domingo, 31 de agosto de 2014

El reino de Pujolandia (11) - Crónica del fin del pujolismo


Hay mucho nerviosismo y  consternación en Cataluña desde que el patriarca decidió confesar que el ejemplo que ha querido imponer a sus conciudadanos es una mera falsificación. Que todo lo que se había dado como cierto; familia, país, idioma… que ha estado ejerciendo en escuelas y medios de comunicación catalanes como el faro de la ética y buenas costumbres en contra de las costumbres de sus vecinos del sur, una pandilla de vagos y corruptos, para ello se cuidó en marcar las diferencias tanto en el idioma como de comportamientos.  Hasta que a Jordi Pujol Soley se le ocurrió un buen día confesar, que por lo menos, era tan chorizo como un Bárcenas cualquiera.
Hemos tenido ocasión de verlo este verano paseando en por su refugio de Queralbs donde ha pasado sus vacaciones; su conciencia se veía tranquila. Y satisfecho. Parecía no tener remordimientos de ninguna clase. Sin duda, su conciencia le dice que después de todo lo que ha hecho por Cataluña debería ser más la cantidad acumulada; no sólo por lo que no ha declarado a Hacienda, sino por el origen ilegal del dinero público. Pero es igual, su subconsciente justifica todo lo detraído como justa compensación por todo cuanto ha hecho, aunque todo cuanto haya hecho por Cataluña estaba incluido en el sueldo generoso que percibía por su trabajo. Y eso es todo; con independencia de los resultados.
El regreso a su domicilio barcelonés lo ha devuelto a la realidad. Porque hay que tener la cara muy dura para que tu subconsciente no se altere cuando frente su casa  hay guardia permanente que no son la simpáticas periodistas que se habían desplazaron a Queralbs, medio de vacaciones. Asi protegido por lo remoto del lugar y la protección de los lugareños se podría pensar que a pesar de las acusaciones, en realidad este era nuestro entrañable ladrón.
Su aspecto ya no es tan agradable a pesar parece espléndido de salud al parecer se encuentra afectado por lo que lee y por lo que ve, como esas pintadas y esos carteles en los alrededores de su domicilio en los que ”ladrón”, no es el término más cariñoso… Su señora no puede salir libremente como no sea acompañada de guardaespaldas a comprar el pan sin tropezarse con los escraches con los carteles… Mientras el ex sale de casa una mujer va y le grita "no olvidaremos esto"… Incidentes así, se repiten todos los días. Y todo eso mezclado con el ruido de las bocinas de los coches cuando se sabe que ha llegado a su casa de la calle General Mitre en Barcelona.

Así hemos llegado a septiembre sin que  haya decidido si va a comparecer en el Parlament o no  y cuando va ser, si antes o después de la diada y una vez conozca lo imputado a su primogénito aconsejado por sus abogados. Definitivamente Jordi Pujol ya ha abandonado  la salvación de Cataluña para dedicarse en cuerpo y alma a la salvación del patrimonio familiar.
Jordi Pujol retrasará todo lo posible su comparecencia en el Parlamento catalán para explicar el origen y desarrollo de su fortuna e, incluso, es posible que no encuentre el momento adecuado para esa comparecencia como no encontró el momento oportuno en 34 años de regularizar su situación fiscal a pesar de ocupar el cargo de presidente de la Generalitat catalana durante 23 años.
En Cataluña hay una situación nueva que no se quiere exponer ni comentar, porque hacerlo obligaría a reformas urgentes. La novedad ha sido "descubrir" que en Cataluña ha imperado un sistema corrupto cuyo eje constituyente y estructurante ha sido el pujolismo. El caso es que la cosa va mucho más allá de la familia Pujol, está en entredicho todos aquellos que han estado colaborando o hayan tenido significado político o los medios de comunicación catalanes en estos últimos años. Porque no se paga tanto dinero por operaciones puntuales y que no afecten a la generalidad de la gestión pública. O sea que hay un haz. La consulta aparece ahora como un tema pequeño ante algo que se vislumbra tan grave…
O no.

3 comentarios:

  1. Jose Villar Campuzano

    FIN del puyolismo, si, pero y del dinero que? estos mafiosos los amarraba yo a un poste y a latigazos soltaban hasta el ultimo centimo

    ResponderEliminar
  2. Jose Villar Campuzano

    El molt "Honorable Ladron" desgraciado hipocrita.

    ResponderEliminar
  3. Luis Ortiz Hidalgo Ortiz Hidalgo

    Que poca vergüenza la de Rajoy decir que esto lo estamos levantando entre todos .sobre todo los políticos con sus sueldos que solo saben subirse los y otros robar al resto de los españoles .por lo menos que se calle.veremos en las próximas elecciones y yo he sido un votante suyo .pero no más aunque da casi igual si las leyes las tienen hechas para ellos

    ResponderEliminar