viernes, 20 de enero de 2017

La tormenta perfecta para una nueva subida de la luz

Álvaro Nadal, ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital | EFE

El personal está alarmado por la ola de frio de estos dias de estos dias sumada a los anuncios catastrofistas y demagógicos tanto del gobierno por boca de Alvaro Nadal, Ministro de Energia que ha dicho que vamos a pagar cien euros mas este año por el recibo de la luz y de Alberto Garzón anunciando la muerte por de no se cuantos miles de espanoles de frio por no poder pagar un recibo de la luz que contiene de todo, menos kilowatios consumidos lleno de tasas,  impuestos y cacicadas varias.

El megavatio hora se pagará este viernes por encima de los 98 euros en el mercado eléctrico -y todo indica que en los próximos días podría superarse ese máximo en algunas franjas horarias- sin que el Gobierno ofrezca más alternativa que la resignación.  con lo que marca nuevos máximos desde diciembre de 2013, cuando el Gobierno decidió anular el anterior sistema de subasta eléctrica trimestral para sustituirla por la actual tarifa por horas.

El nuevo titular de Energía, Álvaro Nadal, dice que ha asumido el fiasco del Mibgas, ha estimado que la factura eléctrica anual subirá cien euros, y ha anunciado la puesta en marcha inminente de un "creador del mercado" en el sector que aumente la oferta cuando sea necesario para bajar artificialmente el precio del combustible y -de este modo- abaratar la producción y el recibo de la luz. Este "creador del mercado" ha sido ya designado por concurso, pero el ministro se negó a desvelar el nombre de la compañía antes de que comience a operar. Esto no será mas que otro parche que no va a conseguir abaratar la electricidad sino todo lo contrario. 

Fue precisamente una decisión política, y no una demanda del mercado, lo que convirtió a España a partir del año 2000 en el país con la energía más cara de su entorno. La apuesta del anterior Gobierno socialista por la energías renovables encareció brutalmente la electricidad, y tan sólo otra nueva intervención estatal, por la que se rebajó artificialmente la tarifa eléctrica, impidió que el precio se disparara a niveles astronómicos. El déficit acumulado de tarifa, la defensa de un mix energético ineficiente y las prohibiciones estatales al establecimiento de otras fuentes de energía más económicas, como la nuclear, están detrás de esta escalada de precios que ahora los populistas bolivarianos de Podemos tratan de utilizar en su propio beneficio.

Que el precio de la electricidad supere sus máximos históricos en plena ola de frío no es ni una fatalidad ni una castástrofe natural, sino el resultado de la desidia y mala gestión del Ejecutivo, que ahora vuelve a pedir un acto de fe. El problema es que la costumbre de improvisar soluciones de urgencia sobre errores acumulados no genera confianza. Y mucho menos con el pésimo y oneroso precedente del Mibgas. Solo hay que echar un vistazo al recibo para darse cuenta que a través del mismo se está pagando los errores de los sucesivos gobiernos en cuanto a renovables, carbón y parón nuclear mas  la codicia de las empresas eléctricas


Dentro de toda esta maraña de partidas que no corresponden al consumo eléctrico, se esconden los beneficios abusivos de las compañías eléctricas y de los irresponsables del gobierno que los utilizan para esconder el coste de sus equivocadas decisiones en contra del interés general, a cambio de una silla reservada en los consejos de administración de las compañías, como hemos estado viendo con casos de ex ministros o presidentes como Solbes, González, Salgado, Aznar, etc... a cambio de no tomar medidas estructurales de verdad, que evitaron tener que incluir estas cuentas dentro los Presupuestos Generales del Estado. que es donde deberian tener su partida propia, tanto los pufos del carbón, el cierre de centrales nucleares o las obscenas subvenciones a las eólicas o las solares.

A cada crisis, se van poniendo parches que lo único que hacer es agravar esta situación y se convierte el recibo de la luz en un impuesto regresivo e insolidaria que grava de manera obscena a las economías mas débiles. Hasta que no se trasladen estas partidas a los Presupuestos del Estado, los precios de la electricidad van a estar en manos de los eléctricas a las que el Estado no podrá ejercer medidas contra lo que ya puede considerarse una estafa continuada y consentida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario