martes, 10 de enero de 2017

Del FROB al FLA - El coste de los dos grandes rescates por la crisis.



El rescate a la banca ha costado al menos 60.718 millones de euros, según ha informado el Tribunal de Cuentas en base a datos de cierre de 2015. La cifra es similar a los 61.495 millones en los que el Banco de España había cifrado las ayudas en un informe publicado el pasado septiembre y que arrojaba que solo se ha recuperado el 5% de las ayudas financieras realizadas a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

El principal componente de este coste ha sido el derivado de las aportaciones al capital y cuotas participativas, que ascienden a 46.021 millones de euros, explica el Tribunal de Cuentas en su informe de fiscalización del proceso de reestructuración bancaria.
Las antiguas cajas, las que más dinero público se llevan

La operación que más ha costado es el saneamiento y posterior venta de CatalunyaBanc, que se ha llevado 12.676 millones de las cuentas públicas. Está incluso por encima de lo que ha costado rescatar a Bankia y su matriz BFA, que han supuesto un desembolso de 12.347 millones de euros. En cualquier caso, es esta última la que más ha centrado la atención en los últimos años, ya que el Gobierno aún posee una participación del 65%, de la que se deberá desprender antes de 2019.

Por detrás se sitúa el Banco CAM, con un coste de 11.065 para los españoles, mientras que Novacaixagalicia ha supuesto otros 9.159 millones.

Narcís Serra y Adolf Todó, antigua cúpula de Caixa Catalunya, después CatalunyaBanc, entidad que más dinero público ha necesitado (Archivo)

No obstante, el Tribunal de Cuentas aclara en su informe de fiscalización del proceso de reestructuración bancaria que “los recursos públicos comprometidos” en la reestructuración bancaria como consecuencia de las actuaciones realizadas sólo entre 2009 y 2015 ascienden realmente a 122.122 millones de euros.

Al margen de ese importe, la Administración General del Estado otorgó avales a las entidades de crédito relacionadas con los procesos de reestructuración o resolución, por un máximo de 85.965 millones, aunque el saldo vivo de la única emisión sin amortizar es de 1.059 millones.

El FROB, sin estrategia clara

El Tribunal de Cuentas afea algunas de las decisiones adoptadas por el fondo de rescate español, el FROB. Entiende que exceptuando dos casos no aprobó un procedimiento que estableciera las reglas básicas a aplicar en cada una de las ventas de entidades de crédito, por lo que recomienda que cada proceso comporte “un documento regulatorio del proceso que establezca sus reglas básicas”.


Asimismo, pide mayor transparencia. Recomienda “un sistema de contabilidad analítica que permita conocer de forma directa e inmediata los recursos aplicados en cada uno de los procesos de reestructuración o resolución, así como los ingresos y gastos directamente imputables a los mismos.

El FROB realizó estudios que debía pagar la banca y que finalmente asimiló el Estado

Además, el FROB gastó 22 millones en expertos independientes para la elaboración de informes y valoraciones de entidades, y en casos antes de que éstas solicitaran formalmente ayudas públicas. Esta anticipación en la contratación de los estudios se aparta del criterio establecido por ley y provocó que los informes recibidos por el FROB (que costaron un total de 1,4 millones de euros) fueran “innecesarios”.

Sobre este asunto, el Tribunal de Cuentas ya señaló que las propias normas del FROB recogen que este tipo de informes de valoración debían ser repercutidos a las entidades de crédito y, sin embargo, se da casos en los que el fondo no ha repercutido estos costes. La explicación es que “a la vista de un informe solicitado a la Abogacía General del Estado”, la Comisión Rectora del FROB acordó la “no aplicación” de esta norma en las últimas ayudas públicas concedidas.

El Tribunal de Cuentas critica asimismo que el FROB autorizara contratar una línea de crédito sindicada de hasta 3.000 millones como fuente de financiación alternativa en el caso de que los fondos de la entidad fueran insuficientes, puesto que al final no la utilizó y ha costado durante sus dos años de vigencia 33 millones.

El coste del FLA 

La deuda regional se ha multiplicado por cuatro desde el inicio de la crisis, El coste del rescate a las Comunidades Autónomas hasta octubre de 2016 se elevaba a 208.000 millones. Ahora con las previsiones para este ejercicio van a ser unos 70.000 millones mas El 45% son para pagar facturas a proveedores. Hasta la fecha el rescate de las Autonomias ha costado al Estado Español, cinco veces mas que el rescate de las cajas de ahorro. El importe mayor y el porcentaje mas elevado es destinado a Cataluña




Cuando Mariano Rajoy llegó al Ejecutivo se encontró un panorama dantesco en las cuentas públicas autonómicas. A finales de 2011, el déficit fue del 2,94% del PIB, lejos del 1,3% fijado por Hacienda. Tan solo una cumplió el objetivo de déficit (Madrid). El desplome de la actividad aceleró el recurso al endeudamiento, lo que provocó que el pasivo regional se multiplicara por dos entre 2008 y 2011. Por si todos esos factores fueran poco afloró una gigantesca montaña de facturas impagadas a proveedores. En esa tesitura, el Gobierno activó un plan de rescate a las autonomías, que se ha prolongado durante toda la legislatura, y que ha tenido consecuencias positivas y negativas. 

Entre las primeras se logró saldar las deudas con los proveedores y se dio acceso a los mercados a regiones que no podían emitir deuda. Entre las segundas se sitúa el crecimiento imparable de la deuda, ya que todos los fondos que se han prestado para pagar a proveedores o vencimientos se tienen que devolver, en cómodos plazos, pero se tienen que devolver. El pasivo de las autonomías se ha disparado hasta los 264.174 millones de euros en el primer trimestre de 2016, lo que supone que se ha multiplicado casi por cuatro desde el inicio de la crisis. De esa cantidad, el 48,3% está en manos del Estado.

Cerca de la mitad del pasivo de las autonomías está en manos del Estado

Resultado de imagen de fla cataluña 2015

La principal razón que justifica esa dependencia del Estado se encuentra, precisamente, en todos los fondos que se han prestado a través de los distintos mecanismos de financiación. En cinco años, las autonomías han recibido 208.822 millones de euros para hacer frente a los vencimientos de deuda, a las facturas impagadas a los proveedores y a otro tipo de gastos, como las liquidaciones negativas (recibieron más anticipos de dinero de los que le correspondían y ahora tienen que devolverlo). 

El análisis por autonomías revela que tres de ellas (Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía) absorben dos de cada tres euros que se han prestado. Cataluña ha recibido en cuatro años más de 59.000 millones, de los que 28.000 millones (el 47,4%) se ha destinado a cubrir vencimientos. La región presidida por Carles Puigdemont fue la primera que optó por los bonos patrióticos (emisiones de deuda a particulares) para financiarse y logró colocar 12.726 millones entre 2010 y 2014. El resto ha servido para pagar a proveedores (21.593 millones), especialmente a los proveedores sanitarios y a las oficinas de farmacia.

El perfil de los fondos prestados a Andalucía y Comunidad Valenciana es diferente, ya que la mitad se ha destinado a saldar deuda comercial. En la clasificación por las ayudas recibidas del Estado les siguen Castilla-La Mancha (12.796 millones), Madrid (11.430), Baleares (8.430) y Murcia (8.175). El grueso de las ayudas recibidas también ha servido fundamentalmente para liquidar impagos con proveedores.

El denominador común de haber sido rescatado es que todas han heredado una deuda tan elevada que difícilmente podrán devolver. Especialmente significativas son las cifras de cuatro regiones, cuya deuda supera el 30% del PIB. La más endeudada en términos relativos es la Comunidad Valenciana, con un 41%, seguida por Castilla-La Mancha (35,4%), Cataluña (35,1%) y Baleares (30,4%). Las cuatro han exigido un nuevo sistema de financiación autonómica e incluso alguna ha ido más allá, como Baleares, que ha pedido a Hacienda que se le condone la deuda con el Estado por el déficit histórico de financiación.

9 comentarios:

  1. Jose Luis Carrasco Zafra

    y estos dos se lo llevaron calentito y en vez de meterlos en la carcel viene el pp y les salva el culo a costa de nosotros. en eeuu el rescate a los bancos pagaron hasta el ultimo dolar, y aqui en españa como lo hundieron los politicos, pues no pasa nada.

    ResponderEliminar
  2. Sofia Navarro

    Estos dos y muchos más,deberían ser embargados sus bienes porque se subieron el sueldo como Alojaba,todo era poco,Caixa Cataluña ha perdido todo y el pianista en su casa como un desgraciado socialista.

    ResponderEliminar
  3. Cut Cut

    Y que lo pagaremos los mismos de siempre

    ResponderEliminar
  4. Fermin Buendia

    Que dice el ministro ,ese que decia ,a los contribuyentes
    A LOS CONTRIBUYENTES NI UN EURO

    ResponderEliminar
  5. Carlos Rivera Huidobro

    Saqueo económico descomunal . Nadie está en la cárcel por ello .

    ResponderEliminar
  6. Lola Ig

    Y no pasa nada estos chorizos se llevan los millones y le reímos las gracietas

    ResponderEliminar
  7. Maria Garcia

    Mira el chorizo aqui ha sido un exministro socialista pero no pasa nada seguro que tiene un hijo o sobrino en PODEMOS.

    ResponderEliminar
  8. Alberto Lopez

    El señor Narcis Serra el
    que tenía que estar en la cárcel por las escuchas telefónicas ilegales y en vez de ir a la cárcel le regalaron la Caixa Cataluña para saquearla y no lo juzgan por saquear la caja más arruinada ahí riéndose de todos rato si y también Narcis también a la cárcel ladrón

    ResponderEliminar