martes, 12 de agosto de 2014

El reino de Pujolandia (7) - El Centre d'estudis Jordi Pujol

El Centre d'estudis Jordi Pujol es una fundación privada sin ánimo de lucro constituida en el año 2005, ideológicamente independiente y f inanciada a partir de las aportaciones individuales o de empresas o instituciones. Se anuncia en página web como su misión es impulsar un pensamiento político contemporáneo que actualice y refuerce los principios básicos que han marcado la trayectoria personal del President Jordi Pujol, desde su etapa como activista antifranquista hasta la época en que encabezó el gobierno de la Generalitat. Es de donde han salido todas las directrices hacia el conglomerado de organizaciones independentistas para el camino hacia la independencia. Su guía espiritual como no podía ser menos: Jordi Pujol Soley. 
La teoría en CiU y ERC es que el proceso separatista es un movimiento popular, de naturaleza espontánea, basado en el micromecenazgo y con una potencia tal como para movilizar, según sus propias cifras, millón y medio de personas el pasado 11 de septiembre. Según no se cansan de repetir Mas, Homs y Junqueras, se equivocan quienes creen los políticos pueden frenar, modificar, entorpecer o canalizar a la Assemblea Nacional Catalana (ANC).
Este esbozo de situación contrasta, sin embargo, con las facilidades administrativas y las subvenciones encubiertas que reciben las agrupaciones que conforman la ANC, donde está representado todo el amplio movimiento social generado en las más de dos décadas de gobierno de Jordi Pujol. Durante aquellos años se establecieron los fundamentos de una extensa red clientelar que ha cristalizado en toda clase de asociaciones vecinales, culturales, tradicionalistas y deportivas que muestran sin ambages su carácter político al servicio de CiU, ERC, Òmnium Cultural y la Assemblea liderada por Carme Forcadell, a su vez funcionaria lingüística de la Generalidad y líder local de ERC en Sabadell.
Este conglomerado es el encargado de planificar los "escenarios" previos a la consulta del 9-N y el día después de la independencia, cuya proclamación prevé para el 23 de abril de 2015, tras una negociación con el Estado sobre la titularidad de los edificios públicos y bienes de la administración central en Cataluña. Por muy delirante que parezca, la ANC es una plataforma que goza del respeto y estima, en público, de los dirigentes políticos del proceso separatista, ya que es el ariete de las "ideas" de think-tanks como el denominado Centre d'Estudis Jordi Pujol, en el que figuran reputados ideólogos del pujolismo como Salvador Cardús, Joan B. Culla, Xavier Antich o Vicenç Villatoro.
ADVERTISEMENT

A ellos y a algunos otros intelectuales orgánicos se debe la revista del Centre d'Estudis, denominada VIA, por Valores, Ideas y Actitudes. La Biblia del pujolismo tiene versión papel y versión electrónica, así como un carácter irregular: el penúltimo número es de abril del 13 y el último, del pasado mayo. Una de sus colaboraciones más destacadas es del "Catedrático de Seguridad Informática" de la Universidad Rovira i Virgili (en Tarragona) Josep Domingo, quien en el número primaveral teoriza sobre la necesidad de disponer de unos medios de defensa y seguridad y unos servicios secretos propios para que Cataluña pueda convertirse en un estado soberano. Domingo sostiene, por ejemplo, que "sin capacidades significativas en estos ámbitos (alude a la "inteligencia" y el "ciberespacio") no sólo cuesta sobrevivir como estado sino que cuesta mucho más convertirse en uno. La transición nacional requiere el control de la información y de las infraestructuras críticas. Nuestra inferioridad en materia de servicios de inteligencia se ha hecho patente en los últimos tiempos a raíz de escándalos de escuchas y de guerra sucia".
El texto está a disposición de todos en Internet. Se encuentra alojado en la página digital del Centre d'Estudis, que pese a la confesión de fraude continuado se mantiene abierta y en perfecto estado de funcionamiento. Consta en la propia página que se dispone del patrocinio de la Generalidad de Cataluña.
Retirada de los patrocinadores
El Centre d'Estudis Jordi Pujol ha visto cómo sus principales padrinos financieros se retiraban hacía meses. Grupos como la farmacéutica Uriach habían dejado de hacer sus aportaciones y la fundación del expresidente ya había iniciado sin éxito una ronda por las empresas del Ibex para captar nuevos fondos, según explican fuentes cercanas a esta entidad sin afán de lucro.

La retirada de las donaciones se produjo antes del escándalo provocado por la confesión de Jordi Pujol padre. De los financiadores recurrentes, sólo queda Carlos Colomer. Colomer y su familia obtuvieron 98 millones por la venta del grupo de cosmética capilar The Colomer Group a Revlon hace justo un año. Pero su desahogada situación es una excepción, muy lejos de los apuros que pasan constructoras y farmacéuticas catalanas, que eran los principales apoyos del proyecto.
Ya antes del escándalo la fundación, centrada en cuestiones de ética y política –lo que no deja de ser irónico– había reducido su personal al mínimo. La retirada de los patrocinadores apunta a que algo se maliciaban. Tras el escándalo, el Centre d'Estudis Jordi Pujol no ha dado señales de vida, ha dejado de programar actos a partir del 17 de julio y su cuenta de Twitter se encuentra inactiva, aparte de que en los últimos días ha dejado de ser abierta y ahora ha protegido sus tweets; y la institución ha evitado pronunciarse sobre las cuitas legales y fiscales de Jordi Pujol y buena parte de sus hijos.
Pese a que ni puede seguir con su actividad –incluso daba una beca a estudiosos de la figura de Jordi Pujol– ni seguir operando con su actual nombre, en su organigrama todavía figura lo más granado de la sociedad catalana. Entre los patronos están, además del ya comentado Carles Colomer, Joan Uriach (Laboratorios Uriach), el exdirector del AvuiVicenç Villatoro; o el antiguo rector de la UPC, Jaume Pagés.
En la misma situación incómoda se encuentran los miembros del consejo asesor del Centre d'Estudis Jordi Pujol. Entre ellos destacan el conseller de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell; el conseller de la Presidencia, Francesc Homs, quien en público ya ha soltado lastre de la herencia política que supone Pujol; dos parientes del propio expresident, como su hijo, Oriol Pujol, que dejó la secretaría general de CDC por el escándalo de las ITV; y, el exconseller de Industria, Antoni Subirà, miembro del equipo fundador de CDC y casado con una prima de Pujol. De guinda, también pertenece a este órgano la presidenta del Parlament, Núria de Gispert.
Pero si las connivencias políticas son grandes, las sociales no se quedan atrás. También es miembro del consejo asesor el profesor de la escuela de negocios Esade y especialista en ética empresarial, Angel Castiñeira, quien a su vez pertenece al Consell de Transició Nacional, que está desarrollando las grandes líneas de lo que ha de ser la Cataluña independiente. Desde su creación en 2005, Esade ha sido un estrecho colaborador del Centre d'Estudis Jordi Pujol. Todavía hoy tiene un banner en su web como entidad colaboradora.
Otras personalidades sociales relevantes en el consejo asesor son el historiador Joan B. Culla; el expresidente de Omnium Cultural, Jordi Porta; el exdirector del FC Barcelona, Joan Oliver; y el economista Xavier Sala i Martin, entre otros.
Lujosa sede
La sede de la fundación se encuentra en un lujoso despacho de Passeig de Gràcia, 39, el mismo que mantenía la Generalitat para Jordi Pujol, como parte de sus atribuciones como expresidente, que ahora le han sido retiradas. De hecho, el propio Pujol, contribuía al sostenimiento de su Centre d'Estudis, algo que ahora no podrá hacer sin su paga.
También se descarta, según han asegurado fuentes políticas, que el Centre d'Estudis pueda seguir recibiendo dinero público de la Generalitat. La fundación percibió 150.000 euros de la administración catalana entre 2011 y 2013, según consta en el DOGC. Pero sin estas partidas el futuro de la entidad, retirado también el apoyo privado, es muy dudoso.
Puerta giratoria
En la práctica el Centre d'Estudis Jordi Pujol tenía una puerta giratoria entre la entidad y la administración catalana. El caso más emblemático es el de Manel Prat, que en 2011 dejó de ser el gerente de la fundación para pasar a dirigir los Mossos d'Esquadra, cargo que dejó este año tras el escándalo de las pelotas de goma. La voluntad de Pujol y su entorno en 2005 cuando la crearon era convertir esta fundación en la FAES catalana.
Tras el escándalo del Palau de la Música. la Fundació Trias Fargas, vinculada a CDC, optó por cambiar de nombre, ahora se denomina CatDem. La posible salida para el Centre d'Estudis Jordi Pujol parece mucho más complicada.

6 comentarios:

  1. Jessica Parraga ·
    Todos nos están tomando el pelo,que devuelvan el dinero ya que parece mentira que vivan a sus anchas ,,que pasa que justicia solo para los que si pagan sus impuesto a duras penas que verguenza y a esto le llaman democracia que devuelvan el dinero ya.

    ResponderEliminar
  2. Fernando Rodriguez ·

    Ja ja ja C.N.I y ejercito catalan.....me descojono. Lo van a pagar con sus impuestos ????? Entonces encantado

    ResponderEliminar
  3. Francotuerto Millanastray

    Cuando van a fusilar y a quemar a todos los traidores de España que son toda la basura y mierda de independentistas quemarlos pero a todos y el primero los hijos de la gran putas del junqueras el Arturo y toda la familia de los Pujol que son los que han dejado a Cataluña en la completa ruina y a todos los catalanes también

    ResponderEliminar
  4. Montes Francisco

    Me gusta lo que escribes excepto a todos los catalanes, no hay que generalizar

    ResponderEliminar
  5. Francotuerto Millanastray

    Ha la clase media y a la mayoría de jóvenes y autónomos en Cataluña estamos en la completa ruina banqueros políticos y funcionarios son los únicos que viven bien en Cataluña

    ResponderEliminar