miércoles, 10 de septiembre de 2014

El saqueo de Andalucía 128 – Se cierra el círculo judicial a la Junta de Andalucía


Gaspar Zarrías, José Antonio Griñán, Manuel Chaves y Mar Moreno.
 
 "Son cuatro golfos". Eso decía don Manuel Chaves, cuando aparecieron las primeras ristras de "chorizos". Hoy ya hemos perdido la cuenta de imputados que deben rondar los ciento y pico de imputados, de los cuales corresponden a más de una treintena de altos cargos entre los cuales se encuentra el ex todopoderoso Chaves y su sucesor Griñán.  Ayer el nuevo auto de la Juez Alaya imputaba en el caso ERE a veinte personas más, alcanzándose ya la cifra de 227 imputados.
La juez relata que, en la exposición razonada elevada al Supremo, "se exponen indicios que pudieran incriminar a dos aforados a los que por la evolución de la investigación llevada a cabo en este Juzgado de Instrucción no se le comunicó la existencia del procedimiento", lo que sí hizo con el resto de aforados señalados por medio de un auto dictado el 18 de diciembre de 2013. "Nos referimos a Gaspar Zarrías, diputado por la provincia de Jaén, y a María del Mar Moreno, parlamentaria andaluza por la provincia de Almería", dice la magistrada.
Lo de Zarrias y Mar Moreno estaba cantado ya que en un auto dictado el pasado 4 de septiembre pero notificado este lunes a las partes. La juez Mercedes Alaya recuerda que el pasado mes de agosto elevó una exposición razonada al Tribunal Supremo por los indicios existentes contra los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán y siete exconsejeros, entre ellos los mencionados Gaspar Zarrías y Mar Moreno, todos los cuales son aforados por lo que el número de aforados remitidos al Supremo se eleva a nueve.
El lunes apareció Susana Díaz en el programa Al rojo vivo de La Sexta TV. después de estar ausente tres meses del parlamento andaluz. Lleva un año dando toda clase de discursos contra la corrupción sin que en este tiempo haya tomado una sola medida para evitarla. Ella estaba citada para el primera sesión del Parlamento Andaluz de hoy pero ella ha creído más importante que dar cuentas de las recuentes imputaciones de políticos y consejeros muy cercanos y ha decidido no presentarse para realizar una gira por Marruecos. Los diputados socialistas se han dedicado a criticar el procedimiento de la juez Alaya, hablando de la indefensión de sus consejeros imputados sin mostrar una pizca de autocrítica. El caso ERE no es el único y ni el más importante que amenaza la estabilidad de su gobierno siguen adelante Invercaria, Mercasevilla y ahora la Operación Edu.
La juez Mercedes Alaya podría instruir otra macrocausa, derivada del caso ERE y relacionada con la causa de los cursos de formación subvencionados que abrió en marzo de este año. Alaya se propondría unificar y asumir las investigaciones sobre los cursos de formación. De hecho, en un auto del pasado 13 de junio, la juez ha pedido a la Junta, gobernada por PSOE e Izquierda Unida, que le detallen todas las subvenciones a la formación que ha concedido "desde el año 2001 -mismo año de comienzo del caso ERE- hasta la actualidad", esto es, hasta 2011 último año de concesión de subvenciones por este motivo. El importe de lo concedido en esos años supera los 3.000 millones de euros.
Alaya pide a la Junta que especifique "el nombre del beneficiario, órgano concedente, cuantía de la subvención, partida presupuestaria, pagos y fechas realizados, total abonado y cantidades definitivamente justificadas de los expedientes que son objeto de estudio". La propia juez estima la documentación pedida en más de dos millones de folios.
La declaración de Montes

Fue la declaración, prestada en agosto del año pasado, de Teodoro Montes, responsable del departamento de gestión de Formación Profesional Ocupacional de la Junta y "exiliado" e incluso "emparedado" por la Junta dentro de la Administración, la que puso de manifiesto que la Administración andaluza había adjudicado dinero de la formación de forma "arbitraria" a sindicatos, empresarios y fundaciones y que no había habido un control de estos fondos.

Montes amplió su declaración ante la Guardia Civil y salpicó tanto a los directores generales de Formación como a los sucesivos viceconsejeros y consejeros de Empleo. Los cuatro titulares que ha tenido este departamento entre 2001 y 2012 -José Antonio Viera, Antonio Fernández, Manuel Recio y Antonio Ávila- están ya señalados por Alaya en el caso de los ERE. Fernández es el único que está imputado por los cursos de formación y no está aforado.
En esta segunda declaración, Montes estableció un vínculo entre el escándalo de los ERE y los cursos de formación que puede dar pie a la "macrocausa" de Alaya. Montes afirmó que la "adjudicación de cursos de formación va indisolublemente unida a la presentación de un ERE por parte de las empresas" y encaminada al "enriquecimiento ilícito de determinadas personas" Según este funcionario, a los trabajadores despedidos se les impartían luego cursos de formación, y cita los ejemplos de grandes empresas como Mercasevilla, Santana, Delphi o Astilleros.
Si es cierto que determinadas empresas han recibido dinero tanto del fondo de los ERE como de los cursos de formación, hay otras muchas que han recibido dinero para la formación sin tener ERE. La juez Alaya considera que en el caso de la formación hay un procedimiento fraudulento e irregular de la Junta, como en el caso ERE.

¿Unificación de la investigación?

La juez Alaya, si fuese su propósito el que augura El Pais, tendría que unificar la investigación aunando las que se efectúan en Málaga, Cádiz y Almería. En Cádiz, la Fiscalía es partidaria de que el caso del ex consejero Ojeda pase a ser jurisdicción de la juez Alaya. Pero el juzgado de Málaga donde se desarrolla la Operación EDU no es partidario de ceder el caso a la juez sevillana.
Además, está la proverbial "lucha" soterrada entre la Policía y la Guardia Civil. Este último Cuerpo, auxiliar imprescindible de la juez Alaya, quiere la unificación porque existe falta de coordinación y eficacia.
El actual director general de Formación Profesional para el Empleo de la Junta, Carlos Cañavate, puede influir en la unificación porque en su declaración judicial detalló que durante años llegaron ingentes recursos para la formación procedentes del Fondo Social Europeo y que hubo momentos de "saturación" que dificultaban la comprobación del destino del dinero adjudicado. Como la ley prohíbe dar una nueva subvención a las entidades que no hayan justificado ayudas anteriores, la Junta buscó una salida excepcional, las exoneraciones, que permiten a las empresas seguir percibiendo fondos cuando hay un "especial interés social". Según la Junta se hizo para no perder el dinero europeo.
Tras las reformas y la investigación de los expedientes, la Junta reclama ya 17 millones por gastos no justificados. Además, se ha destapado que el exconsejero de la Junta Ángel Ojeda montó un entramado de empresas para cazar subvenciones que logró percibir sobre 50 millones en los últimos cinco años. En este caso están envueltos otros miembros de su gobierno y personas muy allegadas a la presidenta.

12 comentarios:

  1. Ernesto Rubio Luque

    Esos dos deberian estar en la trena de por vida.

    ResponderEliminar
  2. Rosa Diez Castro

    Extraordinaria exposicion del panorama andaluz

    ResponderEliminar
  3. Alejanddro

    Como se vinieron todos a Madrid con el rabo entre las piernas Pedrito , como quieres renovar el PSOE manteniendo en las cortes estos personajes. Anda , diles que te devuelvan sus actas y que acudan a declara ante la juez Alaya ya que tiene tanto interés en declarar jajajajja Nunca saldrán de su escondrijo.....vaya PSOE , Vaya UGT Jamás nadie hizo tanto daño a los trabajadores como estos jetas.Disuelvanse

    ResponderEliminar
  4. werwerter

    Este presunto que era el vicerrey de andalucia y el rey de JAEN lo mejor que puede hacer es dejar el acta de diputado y no prolonge más su agonía, le haria un favor a sus acayos presentarse a la jueza ALAYA y aclarar donde se han ido los euros públicos esto lo haria una persona de bien que no fuera aforado

    ResponderEliminar
  5. Juan Carlos Blanco Varela

    todos son Puyoles.

    ResponderEliminar
  6. Francisco Gomez

    Fue la declaración, prestada en agosto del año pasado, de Teodoro Montes, responsable del departamento de gestión de Formación Profesional Ocupacional de la Junta y "exiliado" e incluso "emparedado" por la Junta dentro de la Administración, la que puso de manifiesto que la Administración andaluza había adjudicado dinero de la formación de forma "arbitraria" a sindicatos, empresarios y fundaciones y que no había habido un control de estos fondos.

    Montes amplió su declaración ante la Guardia Civil y salpicó tanto a los directores generales de Formación como a los sucesivos viceconsejeros y consejeros de Empleo. Los cuatro titulares que ha tenido este departamento entre 2001 y 2012 -José Antonio Viera, Antonio Fernández, Manuel Recio y Antonio Ávila- están ya señalados por Alaya en el caso de los ERE. Fernández es el único que está imputado por los cursos de formación y no está aforado.

    ResponderEliminar
  7. Jose Garcia

    Anda que el marco que panda de chorizos

    ResponderEliminar
  8. Plácido Cervilla Rodriguez

    VAYA OCHO PATAS PA HACER DOS BANCOS.

    ResponderEliminar
  9. Jose Morales Capitan

    estos tio no tienen vergüenza

    ResponderEliminar
  10. Jose Morales Capitan

    chaves salio corriendo pa mADRID A LA FALDA DE ZAPATERO EL TRAIDOR

    ResponderEliminar
  11. Jose Villar Campuzano

    Cuatro golfos, y el primero él...

    ResponderEliminar