miércoles, 5 de febrero de 2014

El saqueo de Andalucía 96 – El PP-A y el eterno candidato fallido

Dos años desde la salida de Javier Arenas lleva el PP-A sigue sin un líder claro que se enfrente a los disparates que se siguen perpetrando desde la Junta de Andalucía ahora liderados por Susana Diaz. Pero la sombra de Arenas es alargada en Andalucía y sigue Impidiendo en su guerra particular con Dolores de Cospedal que en Andalucía pueda nombrarse al nuevo líder.
Ayer habían preparado una cena para nombrar como candidato a la Junta a Jose Luis Sanz el candidato mejor posicionado y con mayores apoyos dentro de los populares. Dolores de Cospedal iba a Sevilla para reunirse con Juan Ignacio Zoido, alcalde de Sevilla, y actual número 1 del PP-A, y los ocho líderes provinciales, pero una vez más, todo en el aire. Los presidentes provinciales de Málaga, Elías Bendodo, y Cádiz, Antonio Sanz, se han enfrentado a la candidatura de José Luis Sanz como jefe del PP andaluz que estaba ya consensuada
Tanto Sanz como Bendodo no ven nada clara la opción de Sanz, pero tampoco destacados alcaldes andaluces que intentaron ayer –con éxito– que a Mariano Rajoy le entraran de nuevo las dudas, si José Luis Sanz es el hombre que busca como recambio a Zoido y si encajaría como cartel electoral para las próximas elecciones autonómicas. A Sanz sólo lo apoyan sin fisuras Sevilla y Jaén.
El lunes por la noche todo parecía hecho: Sanz era el elegido para liderar la formación en Andalucía. En paralelo, se convocaba para este miércoles a la Junta Directiva regional para poner fecha al congreso extraordinario –que se colebrará en marzo-, que le designaría formalmente como sucesor de Juan Ignacio Zoido. Algunas fuentes apostaban porque en la Junta se diera el nombre de Jose Luis Sanz y se cerrara la crisis.
“Es la segunda vez que frenan en seco a Sanz. Y si finalmente es él, cosa que no está descartada, nacería políticamente ya quemado”, explicó un miembro de la Ejecutiva Regional del partido, que también recuerda que el PP es una formación política “muy disciplinada”. “Lo mismo luego dicen en privado que es un error político, pero en público nadie dirá nada, cualquiera que sea el elegido”, subrayó este destacado político popular.
En el fondo de todo ello está presente una guerra nada soterrada entre Cospedal y Javier Arenas para imponer a su propio candidato. Los anti-Sanz también argumentan que la opción ideal sería la de un parlamentario que dé la cara ante Susana Díaz, la presidenta de la Junta de Andalucía. Sanz no es diputado en la cámara autonómica.
La opción de un congreso abierto sin candidato previo no se plantea en el PP, sobre todo por la cercanía a las elecciones europeas. “No sería muy positivo arriesgarnos con una confrontación interna”, subrayan fuentes del PP en Andalucía, hartos de la falta de decisión en resolver el casting: “Esto es la historia de nunca acabar. Mariano tiene que decir ya a quién elige como candidato".
En este difícil contexto, Cospedal y su equipo han llegado hoy miércoles a Sevilla para almorzar con los presidentes provinciales e, inmediatamente después, para asistir a la Junta directiva. Las opciones de que Sanz sea proclamado en dicho órgano se reducen mucho. Oficialmente, se confirma que se pondrá encima de la mesa la fecha del congreso, pero nada más. "No habrá nombre", repiten, a pesar de que sólo horas antes la tesis era diametralmente opuesta. "Hay más opciones", empiezan a deslizar los críticos. Otras voces insisten en que es necesario alguien más potente, y señalan a Fatima Báñez, que hasta la fecha rechazaba esta posibilidad escudándose en motivos familiares. Por su parte, Juan Manuel Moreno, el secretario de Estado de Asuntos Sociales, sigue descartándose, aunque cuenta con el aval de Arenas y es próximo a Soraya Sáenz de Santamaria. "No ha recibido ninguna llamada", decían el lunes. El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, también dijo en las últimas horas que finalmente se quedará en su ciudad
Sea como fuere, habrá que tomar una decisión antes de marzo. Es extraño que Rajoy parara en noviembre su designación y haya dejado pasar la convención de Valladolid para lanzarlo. Eso ha debilitado la candidatura del que va a ser el probablemente único candidato posible.  

6 comentarios:

  1. Anton Pirulero ·

    Ya le están saliendo espinas a la "aprendiz de dictadora".Piensa que puede agarrar de los "hu**" a todos igual que tiene pillado a Rajoy, "el inane"

    ResponderEliminar
  2. María R. Andrade ·

    Pues apañados vamos y estamos los andaluces con el poder absoluto de la Susanita que no tiene quien le pare los pies. Siempre en Andalucía los candidatos del pp al poder autonómico nunca han demostrado demasiado interés, le gustaban más saltar a la capital de España utilizando de trampolín la candidatura y nos han dejado siempre tirados. Ahora que ya no me preocupo más. Vox días.

    ResponderEliminar
  3. Marisa Paz González

    O las bases sanean el PP a lo "noche de los cuchillos largos" o ya pueden ser los siguientes tras la UCD.

    ResponderEliminar
  4. Parsi

    El PP no quiere gobernar Andalucía, no sé por qué, pero no quiere. Estaría bien que nos lo contaran.

    ResponderEliminar
  5. Santiago Nuevo

    el señorito Arenas y el pretendido por fallido dedazo de Cispedal..

    ResponderEliminar
  6. Angel Lopez de Haro

    NI ELLOS SABEN LO QUE QUIEREN

    ResponderEliminar