jueves, 18 de septiembre de 2014

Aprender el árabe o el tamazig en Cataluña


El responsable de Inmigración de CDC, Àngel Colom
    Angel Colom
El proyecto independentista promovido por el presidente de la Generalidad, Artur Mas, sigue avanzando, y los marroquíes residentes en Cataluña son el próximo objetivo. La Generalitat aprobó el pasado lunes el Plan Marruecos 2014-17 que prevé reforzar la relación de Cataluña con ese país y dar satisfacción a algunas de las aspiraciones de los 270.000 marroquíes que residen en esa comunidad -algo más del 3% de su población-, a los que hay que añadir varias decenas de miles de inmigrantes originarios de Marruecos que obtuvieron la nacionalidad española. Entre otras medidas, ofrece a Rabat tutelar el islam en Cataluña y a los inmigrantes introducir el árabe y el tamazig o bereber -la lengua de las montañas del Rif y del Atlas- en horario lectivo. Con ello se pretende atraer a la inmigración al independentismo y reducir la hostilidad de Marruecos. Todo ello podría estar ligado al interés de captar el voto marroquí en un futuro proyecto separatista.
Pese a que hay casi 24.000 alumnos marroquíes escolarizados en Cataluña, ningún centro público ofrece, por ahora, clases de religión islámica. La Generalitat propone poner una comisión mixta [catalano-marroquí] para introducir, por fin, la enseñanza del islam. Comunidades tan dispares como Andalucía, Cantabria o el País Vasco llevan años impartiendo clases de islam sin haber tenido que crear ningún órgano conjunto con Marruecos. 
El plan otorga un papel clave a Marruecos en la elaboración de los contenidos religiosos destinados a la mayoría de los musulmanes en Cataluña así como en su difusión a través, probablemente, de la enseñanza en escuelas y mezquitas. En ningún lugar de Europa las autoridades marroquíes gozan de estas atribuciones con las que siempre han soñado. En dicho plan la Generalitat ofrece a Marruecos regentar el islam en Cataluña.
Ahora, la Generalidad ha fijado su atención en ellos, especialmente tras constatar que el proyecto independentista no ha generado el entusiasmo que esperaban entre los inmigrantes marroquíes, un rechazo que comparten con la posición oficial de Marruecos, reticente en general a los procesos secesionistas por el conflicto del Sáhara Occidental que padece en su propio seno.
En esa línea también se ha orientado la Ley de Consultas que aprobará el Parlamento autonómico de forma inminente -y que las formaciones nacionalistas pretenden utilizar para celebrar el referéndum secesionista-, al contemplar que los inmigrantes puedan votar en las consultas.
El nacionalismo "ofrece un modelo alternativo para gentes que buscan su identidad porque ya no son del todo de allí, pero tampoco son aun plenamente de aquí", comentó el antropólogo catalán Jordi Moreras tras observar el desarrollo de aquella campaña hace dos años. "Se les dice para integrarte, para ser de verdad catalán tienes que ser independentista", añade.
La comunidad islámica de Cataluña está francamente indignada por haber cedido las competencias de este proyecto al reino de Marruecos. El portavoz del Govern, Francesc Homs, explicó tras el Consejo Ejecutivo del lunes que el plan aprobado establecía "cinco grandes ámbitos de cooperación" con Marruecos y sus inmigrantes, pero no dio detalles ni lo repartió. Fue elaborado con la colaboración de varios departamentos de la Generalitat, empezando por la Consejería de Enseñanza, la Dirección General de Inmigración, los Mossos d'Esquadra, así como colectivos marroquíes y la Fundació Nous Catalans Vinculada a Convergencia Democratica de Catalunya, intenta atraer a los inmigrantes al independentismo bajo el liderazgo de Angel Colom.
 

Lo cierto es que la Generalidad, desde los tiempos de Pujol como presidente autonómico, siempre fue más reacia a la inmigración procedente de los países hispanoamericanos que a la que provenía del Magreb. Desde el nacionalismo catalán se pensó que los hispanohablantes serían más permeables que los magrebíes a adoptar como propias la identidad y la lengua catalanas.
El independentismo inquieta, sin embargo, a buena parte de la inmigración en opinión de algunos trabajadores sociales que conviven con ella. Algunos inmigrantes están tramitando la nacionalidad española y temen perderla antes de haberla adquirido, otros sospechan que Cataluña puede dejar de pertenecer a la Unión Europea y que ya no podrán circular libremente por ella.
Así podríamos encontrarnos que en Cataluña la enseñanza del árabe fuera impartida de manera gratuita mientras desde la Generalitat están haciendo todo lo posible para desplazar el idioma español de las aulas o potenciar el inglés como ya se está aplicando en otras comunidades como Madrid, Baleares o la Comunidad Valenciana.

9 comentarios:

  1. fereyes

    Esto es increible y demuestra hasta que punto los independentistas tienen un odio irracional y atávico a todo lo que tenga que ver con España. De hecho, ni siquiera pronuncian su nombre y tienen que recurrir a la estupidez o eufemismo (para ellos) de "estado español". Cualquier cosa menos el castellano, serán capaces de dar clases de Urdu y como dije en otros comentarios, asociarse con la liga de futbol Burundi y hacerse miembro de la asociación de estados nórdicos como querian hacer.

    ResponderEliminar
  2. JoaquinM

    No quieren inmigrantes, quieren futuros "nacionales" bien adoctrinados en la inmensa bola de mentiras que sustenta esa "voluntad de ser" lo contrario de lo que siempre fue Cataluña.

    ResponderEliminar
  3. Ruetrousseau

    Angel Colom ha pasado años y años en Marruecos para hacer venir mano de obra para así evitar que viniera de América del Sur, quiero decir de hispano hablantes. La paranoia en este país ha alcanzado niveles de hospital psiquiátrico. Por cierto, para facilitarles la integración, parece ser que la Monumental se podría transformar en una de las mayores mezquitas de Europa. Pido solennemente, que el catolicismo sea declarado "religión propia de Catalanya"!

    ResponderEliminar
  4. Luis Carlos Lopez Rueda

    Enseñar el árabe en familias de lengua amazigh, solo producirá mas desarraigo.

    ResponderEliminar
  5. Ernesto Rubio Luque

    Que aprendan el arabe y el catalino y luego no se con quien van a tener una conversacion fuera de alli jajajajajaj

    ResponderEliminar
  6. Juan Perez

    Mejor como Aprender a ROBAR en Cataluña jajajaja

    ResponderEliminar
  7. Marieta Rubio Zamora

    Esto es cada día más vergonzante, sinceramente por su gestión, el Gob. Catalán, se le deberían exigir responsabilidades serias. Nos están quitando nuestra forma de vivir —a muchísimo peor— y nos estamos dejando.

    ResponderEliminar
  8. Emilio Fdez Sanz

    Una cataluña millor... Manda güevos...

    ResponderEliminar
  9. Jimmy González

    ¿ Y por qué no el "Servo-Croata" de Camilo José Cela ?

    ResponderEliminar