lunes, 3 de febrero de 2014

O el Partido Popular y la "nada"

 
La Convención Nacional que el Partido Popular ha celebrado este fin de semana en Valladolid está resultando como era de prever. Con una ausencia prácticamente absoluta de exposición y debate de ideas, la reunión ha servido más para aglutinar a los participantes en torno a la dirigencia del partido que a propiciar una profunda reflexión en torno al ideario que los populares han dejado de defender, con la pérdida de apoyo social que reflejan todas las encuestas como principal consecuencia. Durante su transcurso han prevalecido las ausencias de Aznar y de personajes muy destacados del partido que se han escindido en el proyecto Vox a los que el intento de ningunearlos por parte de la dirección del PP, no han hecho más que hacerles una campaña de publicidad gratuita.
Cospedal resumió en una sola frase las aspiraciones actuales de su partido y el mensaje que quiere hacer llegar a la sociedad con esta conferencia nacional celebrada en Valladolid. “Es El PP o la nada”, dijo la secretaria general para desdeñar a otras formaciones políticas, sin percatarse de que la frase tiene un segundo sentido que sí refleja perfectamente al PP actual:este PP es la nada; pero eso sí, con una voluntad de mantenerse en el poder a la que su clase dirigente ha decidido supeditar cualquier consideración de orden ideológico.
Ninguno de los oradores hicieron menciones de enjundia sobre política, (quizá un conato de Esperanza Aguirre) que es para lo que un partido organiza una conferencia nacional, y en su lugar decidieron demonizar a formaciones políticas que amenazan con captar una parte más o menos mollar, ya se verá, de las bases de votantes del PP, cuyo descontento con la gestión del gobierno de Rajoy es a día de hoy más que notorio. El se defendió hablando de que se había salvado la crisis. Pero no dió ninguna pista las bases necesarias para una recuperación. Nadie habló sobre Cataluña o el País Vasco, solo consignas para que nadie se desvie del guión preestablecido.
Lejos de servir para volver a las raíces que convirtieron al PP en el gran partido de centro derecha, capaz de arrasar a los socialistas en las elecciones con un programa muy sólido para después cumplirlo a rajatabla desde el Gobierno, la convención popular de Valladolid sólo está sirviendo para ejemplificar un cierre de filas en torno a los dirigentes actuales. Al ser casi todos los asistentes cargos públicos del partido, podría titularse esta reunión como “Unidos por la nómina”.
El discurso final de Rajoy sirvió para levantar el ánimo decaído con que habían llegado los asistentes a Valladolid, su mensaje a Rubalcaba mandándole callar, arrancó un aplauso unánime de la parroquia. Ha servido para ratificar que un político como Rajoy que carece de liderazgo político, que no se distingue por el coraje, la determinación y la voluntad de riesgo, que huye de los grandes momentos, de los intervenciones solemnes y de los discursos mayestáticos, no aspira a la categoría de estadista, ni a pasar a la Historia, ni a inscribir su nombre con letras de oro en el libro de la posteridad. Estamos ante el retrato de la nada.

12 comentarios:

  1. Africa Banco Gonzalez

    Que enjundia...

    ResponderEliminar
  2. Jesus Lopez

    Ese comentario de "la nada" es un acto de soberbia

    ResponderEliminar
  3. Antonio Peiró Saltó

    Es el PP o la nada según Cospedal, pero a esta señora. yo le digo que el voto del miedo ya no sirve, así que ya se puede ir despidiendo de sus cargos remunerados, ya esta bien de utilizar nuestros votos, para hacer con ellos todo lo contrario para lo que les fueron dados. Ha llegado el momento de hacer un ERE masivo a poder ser sin indemnización y enviar al colectivo PP-PSOE al paro. Es decir Sra. Cospedal es el PP de los acomplejados o VOX. Por cierto a Vd. en VOX no la esperamos

    ResponderEliminar
  4. Maria Reverte Pozo

    La nada...no! VOX

    ResponderEliminar
  5. Julio Perez Garcia

    Muy bonito el eslogan, pero cuando el gobierno va a dar seguridad a los ciudadanos, y detener a esos mostrenc@s de izquierdas, que atacan a policias, a los obispos, a todas las personas decentes, etc. etc. etc....no buscan soluciones por que los politicos son unos COBARDES.

    ResponderEliminar
  6. Jose Manuel Herrero Bonet

    El gran Charles de Gaulle planteó un referéndum en parecidos términos:"Moi ou le déluge" (Yo o el diluvio), lo perdió, claro que eso fue en Francia.

    ResponderEliminar
  7. Jose Villar Campuzano

    Y una gran MI::: para todos ellos, ladrones, estariamos mucho mejor sin los dos años que os habeis aprovechado del pueblo y por desgracia todo lo que queda...

    ResponderEliminar
  8. Jose Villar Campuzano

    Para la basura que sois prefiero la nada, Ladrones Hipocritas...

    ResponderEliminar
  9. Alvaro Aybar Zurita

    O la nada ,o la nada. Pues nada...

    ResponderEliminar
  10. Mariano Sereno Amaro

    El PP no ha cumplido ni una de sus promesas electorales; PPSOE, CIU, PNV,... más los Sindicatos de Clase Alta, UGT-CCOO y la Patronal, forman la CASTA de vividores y aprovechados. En España ya no hay pan para tanto chorizo.

    ResponderEliminar
  11. Rodríguez Castaño

    Tampoco es eso. Soy de la opinión que el tiempo pone las cosas en su sitio. En España está todo por hacer en materia legislativa. Nos queda mucho qué ver, y digo más, si por un casual volvemos a ser "dirigidos" (es un decir) por los que se llaman a sí mismos "progresistas" volveremos a ser lo que hemos sido siempre desde hace siglos "África". Que conste que nada tengo en contra de los africanos, pero son sociedades tribales que, en particular, no comprendo y que no me gustan como opción organizativa para las generaciones futuras inmediatas.

    ResponderEliminar
  12. Miguel Fernández

    Efectivamente. Lo único que les une es la nómina. Estos pretenden seguir viviendo como viven, pase lo que pase a los españoles y a España. Veremos si lo consiguen.

    ResponderEliminar