lunes, 14 de mayo de 2012

Degeneración



    Hubo una época en que las Cajas de Ahorros estaban presididas por próceres ilustres que hacían del servicio a la sociedad un timbre de honor, que manejaban los asuntos con una mezcla de sensatez, honradez y altura de miras realmente notable, a los que jamás se les hubiera ocurrido favorecer a amigos con créditos de riesgo, colocar a parientes o valerse de su cargo para enriquecerse, simplemente porque semejante proceder era a sus ojos una vulgaridad intolerable.

    Portadores de apellidos ilustres, formados en códigos de conducta severamente autoexigentes, defensores de valores morales fuertes y libres de dependencias equívocas, al término de sus mandatos dejaban las arcas llenas, las cuentas cuadradas y una encomiable obra social. Desaparecida esta generación de caballeros intachables, amantes de las artes y acumuladores de pobladas bibliotecas, fueron sustituidos por una tropilla de politiquillos, sindicalistas y mangantes diversos -salvando las escasas y honrosas excepciones-que entraron en los consejos de administración de las otrora beneméritas entidades cual plaga de langostas, decididos a llenar obscenamente su bolsa, a enchufar a toda la familia y a utilizar los recursos de los ahorradores en proyectos disparatados para ganar clientelas electorales o para embolsarse sustanciosas mordidas.

    Estas gentecillas innobles y voraces carecían de los conocimientos necesarios para gestionar con éxito una institución financiera y, como era de esperar, cabalgaron sin freno sobre alocadas burbujas hasta estrellarse. Ahora que el mal ya está hecho hay que volver atrás, limpiar las cúpulas directivas de enchufados e inútiles y sanear dolorosamente los balances. Reinando sobre esta bacanal de aprovechados, el supervisor del sistema miraba al tendido y bendecía la fiesta. Una degeneración completa.

    Aleix Vidal Cuadras

    4 comentarios:

    1. Alejandro Levent Oksit

      Donde el politico mete la mano todo se degenera.

      ResponderEliminar
    2. RAYP

      Tiene usted razón, aunque también hay cajas que han sido correctamente gestionadas, han hecho importante obra social, muy especialmente en el tema de la vivienda.

      ResponderEliminar
    3. Felix Capitaine Sanchez

      Impecable descripción...

      ResponderEliminar
    4. Manoli Martín

      Hay que ir a por todos los que se han embolsado sustanciosas mordidas, que devuelvan todo lo robado.

      ResponderEliminar