miércoles, 13 de agosto de 2014

El reino de Pujolandia (8) - Empieza la “Operació Salvem Pujol”

Los Pujol estudian denunciar en Andorra la filtración de datos bancarios
Para que el nacionalismo pueda seguir, es imprescindible salvar el prestigio del Gran Evasor.

Al contrario de lo que claman sus ideólogos, el nacionalismo catalán es muy reciente. Cuenta Josep Pla que a comienzos del s.XX “los catalanistas eran muy pocos. Cuatro gatos. En cada comarca había aproximadamente un catalanista: era generalmente un hombre distinguido que tenía fama de chalado" . En la agitada Europa del primer tercio de siglo, la ideología nacionalista fue ganando adeptos y en los años que precedieron a la Guerra Civil -y durante la misma guerra- demostró su disfuncionalidad y su incapacidad absoluta para mejorar el bienestar de los catalanes. El nacionalismo, desprestigiado y avergonzado, volvió a ser cosa de “cuatro gatos“.

Uno de estos “cuatro gatos” fue Jordi Pujol. Consiguió limpiar la cara del nacionalismo y hacer de dicha ideología algo aceptable para muchos catalanes y también para gentes del resto de España. Aunque siempre fue nacionalista radical, enfatizó la cara amable y pragmática de la ideología durante décadas: fer país, som 6 milions, le feina ben feta etc. Mientras tanto, con el control absoluto de la escuela y de los medios de comunicación, blindaba su imagen de “padre de la patria” y garantizaba el perfil ideológico de las nuevas generaciones. Él mismo confesó que su fin último era una Cataluña separada del resto de España. Josep Tarradellas, sabedor de la imposibilidad última de encauzar el nacionalismo y testigo directo de sus consecuencias desastrosas, advirtió contra la "dictadura blanca" pujolista y sus nefastas consecuencias, que hoy empezamos a padecer.

El caso es que la versión actual del nacionalismo catalán es hija de Jordi Pujol. Y si Pujol cae, su ideología cae con él. Si Pujol engañó a los catalanes desde el principio, si nunca fue lo que parecía, si durante décadas predicaba "fer país mientras él feia Caixa", si nos exhortaba a la superioridad ética al tiempo que vivía al margen de la ley… entonces el nacionalismo deja de ser una voluntad de mejorar el país y se convierte en un montaje para mejorar los bolsillos de un grupo de amiguetes, de una casta extractiva.

Por eso es imprescindible salvar a Pujol. Y por eso ya comienzan a escucharse voces que lo disculpan y lo justifican con los argumentos más peregrinos:- “Todavía no se ha demostrado nada” Pues resulta que el hombre ha confesado defraudar al fisco durante 34 años. Quizás se lo ha inventado y sólo busca salir en los papeles.

"Pujol delega las cosas de casa, no sabe administrar el dinero ". Eso dice su biógrafo Manel Cuyàs. Se comprende que, tras dedicar su vida a escribir los tres tomos de Memòries de Pujol, el hombre se sienta estafado (“¿Por qué no me dijo lo de Andorra, por qué?”). O sea que Pujol no sabía lo que toda Barcelona sabía sobre las andanzas de sus hijos. Claro. Y tampoco le preocupan los dineros, por eso abría cuentas en Suiza desde el Palau de la Generalitat en presencia de De la Rosa y recibia maletas llenas de billetes, Y por eso la familia Pujol va a presentar una demanda contra dos bancos andorranos (BPA y And Bank) por vulneración del secreto bacario. Para no importarle el dinero, no está mal.

-" Esto me pasa porque soy mas burro de lo que piensa la gente" (Pujol). Les he gobernado durante 23 años y soy burro. No había intención. Simplemente no era consciente de que estaba defraudando a Hacienda. Soy burro. Oigan, prueben ustedes con esto cuando les toque pagar impuestos, a ver si cuela.

-“Es un acto del Estado para frenar el procés”: Pues escuchen, es posible. Pero quien ha confesado su fraude ha sido Pujol. Y algunos bien informados como el Director de El Mundo dicen que no ha sido empujado a confesar por el CNI sino por Marta Ferrusola como venganza por sus infidelidades. En cualquier caso lo importante es que el comportamiento fraudulento existió.

Prepárense a escuchar de todo. Han sido muchos años y para miles de catalanes está resultando muy difícil aceptar la realidad y asumir que han sido engañados durante décadas. Si además las cosa se ven deformadas por la ideología en vez de aplicar el seny, se ven deformadas por la ideología en vez de aplicar el seny, la aceptación de los hechos es casi imposible.

La operación de desagravio a Pujol está en marcha. “Cosas veredes, amigo Sancho, que harán fablar a las piedras“…i avergonyir els catalans.

Dolça i avergonyida Catalunya.

 http://dolcacatalunya.com

5 comentarios:

  1. JJGD

    Un día a Escipión el Africano le llamaron al Senado. La cosa era grave; había pruebas de corrupción por su parte, de meter mano al Erario y de tropelías sin fin. Fue, no había remedio. Escuchó en silencio una lista de acusaciones de las cuales la más pequeña hubiera bastado para su ajusticiamiento o tal vez le hubieran dejado que se suicidara; ni siquiera intentó disculparse o negarlo, porque era imposible. Luego pidió la palabra ante la lógica expectación de los presentes y el pueblo. Se limitó a decir que ese día era aniversario de su victoria en Zama ante Aníbal, y lo que había que hacer era celebrarlo y olvidar esas “pequeñeces” contables. Como tenía un grupo de partidarios preparados, unos aplaudieron la insólita moción y otros le partieron la cara al que protestó ante tan monumental cinísmo. Pero la multitud se fue a celebrar la fiesta preparada por Escipión y más tarde él huyó de Roma y murió llamando a la Urbe “patria ingrata, jamás tendréis mis huesos”; por lo que se ve no le habían dejado robar bastante.

    Comparar a Escipión con Pujol es comparar al Amazonas con el Fluviá, pero la cara dura y el arroparse en “la bandera” no es nada nuevo. Al menos Escipión se jugó la vida por Roma; Pujol a la edad que tiene no se juega ni su libertad.

    ResponderEliminar
  2. Maite Valcarce Duque

    Buen articulo,pero de salvar a una banda de estafadores como esta nada de nada, España y Cataluña tiene que llevar a juicio a esta gentuza, tenían que haber intervenido ya sus dineros y propiedades como medida cautelar y retirar pasaportes

    ResponderEliminar
  3. Pedro Parrales Tejero

    Pues claro Maite, toda la razón. Habría que hacer una justicia ejemplar para acabar con tanto sinvergüenza.

    ResponderEliminar
  4. Loren Manzano

    yo hace tiempo que no creo en la justicia, estos al final saldran de rositas y con la demanda que le van a poner al banco al final van a salir con mas dinero, me da asco la clase politica española.

    ResponderEliminar
  5. Maria Luisa Amador Fernández

    A ti y a qualquiera. Si esto es democracia, que venga Dios. Cada vez salen mas sinverguenzas

    ResponderEliminar