miércoles, 23 de mayo de 2012

Las medidas drásticas del Constitucional



Los magistrados del Tribunal Constitucional han advertido a los partidos mayoritarios, PP y PSOE, de que este órgano "adoptará las medidas que están en su mano, por muy drásticas que sean", en protesta por la falta de acuerdo para renovar a los magistrados cuyo mandato ha finalizado.

"Ante tan reiterados y duraderos incumplimientos, el Pleno del Tribunal Constitucional ve necesario recordar el respeto que se debe a la Constitución, advirtiendo que, de prolongarse tales incumplimientos, adoptará las medidas que están en su mano, por muy drásticas que sean, para oponerse a esa indeseable situación", avisan.
Cualquier ausencia -por enfermedad, por ejemplo- impediría entonces la celebración de plenos en un tribunal que aún no ha resuelto el recurso que el PP interpuso en 2005 contra el matrimonio homosexual.

La primera "medida drástica" que habría que aplicar, no por ellos sino por quienes los nombran que son los partidos políticos, es la de reducir las funciones del Tribunal Constitucional a su función propia, que es la de controlar si las normas y resoluciones judiciales se ajustan a la Constitución, y punto pelota. Porque el TC no tiene por qué seguir funcionando como una instancia judicial superior, destinada a enmendar la plana al Tribunal Supremo.

Y otra "medida drástica" a tener en cuenta sería el cambio del sistema de elección de los magistrados del TC. Que sean elegidos por los jueces, y no por los políticos. Y que sean profesionales, no amiguitos del gobierno o del partido de turno a los que se les atribuye por no se sabe quién un "reconocido prestigio".

A ver si van a dimitir todos en pleno y de repente nos quedamos sin Tribunal Constitucional y no podemos ya vivir. Pues no sería mala idea, que se vayan a su casa y no haya ya más Tribunal Constitucional manipulador político de la justicia que solo ha servido para dictar sentencias en contra de la razón del Tribunal Supremo y otros tribunales cuyo inicio fue la expolio de Rumasa que ha abierto la puerta a los terroristas de ETA en las instituciones, aprobación del “Estatut”, fuente de todos los disparates independentistas etc. etc...

Mira que si se fueran a su casa igual empezaríamos a funcionar mejor a partir de ese momento. Porque…¿Alguien puede argumentarme que estos señores son imprescindibles? Aparte de disgustos, de verdad que nos ahorraríamos una pasta.

7 comentarios:

  1. José Luis Trinquete Gómez

    lo que tiene que hacer este tribunal es dedicarse a sus competencias y no meter sus narices donde no les corresponde.

    ResponderEliminar
  2. Ana Lucía

    Al Tribunal Constitucional se le ha acabado la paciencia. Hace un año ya dio una advertencia a los principales partidos políticos sobre los retrasos consentidos en el nombramiento de cuatro magistrados. Han esperado doce meses y ya no les dan más tiempo. Los once miembros del órgano constitucional, por unanimidad, han emitido un comunicado al Congreso de los Diputados lanzando una dura advertencia. Si no renuevan de inmediato a los tres magistrados que llevan ya año y medio en funciones y cubren la vacante de Roberto García Calvo, fallecido hace cuatro años, van a tener que tomar medidas, “por muy drásticas que sean”.

    ResponderEliminar
  3. Santiago Nuevo

    Dios te oiga..a ver si en un ataque de vergüenza se fueran a sus casas,que para hacer daño sobra gente..

    ResponderEliminar
  4. asomar

    Uyuyuyyy... Amenazan con marcharse y quedarse sin cobrar sus supersueldos y bicocas. Están sobrando el TC y el Senado. Ahora bien podrían aprovechar que estamos en época de recortes para cerrarlos a cal y canto junto con la Audiencia Nacional.

    ResponderEliminar
  5. Delia Saavedra Brichis

    Completamente de acuerdo, Xavier ¡¡¡ Para lo que hacen, se podrían ir a su casa. No les echaríamos de menos, al contrario !!!

    ResponderEliminar
  6. Manuel Ibarra

    Lo del "reconocido prestigio" siempre ha sido el modo de colar a los amiguetes en la Administración o en las Instituciones. El concepto en si no es malo pero debería tener unas reglas que determinasen quien puede conceder esa calificación, que meritos se requieren, etc. Todo lo demás es manipulación política o enchufismo.

    ResponderEliminar
  7. Manuel Ibarra

    El Constitucional debía haber sido denunciado por prevaricación cada vez que ha actuado como instancia superior. Saben muy bien que esa no es su función.

    ResponderEliminar