martes, 1 de octubre de 2013

El blindaje de TV3

Artur Mas quiere blindar su supervivencia dentro de su plan ha creado el contrato programa 2013-2016 con TV3 y Catalunya Ràdio que acaba de presentar la Generalidad -y que está pendiente de recibir el aval del Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) para su aprobación definitiva-, esta se compromete a aportar 225 millones de euros anuales a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) hasta el año 2016 para garantizar su supervivencia. De esta forma, Artur Mas ha decidido frenar los recortes en las aportaciones públicas a los medios de comunicación autonómicos que había iniciado en el año 2011.
En 2007, la Generalidad aportó 239,7 millones de euros al presupuesto de la CCMA; en 2008, 271 millones; en 2009, 320,7 millones; en 2010, 329 millones; en 2011, 301,5 millones; en 2012, 262,5 millones; y este año, los 225 citados. Entre 2007 y 2013, TV3 y Catalunya Ràdio han costado 2.996 millones de euros a los bolsillos de los ciudadanos de Cataluña, coincidiendo con los peores años de la crisis económica y con los mayores déficits históricos del Ejecutivo autonómico.
La producción externa ve mejorada su posición y se destaca la que establece que entre el 25% y el 35% del importe destinado a proyectos audiovisuales será producido o coproducido por empresas del sector. La productoras de Toni Soler, Albert Om, Antoni Bassas, Carles Capdevila, Ramon Pellicer, Xavier Bosch, Andreu Buenafuente y Josep Cuní se han estado repartíendo la mayor parte del pastel.
Otra de las previsiones del contrato programa es la de flexibilizar el marco laboral del ente. En junio pasado, el Consejo de Gobierno de la CCMA aprobó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a 312 empleados, y planteó una reducción salarial media del 7,5%. La plantilla de la CCMA ascendía este año a 2.571 personas, de las cuales 2.095 estaban adscritas a TV3 y 426 a Catalunya Ràdio (el resto, a otras empresas del grupo).
Por primera vez desde su fundación, la dirección de CCMA hizo públicos los sureldos de todos sus empleados. El director de TV3, Eugeni Sallent, cobró el año pasado un sueldo bruto de 164.965,72 euros. En 2008, su predecesora en el cargo, Mònica Terribas -actualmente responsable del progra El Matí de Catalunya Ràdio-, recibió unos emolumentos de 208.999,96 euros. Y la directora general de la CCMA, un cargo ya desaparecido pero que entonces ocupaba Rosa Cullell, percibió un salario de 250.000 euros.
Los directivos de la CCMA se repartieron el año pasado un total de 1.098.071,76 euros. El presidente de la corporación, Brauli Duart (CiU), percibió 129.678,99 euros. Los cinco consejeros (dos propuestos por CiU, dos por el PSC y uno por el PP), 96.593,94 euros cada uno. El director de Catalunya Ràdio, Fèlix Riera, 106.556,85 euros; igual que el de TV3. A todo esto hay que sumar el director de Estrategia y Marca (106.556,85 euros) y el de Gestión y Recursos (107.343,65 euros).
Por otra parte, los sueldos del personal se mueven entre los 24.863,63 euros de un conserje de Catalunya Ràdio, y los 75.463,21 euros de un jefe de sección de deportes en TV3. (Es un chollo estar trabajando ahí de lo que sea). No hace falta comentar que una TV autonómica que está generando el mayor déficit de este país que es asistida anualmente por la Generalitat con más de 225 millones de euros al año mientras ésta que tiene que recurrir  periódicamente al Estado Español para hacer frente a sus obligaciones para no entrar en quiebra. Lo que no entiendo como los directivos de estas empresas sus generosamente gratificados de tal manera que alguno de ellos está cobrando tres veces más que el propio Presidente del Gobierno. Finalmente resulta que todos estos programas de cuño independentista que estamos viendo para la secesión de Cataluña están siendo finalmente financiados por los bolsillos de todos los españoles. Y encima no puedo ver TV3 desde Alicante.

5 comentarios:

  1. albertfonxe

    Para todo eso está el FLA (fondo de liquidez autonómico) del que Cat se lleva este año 9200 millones de euros (el 50%). Ya vemos en lo que se los gasta Artur y camaradas: untar bien a allegados y apesebrados, y tener bien engrasada la máquina de los telepredicadores. No es que no haya dinero, que lo hay aunque menos del que debiera; es cuestión de prioridades, y entre las de Mas no se incluyen las necesidades de niños malnutridos o la debacle de la sanidad pública catalana.

    ResponderEliminar
  2. Jonathan García Egea

    Ahy gastandoselo en lo que no debe.

    ResponderEliminar
  3. Alejandro Latorre Serra

    Que asco, los he de ver arruinados.

    ResponderEliminar
  4. Maribel Andújar Montesinos

    Y cerrando plantas de Hospitales.........¿ y la gente está dormida?..

    ResponderEliminar
  5. Jose Ramon Muñoz Ruedas

    Aqui se blinda todo el mundo, y yo he tenido que vender al cerradira blindada de mi casa para poder comer, que estoy haciendo mal, si yo tambien tenia blindada mi casa.

    ResponderEliminar