lunes, 16 de abril de 2018

La peste amarilla

Resultado de imagen de lazos amarillos cataluña
Son tiempos difíciles. la otrora ciudad modelo, yace en ruinas. La gente anda por las calles con el ceño fruncido, sus domicilios okupados bajo directrices municipales, los negocios languidecen y el que puede hace las maletas y se va a otro lugar mas amable para él o su negocio.  Enormes lazos amarillos se posan en fachadas, farolas, solapas o semáforos. Sus gentes, desesperadas, luchan como fieras, golpeándose e insultándose, para mantener sus privilegios y los  momios bien remunerados con la excusa de reivindicar la libertad de sus carceleros que prologaron sin solución de continuidad la dictadura de Franco a la de Pujol y sus sucesores. 

Y cuando parecía que nada más podía perturbar la poca tranquilidad que quedaba, llegó una plaga que desató el desespero en los ya desconsolados ciudadanos: la peste amarilla que reivindican una libertad que no es mas que privilegios para sus caciques y una democracia que no han llegado a conocer ni les interesa.

Amos y señores de la ciudad, los caciques golpistas y recalcitrantes emprendieron su plan perverso. No les importa adulterar la historia, pervertir la juventud,  mentir sobre la realidad,  amenazar,  obstruir vías, chantajear y agredir tanto verbal como físicamente a quien se interpusiera para evitar sus abusos. Ellos, los hijos de Uldarico, tienen vía libre para arrasar con lo que encuentren.

Esta horda de trogloditas, que se dicen pacíficos, pero no cumplen la ley, que con sus lazos amarillos en balcones y solapas, están coaccionando a la justicia y atemorizando a la ciudadanía. Liderados por su mesías, un señor omnipotente fugado a cuerpo de rey que se mofa de la justicia, logró imponer la ley de la selva en la jungla de cemento. Su única misión es cobrar... y robar.... al ciudadano para un viaje a ninguna parte. Asi las ratas se adueñaron de las calles, de las familias, las instituciones, las escuelas, los medios de comunicación para terminar de apoderarse de todos nosotros, se apropiaron de nuestra libertad.

Y fue así como, esta peste, se volvió inmune a los remedios que surgieron: un pequeño paliativo, que solo podía ser adquirido por quienes más dinero tenían, que atacaba los síntomas más dolorosos de esta nefasta enfermedad (la patanería, el robo, la adulteración, los abusos, etc.), vio cómo ese virus mutó, fortaleció sus ya perversas dolencias e invadió todos los estamentos para evitar que más ciudadanos pudieran tener acceso a la cura de tan lamentable mal.

El esfuerzo es en vano, en especial porque ya nadie respeta nada. Así, todos los males no hacen más que crecer, y crecer. Sí. La peste amarilla, al parecer, se ha tomado toda una ciudad (con sus personas incluidas) a la fuerza, como un virus que, con su agresividad y perversión, se vuelve inmune a cualquier cura.


Resultado de imagen de lazo amarillos


20 comentarios:

  1. José Francisco Bueno

    Que hace ese rollo de papel higuienico amarillo colgando de ese edificio???😊😂

    ResponderEliminar
  2. José Francisco Bueno

    Pobres ZOMBIS LOS DEL LACITO AMARILLO!!!Vaya gallinaceas!!!💩🐀🐀🐀🐀😂👻👻👻👻

    ResponderEliminar
  3. Miguel Lorenzo

    Se busca un antidoto para combatir la fiebre del lazo amarillo

    ResponderEliminar
  4. José Francisco

    Bueno Pobres ZOMBIS LOS DEL LACITO AMARILLO!!!Vaya gallinaceas!!!💩🐀🐀🐀🐀😂👻👻👻👻

    ResponderEliminar
  5. Enrique Morata Senar

    ellos mismos se señalan

    ResponderEliminar
  6. Pilar Zamora

    ESTA COMO PARA NO IR NI LAS RATAS

    ResponderEliminar
  7. Antonio Torres Gutierrez

    El amarillo no es el color de la mala suerte??
    Será por eso que la independencia ha salido tan mal??

    ResponderEliminar
  8. Alfredo Limes

    Desde luego que impresionable eres con los hechos de otros ya que facilmente te producen pesadillas, porque de los cercanos a ti ni siquiera les dedicas una línea ni te preocupan lo más mínimo

    ResponderEliminar
  9. Goya Garcia

    Payasos q se creen mas q nadie

    ResponderEliminar
  10. Jose Luis Zarco Alcolado

    Es bueno que, ese edificio tenga el lazo amarillo, porque de esa forma, se le dice a la gente que no se acerque, por padecer peste o enfermedad; al menos así ha sido toda la vida, con el cólor amarillo.

    ResponderEliminar
  11. Arcelina G. Martin

    El otro día me comentaban unos catalanes que todo esto se lo están tomando en cataluña (así en minúscula hasta que vuelva a respetarles) en plan coña.

    ResponderEliminar
  12. Esther Luque Quintana

    que pena de BARCELONA era pero ya no es

    ResponderEliminar
  13. Luis Hernando

    Los separatas van a ir al partido de la copa del rey vestidos de Pollinos,perdon de Pollitos. Jijiji pío pío pío que ridiculos¡¡¡

    ResponderEliminar
  14. Mari Sol Vazquez

    Pero porqué nos importa tanto lo de los lacitos ? Mientras los niños juegan nos dejan vivir tranquilos.

    ResponderEliminar
  15. Mari Sol Vazquez

    No sé si es el color de la mala suerte pero sí te puedo decir que atrae a todos los mosquitos que te encuentres por el camino . Lo digo por experiencia.

    ResponderEliminar
  16. Antonio Torres Gutierrez

    Pués ellos verán, puede que los mosquitos los frían a picotazos.😎

    ResponderEliminar