domingo, 23 de febrero de 2014

Verificador internacional, una profesión de futuro

El esperpento contemplado esta semana y retransmitido por todo el mundo de la “entrega de Armas” donde seis personajes a la sombra del fallecido Nelson Mandela y procedentes  de diversas partes del mundo sin más acreditación que la caradura la hora de presentarse ante el público y previo pago de sus honorarios. Los tres verificadores han reconocido ante el juez Moreno que fueron "contactados" en Amsterdam en junio o julio de 2011.
Ellos han admitido que su labor está financiada por un colectivo que responde a las siglas DAG y que les paga 750 euros por cada jornada de trabajo. Su comparecencia ha acabado con la presentación ante el juez de tres de estos personajes antes de volver a sus lugares de procedencia, con la recomendación de que en adelante se lo piensen antes de pisar territorio español.

Lo más esperpéntico ha sido la visita del lendakari Urkullu al hotel de Madrid donde estaban aklojados posiblemente para darles apoyo e instruirles sobre su declaración al juez, lo que puede darnos una visión bastante más global de esta farsa y quienes andan detrás y posiblemente quien pueda estar financiando realmente todo esto.

En el escalafón de culpabilidad ocupa un lugar muy destacado el PNV. Ver ahora a este partido intentar aparentar que ellos son muy buenecitos y que están contribuyendo como nadie a la consolidación de lo que ellos llaman el final de ETA, da, sinceramente, mucho asco. El PNV nunca ha apoyado ninguna de las medidas que desde la ley y el Estado de Derecho se han ido adoptando desde la transición democrática para luchar contra ETA. Sólo se han dedicado a poner palos en las ruedas e incluso, tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco, llegaron a pactar con la banda terrorista en Estella. Arzalluz lo resumió muy bien: "unos sacuden el árbol y otros recogen las nueces".

Ram Manikkalingam, Ronnie Kasrils y Chris Maccabe han explicado al juez que recibieron una carta anónima en la que se les pedía que acudieran a la ciudad francesa a finales de enero. A la cita acudieron únicamente Manikkalingam y Kasrils, que se desplazaron en tren hasta Toulouse. A su llegada a la estación les recibió un hombre con gafas y un gorro que les esperaba en un coche. Esta persona, que no se identificó, les trasladó a un edificio en el que entró directamente por el garaje, han precisado.

Los dos verificadores subieron desde el parking a una vivienda donde se encontraron el escenario que mostraba el vídeo difundido. Les ofrecen un listado con la relación de armas y explosivos, que firmaron únicamente con el compromiso verbal de los tres etarras presentes de que el material que les enseñaban estaba inutilizado. En ningún momento llegaron a tocar nada de lo que se exponía, han indicado las citadas fuentes. Los tres miembros de la banda terrorista ETA que mostraron las armas a los miembros de la Comisión Internacional de Verificación (CIV) volvieron a llevárselas, en una caja de cartón, tras enseñarlas a los verificadores, han declarados los integrantes del CIV esta mañana ante el juez Ismael Moreno, según indican fuentes jurídicas.
 
Todos sabemos que la realidad es que se trata del triunfo del proceso de negociación que implantó el presidente socialista Zapatero con ETA, donde los terroristas hoy no matan porque, no olvidemos, mandan y gobiernan. Gobiernan en 77 de los 88 municipios guipuzcoanos, gobiernan en la Diputación de Gipuzkoa y se preparan para gobernar en Euskadi en un futuro próximo con Otegi como su Mandela, de candidato. También estos últimos días, con la ayuda de los socialistas navarros, pretenden echar al centro derecha del Gobierno de Navarra para desembarcar en el poder de esa Comunidad Foral.
Estos verificadores internacionales, que están muy bien remunerados con dinero -por cierto mayoritariamente- conseguido de la extorsión terrorista a los empresarios, están a la vez muy bien adoctrinados por quienes les han contratado y pretenden con sus actuaciones ante los medios de comunicación que se ponga un precio político a la paz, ya que lejos de pedir la desaparición de ETA sin ninguna contrapartida, piden gestos al Gobierno español intentando ponerlo a la misma altura de los terroristas.
Todo esto ha sido una nueva mascarada y un intento de tomarnos el pelo a todos los españoles por parte de unos individuos que, lejos de ser imparciales, se someten al juego de una banda de asesinos.

17 comentarios:

  1. Esther Gijón R

    Vaya caradura. Vaya tomadura de pelo! Vaya mierda!

    ResponderEliminar
  2. Teresa Monforte Jabalera

    que sinverguenzas esta gentuza,y ademas intromision en asuntos internos de España,asi cobrando una bonba para estos indeseables y verifididumulo

    ResponderEliminar
  3. MCarmen Calderón Berrocal

    Desde luego, ganando 800 e al día ¡¡

    ResponderEliminar
  4. Manu Rey Fernández

    Basta ya de PANTOMIMAS y menos con esis tipos que ni tocan y miran si están INUTILIZADAS LAS ARMAS

    ResponderEliminar
  5. Sara García Caballero

    ¿¿Cuanto han cobrado por esta "verificacion"? ¿Quien les ha pagado ????

    ResponderEliminar
  6. Sixto Morin Perez

    Certificado energético. ........

    ResponderEliminar
  7. Julio Perez Garcia

    Vaya vividores, y ademas se rien de los paises con problemas de terroristas asesinos, viviendo en los mejores hoteles, comiendo en los mejores restaurantes......y no sabemos el sueldazo y quien se los pagan, seguro que en ESPAÑA, se lo pagan los etarras.

    ResponderEliminar
  8. Maria Del Carmen Bujedo

    Cárcel dinero machado de sangre inocente

    ResponderEliminar
  9. Begoña Oltra Badillo

    Nos han fastidiado, han estado a cuerpo de rey o

    ResponderEliminar
  10. Maria Pilar Lossada Aymerich

    600 € al dia les han pagado, menudo negocio.

    ResponderEliminar
  11. Marian Nuñez e Hinojosa

    Qué vergüenza.!!!

    ResponderEliminar
  12. Antonio Morales Fernandez

    Los verificadores deberian estar detenidos

    ResponderEliminar
  13. Antonio Morales Fernandez

    Me averguenzo del gobierno de Espańa

    ResponderEliminar
  14. Rosario Quintas Alamino

    Mejor ni comento, puafffffffff que asco!!!!!

    ResponderEliminar
  15. Mary Garcia Villar

    Y según he leído , se lo llevaron de nuevo , no fue la policía quien a quién se lo mostraron , y estos , ni siquiera miraron la numeración de las mismas , y se las volvieron a llevar todo , o sea fue una pantomima total

    ResponderEliminar
  16. Alfonso Posada

    Es imprescindible, para ser 'verificador', carecer del sentido del ridículo.

    ResponderEliminar