domingo, 22 de enero de 2017

Un "montón" de enchufismo y sectarismo en la Sanidad Valenciana


Carmen Montón junto al ex diputado socialista Pedro Sánchez. Foto: EFE

CSIF lleva a la Fiscalía los enchufes valencianos de la amiga de Pedro Sánchez. La consellera de Sanidad, y el tripartito, tendrán que rendir cuentas ante la Justicia por los múltiples escándalos en la contratación de personal del departamento que dirige Carmen Montón.

El sindicato CSIF denunciará ante la Fiscalía Anticorrupción el tráfico de influencias y la prevaricación que, presuntamente, está realizando la Conselleria de Sanidad de la Comunidad Valenciana a cuyo cargo está Carmen Montón; un nombramiento que se le atribuye directamente a Pedro Sánchez ya que Montón era una de las personas, y lo sigue siendo, del círculo íntimo del exsecretario general. De hecho, la consellera está considerada en el PSPV como la "mano derecha" valenciana de Sánchez.

El CSIF ha anunciado que presentará una denuncia por los citados delitos contra el comisionado del Hospital de La Ribera, José Sanfeliu, por unas grabaciones en las que este alto cargo de la Administración valenciana anticipa sus planes para el citado centro sanitario una vez que se produzca la reversión discrecional de la concesión que ha impulsado el “modelo Alzira” de colaboración público­–privada, 

En concreto, Sanfeliu admitía sin cortarse que despedirá a 300 empleados y que creará una bolsa de trabajo “para meter a todos nuestros familiares y amigos”. Aunque el comisionado ha presentado su dimisión en el citado sindicato consideran que no es suficiente y quieren que sea Anticorrupción quien tome cartas en el asunto e investigue la existencia de delitos.

CSIF también incluirá en la denuncia al número 3 de la sanidad valenciana, el subsecretario de sanidad regional, Ricardo Campos, que participó junto a Sanfeliu en el acto en el que el comisionado hizo gala de su nepotismo. Campos no sólo no se opuso a las palabras de su compañero, sino que calificó a las compañías de salud de ser “parásitos” que “viven de los impuestos de los ciudadanos”.

Además, Campos atacó duramente a los especialistas sanitarios que trabajan en el centro hospitalario, calificándoles de “tropa contratada a dedo” cuyo trabajo “no tiene la misma calidad que la de los compañeros y compañeras del sistema regional de salud”. Tras estos insultos, el subsecretario avanzó que los actuales trabajadores del hospital no tienen sus puestos garantizados porque deberán superar unas pruebas discrecionales impuestas por el departamento de Carmen Montón mediante un nuevo concurso que se realizará en los próximos meses.


.Jos´r Sanfeliu y Ricardi Campos

Sanfeliu y el caso Alcira

El comisionado de la Consellería de Sanidad valenciana para el hospital de Alzira, José Sanfeliu, aseguró en una reunión celebrada hace tan solo una semana en la sede del PSOE de Alberic, ante el subsecretario de la Conselleria de Sanitat, Ricardo Campos, que el próximo cambio de titularidad del centro -pasará a ser gestionado por la Administración Pública- será una oportunidad para meter “a familiares, amigos, conocidos que estén sin trabajo y deseen trabajar”, según aparece en una grabación a la que ha tenido acceso OKDIARIO.

El 31 de marzo de 2018 el Hospital Universitario de la Ribera, en Alzira, volverá a formar parte de la red pública al terminar la concesión a la empresa que actualmente lo administra, el grupo Ribera Salud. Un cambio de titularidad que no sólo puede suponer que hasta 300 trabajadores temporales del centro pierdan sus empleos, sino la incertidumbre para otros 1.200 que a día de hoy tienen un contrato indefinido y que tendrían que pasar por un concurso para confirmar sus plazas compitiendo con otros profesionales que así lo soliciten.

Así explica la jugada Sanfeliu: “Vamos dentro de 488 días, que es lo que falta para la reversión. ¿Qué pasa? Pues que tenemos que asumir a todo el personal que es laboral indefinido con Ribera, en principio. Estamos hablando de ?????, o sea, 1.500, que serán por ejemplo 1.200. Ya estamos hablando de que hacen falta 300 personas más”.

El propio Sanfeliu aseguró en esta reunión que, actualmente, los trabajadores del hospital tienen “contratos de mañana, tarde, noche y fines de semana por la mañana” y que los quirófanos también se mantienen operativos los sábados y domingos. Esta es precisamente una de las claves en la gestión, ya que el centro decide abonar un plus a sus trabajadores para sacar el máximo rendimiento.

En la grabación se puede escuchar perfectamente cuál es el movimiento que realizará la Consellería. “Como vamos a mantener la cartera de servicios, como resulta que esta gente tiene unos contratos de mañana, tarde, noche, sábados por la mañana y domingos por la mañana… Que se hacen endoscopias, se hacen operaciones de sábado por la mañana, de prótesis, de cadera, ¿vale? Esa gente lo siento mucho, quiero decir, las condiciones laborales se van a ver modificadas. ¿Eso qué significa? Que harán falta trabajadores. ¿Cómo vamos a cubrir con esos trabajadores? Con personal estatutario de relevo en puestos???? de traslados. Es decir, que todas aquellas personas trabajadores de la sanidad pública que estén trabajando en La Fe, en el Clínico… (en distintos hospitales de la región) y quieran venir a este departamento, van a tener la oportunidad de venir”.

Eso en cuanto al personal fijo, según el propio comisionado unos 1.200 trabajadores. Pero, ¿qué pasará con los 300 empleados temporales? Los planes de Sanfeliu pasarían por la creación de una bolsa de trabajo en la que entrarían sus familiares y amigos que estén sin trabajo y sustituir a los actualmente contratados. En este sentido, el comisionado pidió esperar 488 días -fecha en que vence la concesión- momento en que va a hacer falta mucha gente para crear esa bolsa de trabajo.

“Espérate 488 días, espérate a que hagamos la […], a que se acabe el contrato, y entonces a partir de ese momento no os preocupéis, que va a hacer falta mucha gente. Se creará una bolsa de trabajo de la Rivera, ¿vale? Ahí se meterán nuestros familiares, amigos, conocidos… que estén sin trabajo y deseen trabajar, y se les va a dar la oportunidad de trabajo”, asegura en el audio al que ha tenido acceso OKDIARIO.


El subsecretario de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Ricardo Campos.

José Sanfeliu ejerce en el Hospital de Alzira la función de control público como comisionado de la Consellería de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat, organismo que dirige la consejera socialista Carmen Montón.

Desde la Generalitat valenciana se ha intentado revertir la concesión de estos hospitales, sin embargo, ante el alto coste que tendrían que asumir han decidido que se agote el plazo de las mismas. Desde el PP valenciano muestran su sorpresa ante lo que aseguran: “No es un asunto ideológico, ahora ya sabemos su finalidad, colocar a los amigos y a las familias”.

El modelo Alzira

El llamado modelo Alzira toma su nombre de la localidad donde se ubica el Hospital de la Ribera, que tras su construcción en 1999 se convirtió en el primer hospital público español gestionado bajo la modalidad de concesión administrativa, y que se define en cuatro pilares: propiedad pública, control público, financiación pública y gestión privada. La Generalitat, entonces gobernada por el PP, cedió un total de cinco centros a entidades privadas por un período de 15 años.

Este modelo, que fue la bandera de la gestión sanitaria del PP valenciano, se ha convertido en una de las principales enmiendas del nuevo gobierno regional a la gestión de sus antecesores. El pasado septiembre, durante el Debate del Estado de la Comunidad Valenciana, el presidente Ximo Puig reveló su intención de revertir este modelo y dejar que las concesiones se agotasen.

Este anuncio causó una gran preocupación entre los trabajadores del centro, que se vieron enfrentados a la incertidumbre de si perderían sus puestos de trabajo o sus condiciones laborales se verían alteradas. Desde el gobierno autonómico han insistido en trasmitir un mensaje de calma a los trabajadores fijos, aunque para los 300 que cuentan con contrato temporal las perspectivas parecen cada vez peores.Tráfico de influencias y prevaricación en la sanidad valenciana que dirige la amiga de Pedro Sánchez.

Carmen Montón

Carmen Montón acumula numerosos casos de presunto enchufismo en su Departamento desde que llegara a la Conselleria de Sanidad. Han sido múltiples los casos y las denuncias públicas e incluso su marido, Alberto Hernández Campa, fue nombrado como gerente de una empresa pública de la Diputación de Valencia pero el escándalo montado tras conocerse su "fichaje" le obligó a no tomar posesión finalmente de su cargo. 

En un escrito dirigido a la junta general y al consejo de administración de Egevasa, el marido de Montón argumentó su marcha por el "uso partidista que se ha hecho de este nombramiento" y "con el fin de no perjudicar a la empresa, ni al servicio púiblico que esta presta". Asimismo, aseguraba que toma la decisión "consciente" y "rechazando ser instrumentalizado en una estrategia de erosión".

Este nombramiento fue incluso criticado por la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra. En ese instante hubo "tormenta" con sus socios de Gobierno, los socialistas de Ximo Puig.No es la primera vez que el departamento que dirige Carmen Montón pone en aprietos al presidente de la comunidad autónoma valenciana, Ximo Puig. De hecho, la propia “Carmelina” (como se le conoce en el ámbito sindical) promovió el nombramiento de su marido como alto cargo de una empresa pública.

Denuncia por prevaricación y tráfico de influencias
.

El sindicato CSIF va a denunciar ante la Fiscalía Anticorrupción el tráfico de influencias y la prevaricación que, presuntamente, está realizando la consejería de sanidad de la Comunidad Autónoma de Valencia que dirige Carmen Montón; una de las políticas que mas ha respaldado a Pedro Sánchez para que siguiera al frente del PSOE y que ha demostrado su radicalidad anticapitalista en varias ocasiones, oponiéndose a la participación de las empresas en la gestión pública sanitaria.

CSIF, el sindicato que representa los intereses de los funcionarios españoles, presentará una denuncia por los citados delitos contra el comisionado del Hospital de La Ribera, José Sanfeliu, por unas grabaciones en las que este alto cargo de la administración de Montón anticipa sus planes para el citado centro sanitario una vez que se produzca la reversión discrecional de la concesión que ha impulsado el “modelo Alzira” de colaboración público­–privada.

En concreto, Sanfeliu admite sin tapujos que despedirá a 300 empleados y que creará una bolsa de trabajo “para meter a todos nuestros familiares y amigos”. Aunque el comisionado ha presentado su dimisión en CSIF consideran que no es suficiente y quieren que sea Anticorrupción quien tome cartas en el asunto e investigue la existencia de delitos.

CSIF también incluirá en la denuncia al número 3 de la sanidad valenciana, el subsecretario de sanidad regional, Ricardo Campos, que participó junto a Sanfeliu en el acto en el que el comisionado hizo gala de su nepotismo. Campos no sólo no se opuso a las palabras de su compañero, sino que calificó a las compañías de salud de ser “parásitos” que “viven de los impuestos de los ciudadanos”.

Nombramiento a dedo de la hermana de Ricardo Campos

La denuncia de CSIF llega justo después de que el Hospital General de Valencia haya aprobado el nombramiento de la hermana del subsecretario de Montón, Cristina Campos, como jefa de sección en el servicio de Reumatología del centro sanitario. Ha sido designada sin oposición ni examen previo, lo que prueba la intención de colocar a familiares del equipo de la consejería, según denuncian funcionarios valencianos. La dirección del hospital indica que la hermana de Campos desempeñará su cargo tan sólo de forma interina y que la solicitud fue realizada antes de que el subsecretario tuviera cargo público.

Aunque los sindicatos han solicitado la dimisión de Campos, el número 3 de Carmen Montón sigue en su puesto. Este político licenciado en medicina y odontología mantiene un duro enfrentamiento con el sector empresarial valenciano y sus posiciones ideológicas son extremas, rozando el fanatismo. En 2009, cuando todavía no era subsecretario de sanidad en la comunidad valenciana publicó un artículo en su blog contra la Iglesia Católica en el que utilizó como ilustración un montaje fotográfico en el que acusaba a todos los sacerdotes de ser pederastas.

La consellera de Sanidad, Carmen Montón, comparece en las Cortes Valencianas. (Foto: EFE)


No es la primera vez que el departamento que dirige Carmen Montón pone en aprietos al presidente de la comunidad autónoma valenciana, Ximo Puig. De hecho, la propia “Carmelina” (como se le conoce en el ámbito sindical) promovió el nombramiento de su marido como alto cargo de una empresa pública.


Además, Montón puso al frente del principal hospital valenciano La Fe a una ex diputada del PSC con escasa experiencia en gestión sanitaria y, más recientemente, ha nombrado a un escritor con nula experiencia en el sector para un puesto tan importante como Director General de Gestión Sanitaria autonómica.

23 comentarios:

  1. Josep Antoni Rourera Noguero

    Como buenos cerdos compinchados lo pillas

    ResponderEliminar
  2. Juan Figuerola

    En esto sea corvertido los partidos politicos en oficinas de colocacion de personal y votos a favor que les ayudan a estar en la poltrona y cobrar sus sueldazos a final de mes vamos bien asi no levantaremos cabeza no podemos seguir asi

    ResponderEliminar
  3. Manuel Marquez Yañez

    Y donde no? Es una ruina generalizada, los golfos apandadores que pululan enganchados a lás ubres del estado, arruinan y taponan el bienestar de la ciudadania. Chapotean en un maremagnum de corruptelas, protegidos por la judicatura. Joder que ganas de pasarles factura a tanto Hideputa!!!!

    ResponderEliminar
  4. Miguel Pinos Martinez

    Y estos critican al PP , son peores

    ResponderEliminar
  5. Conchi Pascual

    Todos a la calle.... Y que saben sus plazas legalmente

    ResponderEliminar
  6. Jose Luis Rivero

    han copiado de andalucia

    ResponderEliminar
  7. Juan Rodriguez Nunes

    No decían que las cosas cambiarían, pues si que cambian, para ellos y sus allegados, familiares, amigos y adeptos al partido. Como siempre.

    ResponderEliminar
  8. Isabel Toledo

    A barrer hacer limpieza ya toca

    ResponderEliminar
  9. Jose Luis Gonzalez Moya

    Pero, no habian llegado los "regeneradores" ?. Pues, que pronto se han "contaminado". !!!.......................................

    ResponderEliminar
  10. Jose Nieto

    Siempre cuando están unos dicen que es una vergüenza total como enchufan a sus amigos y cuando les arrebatan el poder a base de traiciones Meten ellos a sus amigos familiares y sus conocidos. Esto son los políticos y más AÚN SI SON De IZQUIERDAS.

    ResponderEliminar
  11. Encarni Tomas Perez

    El p.p haría cosas mal pero estos ya es de juzgado y la prensa y televisión ni palabra no se habla lo de las grabaciones es de cárcel pero no dicen ni mu en manos de que estamos

    ResponderEliminar
  12. Jorge Puchol-Quixal

    Me parece muy bien, ya está bien de tanto enchufismo y sectarismo, lo haga el pp o el psoe me da igual. No quiero que pasen estas cosas!

    ResponderEliminar
  13. Jaime De Utrilla Abril

    Y en la andaluza, y en la de Castilla la mancha, y en la de Murcia, y en la catalana .....

    ResponderEliminar
  14. Leonor Monzonis

    Pero con estos destructores que esperabais

    ResponderEliminar
  15. Lurentina Quintanilla Franco

    Quien puede solucionarlo! Es urgente que se pare ya!

    ResponderEliminar
  16. Alberto Olivera Muxí

    Y en Catalunya , A ndalucia ETC ,para que te cuento si lo estamos soportando

    ResponderEliminar
  17. Maria Luisa Rodriguez Cubas

    Quitate tú que me pongo yo para eso querian salir estos porque los ciudafanos les damos igual

    ResponderEliminar
  18. Francisco Ruiz

    En Valencia y en España entera. ....y no sólo en la Sanidad. Aquí la mayoría de profesionales están sin trabajo, trabajos ocupados por perros flautas enchufados que no saben hacer la O con un canuto, bien por ser del partido que domina en la zona, órgano bien por ser el hijo vago de cualquier financiador del Partido que ya no sabe que hacer con su hijo.

    ResponderEliminar
  19. Araya Jose Francisco

    Que nos estrañamos de estos sinvergüenzas , simplemente no hay que votarlos , que se vayan a la puta calle.

    ResponderEliminar
  20. Jesus Morales Lopez

    Antes era por el pp ahora es la izquierda pero el enchufismo es el mismo perro con diferente collar

    ResponderEliminar
  21. Francisco Ruiz

    Son todos iguales. ..
    La única verdad, es que la culpa es solo nuestra.

    ResponderEliminar
  22. Jose Antonio

    OTROS K TAL BAILAN TENÍAN MUCHAS GANAS DE PILLAR EL PODER Y AHORA YA.SE LES VE EL PLUMERO

    ResponderEliminar
  23. Pedro Chamarro

    Rajoy despierta. Al final va a ser verdad lo de el Marca

    ResponderEliminar