domingo, 23 de marzo de 2014

Indignidad y violencia gratuitas

Una manifestación que muchos ciudadanos acudieron de buena fe y diversos motivos en defensa de la "justicia social" y los "derechos humanos" fue de nuevo reventada por lo violentos al final de la misma como ya es habitual. Grupos de extrema izquierda de toda España tomaron ayer el centro de Madrid este sábado con las hipócritas y engañosamente denominadas "marchas de la dignidad". Los discursos al final de la marcha con banderas de todos los colores menos la de la nación fueron una muestra de la falta concreción en sus demandas que unos expresaron en catalán, otros en gallego para armar mas confusión donde cada uno dejó su reivindicación particular. A la cabeza del movimiento se encontraban personajes como Willy Toledo venido de Cuba para el evento o el sindicalista Diego Cañamero, no hace sino corroborar que se trata de una grotesca farsa perpetrada por la izquierda más impresentable y liberticida.
Los profesionales de la violencia acudieron ayer a la manifestación  de ayer que no dejaría de ser una anécdota si no fuera que aparte de la constante reiteración y de los graves trastornos que ocasionan reiteradamente la ciudad de Madrid donde al final de las mismas siempre haya estallidos de violencia con roturas de material urbano y agresiones a los agentes de la autoridad. Ayer se produjo uno de los dis donde la 'dignidad' más violenta: 67 policías y 34 manifestantes heridos
Lo más indignante, sin embargo, es que medios y partidos de izquierda estén jaleando este aquelarre antidemocrático que corre por cuenta de sujetos y organizaciones que pretenden atentar con la voluntad expresada por la ciudadanía en las urnas. En lugar de recibir aplausos, deberían ser objeto de contundente crítica, del mismo estilo del que reciben los actos. La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, no tuvo más que reconocer que los alborotadores se han comportado con una violencia y un ensañamiento contra las fuerzas del orden que no se habían dado en lo que va de legislatura.
Los radicales han tomado buena nota del éxito que tuvieron se revueltas en el barrio Gamonal de Burgos y quieren insistir que la violencia es el camino más corto, si no el único, que tienen para alcanzar sus metas. Así pues, lo que persiguen es volver a la carga, sólo que en Madrid y contra el Gobierno central, al que acusan de "maltratar" al pueblo, del que se erigen en portavoces y cuyos mandatos electorales violan abiertamente. Tanta dignidad y aún es la hora que Diego Cañamero y sus afiliados se manifiesten contra la miseria y el paro ante la Junta de Andalucía, por ejemplo. ¿Será porque allí están los suyos?

13 comentarios:

  1. Pablo Garcia

    Tienes Razon, los polpulares no se manifiestan ni nunca lo han hecho.... o si?
    en cierta ocasion contra las cesiones del gobierono de Zapatero a los terroristas.
    Mas tarde el señor Rajoy y como estaba previsto acato un de las ordenes de Bruselas y empezo a soltar terroristas, tambien le impusieron otras cosas que Bruselas no consideraba Legales y esas si que dijo no.
    ejemplo: la Ley de desahucios y la Dacion en pago.
    En esta Manifestacion, al final de ella, tambien hubo incidentes y heridos.

    ResponderEliminar
  2. Conchi Ortega

    Siempre ha sido así, los que verdaderamente quieren manifestarse no pueden y se dejan llevar y organizar por los que les arruinaron, que se apoderan de sus reivindicaciones, por si solos no podrían manifestarse. No tienen dignidad.

    ResponderEliminar
  3. De Juan David

    y mas que tenian que cargar contra esos genocidas terroristas comunistas de mierda

    ResponderEliminar
  4. Paloma Rivero

    HIJOS DE PUTA ,¿PORQUE NO HACÍAN ESTO CON ZPERRO? O ES QUE ENTONCES NO TENÍAN DIGNIDAD

    ResponderEliminar
  5. Cristina Macías

    Juan , son gente del pueblo , se nota que ya te estan confundiendo en las televisiones !!

    ResponderEliminar
  6. De Juan David

    cristina que esos no son el pueblo cuando sacan insignias fascistas comunistas, contra el fascismo leña

    ResponderEliminar
  7. Liudmila Kibecheva

    Lo mismo se puede ver en otros paises tambien.La dignidad siempre va acompanyada por la violencia.

    ResponderEliminar
  8. De Juan David

    Esto es la marcha de la dignidad? Madrid 22 de marzo de 2014

    101 atenciones medicas, 67 policías heridos y cuatro de ellos muy graves, 34 manifestantes heridos, 29 detenidos, enormes destrozos y saqueos, ataques con barras de hierro, piedras, petardos, bates, botellazos y patadas en la cabeza de los agentes, robos y agresiones, todo ello adornado con carteles subversivos y alentando al asesinato y recordando tiempos pasados muy malos, con banderas de la II república, comunistas, marxistas, anarquistas, de Cuba y toda clase de basura antiespañola. Encima dirán que los fascistas son los demás. Que les parece?

    ResponderEliminar
  9. Carla Medina Agag

    ¿Los destrozos los pagarán los vándalos de su bolsillo o a cambio de trabajos forzados en beneficio de la comunidad? Lo digo porque como ciudadana estoy hasta los ovarios de pagarlo todo de mis impuestos.

    ResponderEliminar
  10. Alberto Olivera Muxí

    Pero en este pais sale barato o gratis ,Luego dicen que son democratas y pacificos

    ResponderEliminar
  11. Sal Omón

    Lo siento, pero no tengo mas remedio que decirlo. Si esta es nuestra "Defensa Social" y nuestro "Futuro", que Dios nos coja confesados, ya que veo que lo único que les interesa y desean hacer es, destruir todo lo que el resto de los ciudadanos construimos, si tuviesen que pagarlo de sus bolsillos, posiblemente se lo pensarían dos veces, pero, como me da la impresión, que es, que le pagan por destruir, pues lo hacen como si fuesen asalariados de los que tienen que recomponer todo lo que rompen.

    ResponderEliminar
  12. Julio Perez Garcia

    Esto no merece comentario, lo que merecen estos vagos y maleantes es mucha leña.

    ResponderEliminar
  13. Pedro Aguilar

    Una mala actitud la del Gobierno de España con las fuerzas de seguridad y la inacción en la marcha INDIGNIDAD, Cataluña ,Ceuta,Melilla y Gibraltar. ¿Estamos asustados?.

    ResponderEliminar