sectarismo nos lleve a escuchar este tipo de declaraciones que tratan de justificar lo injustificable? Lamentable todo lo que estamos padeciendo.

    ResponderEliminar
  5. Arcelina G. Martin

    Y los nietos de nuestros nietos al paso que vamos; cada dia nos encontramos con mas chapuzas y escondidas.

    ResponderEliminar
  6. Considero SECTARIO este articulo: Me explico. Cuando el PSOE veía en todas las encuestas que la DEBACLE electoral estaba cantada, aumentaron sus pedidos y gastos en TODAS sus comunidades, especialmente Andalucía, en un 200 % , y cuando se les preguntaba porqué, la respuesta era tan clara que nadie se atrevía a decir nada "EL QUE VENGA QUE ARRASTRE".........y en eso estamos, arrastrando la miseria que nos dejaron para dos o tres años. ¿Está claro? yo creo que si.

    ResponderEliminar
  7. Y ahora que se diga que con el PSOE nos iba mejor......claro, mejor ENDEUDADOS, es como si uno se queda sin trabajo y le dan un credito para comprarse un MERCEDES..........de momento se sube en el mercedes.........pero despues hay que pagar LAS LETRAS, o te quedas sin mercedes.
    La mala leche, con perdón, del tema es despues de todo el fracaso del psoe ......... el CACHONDEO y el echarle la culpa al PP, que se ha encontrado el MARRON desde el principio.

    ResponderEliminar
  8. Claro está tambien que LADRONES y DESPILFARRADORES han florecido en las anteriores legislaturas del PSOE, y ello nos lleva a que en 8 años de Zapaterismo todas autonomías se creían con los mismos derechos A ROBAR.........pues como el dinero publico, decia Zapatero, NO ES DE NADIE...........¡ pues hála si lo haces tu lo hago yo ! .......y resulta que el dinero publico era PRESTADO y tenía dueño.
    http://www.alsoldefuerteventura.com/2014/08/pujol-y-chaves-dos-hombres-y-un-destino.html?spref=fb

    ResponderEliminar
  9. Pedro Aguilar

    Va màs alla de nuestros nietos y bisnietos.

    ResponderEliminar
  10. Santi Torro

    Nuestro error al elegir a nuestros dirigentes y nuestra incapacidad para acabar con ellos, lo pagarán nuestros nietos

    ResponderEliminar