jueves, 26 de enero de 2017

El 6 de febrero.. .los funcionarios a la Audiencia

El Govern de Cataluña sugiere a los funcionarios que cojan fiesta por el juicio del 9-N


La consellera Meritxell Borràs


La consellera de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda, Meritxell Borràs, ha sugerido en el pleno del Parlament que los funcionarios tomen fiesta el 6 de febrero coincidiendo con el juicio a Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau por haber impulsado la consulta del 9-N.


Borràs ha hecho estas manifestaciones durante el debate de una interpelación al Govern sobre la protección de los trabajadores públicos después de que Ciudadanos le preguntara si "no le da vergüenza decir que nosotros utilizamos los funcionarios como herramienta política tras decir públicamente que 'encontraría normal y necesario que los funcionarios cogieran fiesta para acompañar Mas".



"Esto es utilizar los funcionarios como claque de una opción política", ha denunciado el diputado de C's, José María Espejo-Saavedra, que ha reclamado al Govern que "dejen de utilizar a los funcionarios públicos como una herramienta política".


Borràs ha manifestado que "no me dan vergüenza mis declaraciones" y ha insistido en que ve "bien que los trabajadores públicos se tomen un día de asuntos propios e incluso necesario" porque "se ha judicializado un hecho político".

Finalmente, la consellera ha acusado Ciudadanos de "utilizar los funcionarios como una herramienta política" y ha leído una información sobre que "el señor Rivera ha emplazado al Gobierno español a desplegar una campaña de envío de cartas como medida preventiva para evitar el referéndum".


"Usted puede ir diciendo lo que quiera. Lo que tiene que hacer es aceptar la democracia, aceptar que está en minoría, que este Parlament ha hecho un mandato al Govern y que este país debe poder votar en libertad y sin sus amenazas".

Los socialistas se preguntan igualmente si el ejecutivo que preside Carles Puigdemont tiene intención de llevar un registro de qué funcionarios asisten con normalidad a su puesto de trabajo el día 6 y cuáles no, presuponiendo así la asistencia a los actos convocados por Omnium Cultural, la ANC, AMI y AMC. Una asistencia que la consellera destacó como “muy necesaria”.


A lo mejor resulta, que al funcionario que no vaya a hacer bulto a la puerta de la Audiencia Provincial, van a abrirle expediente y suspendido de empleo y sueldo... Delirante muestra del estado de profunda desesperación, en el que se ha entrado en los ámbitos soberanistas de Cataluña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario