lunes, 2 de enero de 2017

¿Pagar por unas autopistas que casi nadie utiliza?

Un coche circula por la R-5, una de las autopistas quebradas que revertirán al Estado.


A finales de los 90 con el Partido Popular en el poder, las autopistas de peaje vivieron un fuerte impulso pero las previsiones de tráfico se sobredimensionaron y muchas de ellas acabaron con problemas financieros que han hecho que el Estado lleve desde 2009 dando ayudas a las concesionarias con problemas financieros con préstamos participativos del Estado.


Las autopistas de peaje que se encuentran actualmente en liquidación o quebradas son las cuatro radiales de Madrid: la Madrid-Toledo, la Ocaña-La Roda, la Cartagena-Vera y la M-12 Eje Aeropuerto.

Los erróneos planes económico-financieros de las diferentes concesiones -principalmente los de autopistas de peaje paralelas a las gratuitas- unidos a los sobrecostes de expropiaciones y los modificados de obra han minado la solvencia de las concesonarias.

«Solo entran en las de peaje los que se equivocan», ironiza habitualmente la ex ministra de Fomento, Ana Pastor, que intentó en vano en sus tres últimos años en el cargo un acuerdo con concesionarias, acreedores y constructoras para que cedieran gratis las autopistas con quitas del 50% en la deuda acumulada superior a los 5.000 millones.

¿Quién está detrás de las concesionarias?



Las sociedades que gestionan estas vías están formadas por constructoras, bancos (y cajas) y operadoras de infraestructuras. En muchos casos, se montaba la empresa concesionaria (controlada por la constructora) y esta pedía a la constructora que construyera la autovía, y para pagarle se pedía un préstamo.

Así, la constructora cobraba porque había realizado la obra, y la concesionaria y los bancos, en el caso de que quebrara más adelante, estaban protegidos por la RPA gracias a la cual podrían recuperar el dinero invertido. Lo que se jugaba la concesionaria era únicamente sus recursos propios.

El presidente de Seopan, Julián Núñez, se ha quejado por su parte desde 2014 en la falta de agilidad del Ministerio de Fomento para resolver este problema permitiendo que las autopistas fueran entrando paulatinamente en quiebra. Éste incide en que uno de los factores del declive fue el coste de las expropiaciones previsto en 400 millones y que terminó llegando a 2.200 millones.

Los ‘fondos buitre’ que actualmente ostentan el grueso de la deuda de 3.400 millones de euros que suman las ocho autopistas de peaje en quiebra quieren buscar una “solución negociada” para estas vías con el Ministerio de Fomento, que finalmente tendrá que asumirlas.

La Ap-7 es una de las autopistas cuya concesión termina la próxima legislatura


¿Por qué tiene que pagar el Estado?


El Estado tiene una obligación de reparar o de responder por el daño causado por el funcionamiento de algunas de las administraciones. Es lo que se conoce como la Responsabilidad Patrimonial de las Administraciones Públicas (RPA).Son ocho empresas concesionarias que gestionan nueve autopistas se han declarado en suspensión de pagos. Entre ellas, las afectadas son las radiales de Madrid ( La R-2, la R-3, la R-4, la R-5) junto con otras vías como la M-12 (el eje del Aeropuerto de Barajas), la AP 36, la vía entre Almería a Vera y la circunvalación de Alicante están en proceso de liquidación.



El mandato judicial consiste en que antes del próximo mes de julio Fomento deberá asumir ya dos de ellas, las R-3 y R-5 de Madrid. Esta carrera de quiebras no sólo debe a la caída del tráfico desde el estallido de la crisis, que ha llegado a ser un 50% inferior al previsto.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha retomado los contactos con los acreedores de las autopistas en busca de un acuerdo que facilite el proceso de liquidación y reversión al Estado al que están abocadas.


Este coste de nacionalizar una decena de autopistas de peaje equivale a 50 euros por ciudadano y, si el Gobierno no lo remedia, supone el 45% de los ingresos extra que prevé recaudar este año con la subida de impuestos. En el Ejecutivo desmienten que el coste vaya a ser superior a los 5.000 millones como el esgrimido por la asociación de grandes constructoras Seopan y lo limitan a los mencionados 2.100 millones, aunque el objetivo del Ejecutivo es doble. Por un lado, intentar evitarlo o reducirlo con un acuerdo en los próximos meses con los concesionarios y acreedores. Por otro, buscar fórmulas para que, en caso de rescate inevitable, no compute en el déficit del Estado de este año para no comprometer el compromiso con la Unión Europea.

Si las autopistas hubiesen funcionado, habría unos empresarios privados que se estarían forrando sin ningún problema. Como no funcionan meten la mano en el cajón y a pagar por todos, mientras los responsables políticos y empresarios hacen palmas de alegría porque se lo llevan de todas formas. Una solución razonable seria encerrar en la CARCEL a los políticos y empresarios responsables, cobrarles a ellos el dinero y ponerlas en funcionamiento, pero en España robar mucho sale muy barato.

9 comentarios:

  1. 25 hichi

    Pues yo, y muchísimos como yo. no queremos que con nuestra pobreza se rescaten las "obras faraónicas" de los cretinos que aparecen en la fotofascia

    ResponderEliminar
  2. Esta corrupcion de las puertas giratorias debe acabar ya de una vez. Estamos hartos de pagar entre todos los errores politicos. Ahora quiebran las autopistas pero los sueldazos millonarios que han cobrado los politicos en sus Consejos de Administración, esos millones nadie los devuelve.

    ResponderEliminar

  3. Chono

    1º. Si es cierto -que lo dudo- que Fomento hizo el estudio que "predijo" el tráfico de las radiales hay que expedientar al/los responsables de ese supuesto estudio y de proporcionar tales datos. 2º. Si no se hizo el estudio, hay que averiguar quién o quiénes se inventaron los datos que justificaban las inversiones. 3º. Me imagino a los técnicos de Fomento y de las constructoras "descongojándose" de risa al leer los tráficos que se utilizaron para aprobar tal sinvergonzonería. 4º. Echarle a la crisis la culpa del escasísimo tráfico en las radiales es igual que echarle la culpa al cha-cha-cha. La crisis va a ser, para el PP, como la pertinaz sequía de los tiempos de Franco (que, por otra parte, son como los del PP). No hay nada como echarle las culpas a algo que no puede defenderse.

    ResponderEliminar
  4. Basilio Cabalgantemartin

    Si que utilizan las carteras y las cuentas de ellos.....ineptos mentirosos..

    ResponderEliminar
  5. Silvestre Terky

    Y cuantos se habrán enriquecidos...encima ayudas de la Comunidad Europea. Para qué? Tenemos más km en Autovías y Autopistas que Alemania.

    ResponderEliminar
  6. Miguel Angel Plasencia

    A ver una empresa quiere hacer una carretera, el gobierno le deja, si funciona, se forran, pero si no, la culpa es nuestra. Pues no, la culpa de es esa empresa que se ha querido lucrar por un bien común. Si no te ha funcionado, pues como todas las empresas, a la bancarrota y expropiada. Si pasa en una empresa pequeña le embargan hasta las bragas. Como odio la hipocresía.

    ResponderEliminar
  7. José Redondo

    Que se las coman a medias los que firmaron el contrato y las concesionarias!!

    ResponderEliminar
  8. Inma Rosique Camacho

    Peor es pagar por autopistas,que ya estan pagadas!
    Como nos pasa a los Catalanes!

    ResponderEliminar
  9. Santiago Bravo

    Similar a los aeropuertos sin aviones.

    ResponderEliminar