viernes, 25 de octubre de 2013

La huelga de los hijos de la LOGSE

Se consumó la jornada de huelga estudiantil en señal de protesta por la reforma educativa del Gobierno y no puedo más que insistir que este es un intento desesperado por parte de la izquierda de este país para impedir que llegue a implantarse la ley Wert que lo han convertido en el enemigo número uno de este país.
Nadie discute que actualmente el nivel educativo de este país es un desastre y que es necesario dar una salida a todos estos estudiantes que al final de su carrera se encuentran en un callejón sin salida, a pesar de los esfuerzos económicos de todo el país y el aumento del número de docentes cuyo nivel de muchos de ellos es mucho más que discutible. La prueba es el bajo nivel de los exámenes exigido por las autonomías para  su acceso a la docencia de los nuevos candidatos. Veinte años de LOGSE han convertido a nuestro sistema educativo en el mas caro y peor de Europa.
Hay motivos para salir a manifestarse por los resultados obtenidos estos últimos años, pero ayer quienes salieron a manifestarse lo hicieron para que no se cambiara nada, unos por sus salarios, otros por defender lenguas locales que no van a ninguna parte, otros por lo que creen es un agravio: la concentración de ayudas hacia quienes realmente dedican su tiempo y esfuerzo al estudio. Siendo esta la situación real de la educación pública, resulta asombroso que las principales víctimas del sistema protesten contra una ley que pretende paliar ligeramente el desastre.
De hecho, la Ley Wert, como ya ha sido bautizada, se ha quedado corta. No toca los aspectos de fondo implantados por la Logse y sus secuelas, causa principal de la catástrofe, a pesar de que la izquierda en su conjunto acuse al actual Gobierno de planear una regresión en el tiempo que, por desgracia, ni va a llevar a cabo ni ha figurado jamás entre sus planes.
El colmo de la demagogia es que unos y otros pretendan que sus algaradas vienen a defender a los "hijos de los obreros", según su propia terminología, que son precisamente los más perjudicados por el desplome general de una enseñanza estatal que sólo las clases pudientes están en disposición de evitar pagando costosos centros privados, principalmente en el extranjero.  
En 1990 los socialistas suprimieron de un plumazo con la LOGSE el sistema meritocrático imperante, único vehículo para el ascenso social de los hijos de las familias más desfavorecidas, que a base de talento y esfuerzo podían conquistar un estatus académico, profesional y económico inalcanzable para sus padres. La eliminación del cuerpo de catedráticos de Bachillerato, institución que albergó a miles de egregios profesionales responsables de haber convertido la enseñanza secundaria española en un referente internacional, fue la primera decisión de los socialistas en materia educativa y la principal seña de identidad de una reforma que aplicó ese mismo igualitarismo descendente también al escalafón profesional.
A esa incongruencia primordial hay que sumar el despropósito de la existencia de sindicatos de estudiantes, que por no desempeñar actividad profesional alguna están fuera del ámbito sindical consagrado en la Constitución y las leyes laborales. Todavía más extravagante resulta la actitud de los padres y madres de los discentes sumados alegremente a esta huelga, sin que se sepa hasta el momento cuál es la labor profesional que han decidido suspender en apoyo del paro convocado por sus retoños más levantiscos.
El resultado de dos décadas de pedagogía progre y talibanismo logsiano es un desastre sin precedentes que difícilmente va a poder ser revertido sólo con tímidas reformas cosméticas como la que ha puesto en marcha el Gobierno de Rajoy que de momento no ha abordado el fondo del problema. El colmo es que sus principales víctimas defiendan los intereses políticos de la izquierda española, cuya traición a los verdaderos intereses de aquellos que dice defender difícilmente encontrará algún día parangón.
Ayer los que salieron a protestar fue para que nada cambie, sin otra alternativa más que defender una serie de consignas demagógicas de la izquierda encaminadas a que la educación siga en sus manos, la única causante del desastre actual.

19 comentarios:

  1. José Poyatos Soria ·

    Me gusta este artículo. Soy docente jubilado y sé de que hablo. La enseñanza en España es un auténtico desastre. Se han perdido casi todos los valores positivos que tenía por culpa de la fatídica LOGSE y esto lo pagarán varias generaciones. Conozco muy bien a estos estudiantes del Sindicato de Enseñanza. Aquí de lo que se trata es de que el botellón no decaiga y de aprobar las asignaturas sin apenas abrir un libro. No os dejéis engañar. Sé de que hablo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Docente de la época fascista. Ahora solo pueden estudiar los ricos, tu respuesta es muy cobarde , siento mucho que existan docentes de mente antigua y retorcida como la tuya. El señor werd es un asesino de la cultura.

      Eliminar
  2. Jose Maria Alamo ·

    El trabajo,la tarea de un estudiante es estudiar.Y una cuarta parte de los estudiantes spanoles no quiere estudiar.
    Quieren ser diplomados sin estudiar.Prefieren permanecer ignorantes con diploma a culturizados con el esfuerzo y trabajo de un diploma,claro esta con el beneplacito y apoyo de sus padres y maestros,que quieren tambien una tarea facil educativa¿educativa?;Nunca la educacion ha sido una tarea facil.Ni lo sera.LA SANGRE CON SANGRE ENTRA.La sangre de de los alumnos,la sangre de los maestros,y sobre todo la sangre de los padres,que a la vez son y deben ser padres y alumnos.Con su trabajo duro y sobre todo son su ejemplo.Desdichadamente los padres espanoles noi estan preparados para ser padres y buenos ejemplos de buenos estudiantes para sus hjjos.Desgraciadamente,tambien,aquella generacion exquisita de grandes maestros espanoles esta en crisis,en profunda crisis vocacional.Desgraciadamente hoy los alumnos no solo no respetan a
    sus maestros,sino que tambien los menosprecian,;porque ellos no se hacen respetar por someterse a una ideologia esclavizante,inhumana,que desprecia a la persona,sus valores y virtudes,para construir una sociedad
    de borregos ,

    ResponderEliminar
  3. Clara Lopez Lazaro

    ¡¡Viva la dictadura socialista ¡¡¡ Totalmente de acuerdo con este articulo.

    ResponderEliminar
  4. Pedro Jesus Lledó Fernandez

    En fin, nada nuevo bajo el sol, la coacción como arma para exigirla libertad, la misma que ellos niegan al que no comparte sus ideas o intereses. En fin, los sindicatos..... ya se sabe....

    ResponderEliminar
  5. Con las huelgas de estudiantes me quedo siempre de un aire.
    Es la única protesta que conozco contra algo que está pensado apra solucionar su mayor problema.
    Se queja la gente joven de que no hay futuro detrás de sus estudios académicos que muchas veces son un sacrificio para ellos, y cuando un gobierno busca poner los medios para que esa etapa educativa sirva para algo le protestan, liderados además por personas que ni son estudiantes (el presidente del sindicato de estudiantes es un sociólogo que lleva sin estudiar 4 años y que se justifica diciendo que estudia idiomas, como si yo los hubiera dejado de estudiar los últimos 20 años) ni tienen interés por otra cosa quie no sea salir enm los medios de comunicación para veri si cuando llegue al ñoder el próximo ZetaParo les dan una dirección general de algo completamente inútil.
    ¿Y así pretenden los jóvenes salir adelante en los próximos años de competitividad salvaje que nos esperan? Tienen menos futuro que un submarino descapotable y llo que es peor, no permiten que se les ayude a construir uno mejor....allá ellos

    ResponderEliminar
  6. Esta huelga es una farsa promovida por los de siempre:los vividores de PSOE,IU,nacionalistas y sindicatos.La mayoría de los cuales no lleva a sus hijos a la escuela pública,por cierto.

    ResponderEliminar
  7. Miguel Angel Martin

    ¿Wert es un fascista y estos "alumnos" (lo pongo entre comillas porque dudo de su condición) no? no lo entiendo la verdad

    ResponderEliminar
  8. Maria Gloria Arnillas Marin

    pero xdios no es una huelga política ,es porque quieren esrtudiar y saber mucho

    ResponderEliminar
  9. Liudmila Kibecheva

    Me gusta este articulo

    ResponderEliminar
  10. Hector Cortés

    Salen a la calle con la hoz y el martillo. Analfabetos de la Logse que quieren que sus nietos y biznietos sigan sacando banderas republicanas y camisetas del Che, continuando el legado analfabeto de la Logse y su creador Rubalcaba.

    ResponderEliminar






  11. Ricardo Gabaldón Ferreres

    Ayer los que salieron a protestar fue para que nada cambie, sin otra alternativa más que defender una serie de consignas demagógicas de la izquierda encaminadas a que la educación siga en sus manos, la única causante del desastre actual.

    ResponderEliminar
  12. Joan Ramo Ros Giralt

    Nadie ha hecho tanto por destrozar la educación en España como el PSOE de Rubalcaba y Zapatero.

    ResponderEliminar
  13. Gabriel Encendido Pero Poco

    en este bloc escribe un docente de la época fascista. Ahora solo pueden estudiar los ricos, tu respuesta es muy cobarde , siento mucho que existan docentes de mente antigua y retorcida como la suya. El señor werd es un asesino de la cultura.. Me da pena esta pájina de los rabanos por las hojas , no defienden la libertad de la enseñanza y menos que sea gratutita.

    ResponderEliminar


  14. Rafa Navarro

    Que un profesor que va a examinarse en las oposiciones, ponga en su examen que el Guadiana pasa por Madrid.... NO TIENE PRECIO. Con lo cual la huelga es una justificación y una kedada para inútiles. Es lo que hizo la LOGSE, nos guste o no.

    ResponderEliminar
  15. Manuel Ferrería

    El PSOE y la izquierda quieren impedir que se acabe con el fracaso escolar que nos ha legado la LOGSE desde hace 25 años. Les interesan unos estudiantes ricos en telebasura y analfabetos en cultura.

    ResponderEliminar
  16. David Drago

    De ahí el 98% de los asistentes no tienen ni idea de porqué se están manifestando.... un poquito de sentido común!!!

    ResponderEliminar